CULTURA Y ESPECTÁCULOS

Martes 5 de Febrero de 2002

Música:
Los tres proyectos que aspiran a ser el relevo local de Myriam Hernández

Supernova, Johanna Arezzio y Millaray buscarán este año ganar parte del espacio que la baladista chilena ha dejado entre el público joven.
GABRIELA BADE

La suma de voz y figura ayudan pero no son todo. Para dar con un buen artista se necesita, además. carisma y actitud. La fórmula, por evidente que parezca, es un dolor de cabeza para la industria discográfica local por estos días. ¿Por qué? Sus ejecutivos no logran dar con una mujer que dé buenos resultados en los estudios de grabación y en la cuenta corriente.

"Existe el mito de que las mujeres no venden, y lo sé porque me lo han dicho en todos los sellos", dice Cristián Heyne, uno de los productores detrás de Supernova - conformado sólo por chicas- y Stereo 3 - un trío sólo de chicos- . Heyne agrega: "Pero eso es sólo un mito, porque Stereo 3 todavía no logra vender tantas copias como el primer disco de Supernova".

Salvo pocos datos, como las ventas de Nicole con su segundo álbum, "Esperando nada" (más de 80.000 copias), la sensación en el mercado es que no hay una figura que pueda ocupar el espacio de Myriam Hernández.

"Lo que pasó con ella no ha vuelto a pasar", continúa Heyne, refiriéndose al éxito de Hernández con sus primeros discos. ¿Por qué? Al menos una explicación, que apunta básicamente al gran público consumidor de música, los jóvenes: "Lo que ahora se busca es una artista que pueda batirse en un contexto donde están Britney Spears, Christina Aguilera y Shakira".

Hay otro dato: tener una cierta condición natural, que no se hace, sólo se tiene. "Hay un denominador común entre Juan Gabriel, Raphael y Jorge González; creo que en Chile no se da en nadie más, salvo Beto Cuevas".

Leo García, productor del sello Sony Music, coincide en el diagnóstico: "No hay mujeres nuevas". Acto seguido agrega que desde hace más de un año está buscando. Por ahora, tiene dos proyectos en carpeta. El primero es con Monserrat, una chica de 17 años de Viña del Mar, y el segundo con Elisa Arteche, de 15.

"Hay talentos en Chile pero falta tomarlos en serio", dice García y añade que se ha perdido una condición necesaria para un trabajo como el suyo: "Uno no es un esperatalento, uno es un buscatalento". Según él, los mejores valores de Chile en la canción han sido de provincia: "Deberíamos escarbar allí".

Buscando propuestas

Respecto a Monserrat y Elisa, García dice que todavía están trabajando y que no pretende apurar el proceso. Por sus manos pasó también Johanna Arezzio quien debutará en las filas del sello Universal en marzo. Gaspar Domínguez, jefe de promoción de esa disquera, no contiene su entusiasmo. Dice que ella será la gran figura de 2002.

¿Cuánto buscó Universal a alguien como Arezzio? "No estamos buscando mujeres con condiciones específicas. Sólo nos llegó este disco, que estaba producido por Pablo Castro (ex La Sociedad) y lo escuchamos. Nos pareció fresco y muy radial", dice Domínguez.

En Warner, no admiten una búsqueda de mujeres. Pero sí llevan adelante un trabajo con dos figuras emergentes. La primera, Daniela Aleui, ya debutó el año pasado con producción de Daniel Guerrero. La segunda es Millaray, la hija de Gervasio y Mónica Aguirre.

Javier Silvera, encargado del catálogo local de Warner, advierte que con Millaray todavía están buscando el repertorio. Trascendió que hubo una petición de canciones al dúo Stambuk-Heyne.

En general, hay coincidencia de que entre las mujeres que actualmente están en vigencia no hay una propuesta novedosa. La mayoría son las mismas que vienen tocando desde hace 15 años (algunas más y otras menos) y salvo Hernández, entre ellas, no hay una gran "estrella". La vacante sigue vacía.

Nombre
¿con futuro?

En las escuelas de canto de Santiago la idea de carencia de figuras musicales no existe. Hay más bien una confianza en los talentos que ahí llegan. Es que por las aulas de las academias profesionales han pasado nombres como Nicole, Quique Neira de Gondwana o Denisse Malebrán de Saiko. La sensación es que la industria no sabe cazar los talentos.

Ana María Meza, directora de Canto de la Escuela Projazz, hace una apuesta: Loreto Canales. "Ella canta un acid jazz medio funky, y podría ser algo así como una Christina Aguilera o una Shakira". La promesa no tiene más de 21 años y está en segundo año. Pero es un ejemplo de un potencial que no se encuentra porque quizá ni siquiera se busca.

El plan de ataque

Un demo en un sello en Chile es lo mismo que un currículum en la recepción de una empresa. Nada casi. Y, si ese es el plan A de un artista, más vale cambiar de rumbo. Opción B: descubrimiento en vivo. Lo cierto es que las disqueras no tienen un circuito definido para asistir a recitales.

Ejecutivos coinciden en que la cosa es más bien informal: ir a La Batuta, por ejemplo, y encontrarse con una sorpresa. Pasó con Los Bunkers, que no impresionaron por su demo a los dueños de Big Sur, pero que en vivo confirmaron las sospechas de que son los más probables sucesores de Los Tres.

Plan C, el más socorrido: el dato. Aquí vale la recomendación de quienes son considerados por los sellos como "entendidos". Entran en esta categoría productores, músicos y periodistas. Si el dato despierta interés, las compañías - las grandes al menos- financian maquetas. La duración es relativa. Puede ser de un mes, o de un año, entre el consejo y la firma. Ocurrió con Mamma Soul: desde que EMI supo de ellas hasta que las fichó pasó cerca de año y medio.

La falta de recursos es esgrimidos por los sellos para justificar su actitud contemplativa en, lo que se supone, es una de las áreas fundamentales en el desarrollo de la industria musical. "No es nuestra meta descubrir talentos", comenta una fuente al interior de la industria disquera local. Ya se sabe, tres las opciones, tres son los caminos. Queda claro a quiénes hay que convencer.




Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
MNAdemás de haber bajado su ritmo, Myriam Hernández está incursionando en otras áreas, como la TV.
MNAdemás de haber bajado su ritmo, Myriam Hernández está incursionando en otras áreas, como la TV.
Foto:El Mercurio


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales