ESPECTÁCULOS

Sábado 6 de Junio de 2009

Enrique Pinti dio una cátedra de humor inteligente

El comediante presentó su "Serenata argentina" anoche en el Teatro Oriente.

PEDRO LABRA HERRERA

Es un privilegio tener aquí por segunda vez a Enrique Pinti en vivo, haciendo ahora dos funciones en Santiago (hoy es la última, mañana estará en Puerto Varas) del mismo recital humorístico, "Serenata argentina", que presentó en 2004 solo una vez. Una oportunidad inestimable para maravillarse con este maestro indiscutido del humor inteligente y un prodigioso monstruo del escenario, increíble además por hacer a los 70 años lo que hace, derrochando la energía arrolladora que despliega desde hace décadas.

El show tiene a Pinti solo en el escenario frente a un micrófono, pero eso basta para que se eche al público al bolsillo. Habla durante 95 minutos sin parar y ni siquiera darse tiempo para tomar agua, con una celeridad vertiginosa que exige a la platea un sostenido estado de alerta y gran rapidez mental.

Lo más notable es que la metralleta oral de Pinti lo convierte en un desopilante francotirador del humor más feroz y la sátira más virulenta. En su discurso las emprende contra la estupidez y la hipocresía nuestra de cada día, sobre todo contra el abuso de poder, la corrupción y la inmoralidad de la clase política. Pone en su mira, entre muchas otras cosas, la esclavitud del celular, la xenofobia y los gobernantes que fustiga con nombre y apellido.

Lo puede hacer, porque habla desde la honestidad de un observador lúcido y profundamente crítico que denuncia a través del humor y la exageración mordaz lo que está mal, y que, reconociendo sus propias falencias, es capaz también de reírse de sí mismo. Aunque cultiva el sarcasmo político, en realidad Pinti nos habla del hombre común. Por eso su asombrosa verborrea, en la cual caben desbordes delirantes y referencias cultas e históricas, adquiere a ratos el carácter de una arenga humanista. Su discurso abunda además en fuertes garabatos, porque así expresa su exasperación escandalizada ante el estado de cosas.

Polémicos fragmentos de su show

"Yo no hablo mal de mi país, hablo mal de los gobernantes. Los Kirchner están constantemente con los pelos de punta. Tengo miedo que se me aparezcan en la habitación, una noche de estas. Él vestido de Luis XIV, que debe ser el rey que más le gusta por lo absolutista , ella con su cartera Vuitton, divina".

"El Presidente de Venezuela está loco y más encima canta. Un tirano patético que canta como el orto. Me hace recordar a Nerón".

"Yo tengo la mejor onda con Cecilia Bolocco. La última vez que la vi fue en el año 99 en Buenos Aires, yo la iba invitar a ver mi espectáculo. Y ella me dice 'Hoy no puedo porque tengo que ir a la casa de gobierno a hacer un reportaje'. No la vi más. Ahora está con un chico menor que ella, hace bien. Muy bien".


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir

Foto:SEBASTIÁN ULLOA
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales