DEPORTES

Martes 22 de Octubre de 2013

El DT de la Roja negó haber presionado para que despidieran a su antecesor:
A Borghi lo sacaron los resultados, no lo saqué yo

Sampaoli desenreda todos los nudos que marcaron su aterrizaje en Pinto Durán luego del abortado proceso que lideró Claudio Borghi. Asimismo, reconoce que intenta relacionarse lo menos posible con los técnicos de los equipos.  
Sergio Gilbert J. Jorge Sampaoli acepta volver por un momento la mirada atrás y hablar de su llegada a la selección nacional luego del despido de Claudio Borghi. Asegura que no hubo nada turbio o algo de lo que pueda arrepentirse.Y también se refiere a las declaraciones del ex seleccionador, quien hace algunos meses en "El Mercurio" dijo que Sampaoli -junto a los directivos José Yuraszeck y Jorge Segovia- había sido uno de los que presionaron su abrupta salida de la Roja.

-¿Cuándo empezó a conversar con la dirigencia de la ANFP de su posible llegada como entrenador de la selección nacional?

"Una vez terminado el proceso anterior".

-Pero hubo indicios de que fue antes. Usted, por ejemplo, se reunió con Sergio Jadue, el presidente de la ANFP, en el Club Palestino cuando Borghi era el DT nacional. Y también con el dirigente Sabino Aguad pocas semanas antes de su despido...

"Sí, estuve con ellos en ambas ocasiones y escuché lo que se decía de esos encuentros. Pero no correspondían a la realidad. Fueron especulaciones".

-Es que cuesta creer que cuando se juntó con ellos nunca hablaron sobre la posibilidad de que usted asumiera en la selección...

"No, no, nunca hablamos de eso. Con Sergio (Jadue), en aquel encuentro en el Club Palestino, todo fue totalmente casual, porque yo llegué ahí, y él estaba. En ese momento ni me imaginaba que habría un cambio de conducción técnica de la selección. Y a Jadue tampoco se le pasaba eso por la mente".

-¿Y la conversación con Aguad cuando ya se hablaba del eventual despido de Borghi?

"Sí, es efectivo que también hablé un día con Sabino Aguad. Pero porque él está vinculado al fútbol y hablamos de otras cosas. Él había salido de Universidad de Chile, donde habíamos trabajado juntos, y me preguntó si podía hacer algunas charlas. No hablamos de la selección ni de la posibilidad de reemplazar a Borghi".

Un error conceptual

-Borghi dijo que usted había sido su "sombra" durante su gestión en el equipo nacional. Que se estaba candidateando para ser DT del equipo, que eso no correspondía y que finalmente usted presionó por su salida.

"Yo creo que eso fue un error conceptual por parte de Borghi..."

-¿Qué error conceptual?

"El cambio de procesos en el fútbol siempre se genera por un tema de resultados. Ningún entrenador es capaz de sacar a otro. Un entrenador, lo que hace, es suceder a otro. A Borghi lo sacaron los resultados, no lo saqué yo".

-Pero es un hecho que ustedes no tenían "feeling". Si había alguna relación, era al menos complicada. Hubo problemas con algunos jugadores, como Charles Aránguiz, que Borghi no nominó para jugar con Ecuador y Argentina por estar lesionado y apareció jugando por la U ante Emelec por la Copa Sudamericana...

"Cuando estábamos en Universidad de Chile peleamos por tener nuestros jugadores como pelea cualquier entrenador. A todos nos gusta tenerlos, y ojalá el mayor tiempo posible. No era porque quisiéramos complicar la tarea del seleccionador de ese momento. Y en cuanto a tener buenos o malos contactos con Borghi, no es cierto nada de eso. Simplemente no tuve relación con él".

-¿Y no es raro no haber tenido relación en circunstancias de que usted dirigía al equipo que aportaba más jugadores a la Roja?

"Es que no creo en eso. Y ahora, siendo yo el seleccionador, me mantengo en esa postura. Yo hoy, por ejemplo, no tengo contacto con el entrenador de Universidad de Chile, Marco Antonio Figueroa; nunca he hablado con él. Y con (Martín) Lasarte, de Universidad Católica, lo he hecho una vez".

-¿Y por qué cree que no es necesario mantener esos vínculos?

"Es que cada uno está en su dinámica, y por ahí ir a hablar con entrenadores para explicarles lo que uno hace está de más. Todo está reglamentado. Solo si hay algo que aclarar, se conversará en su momento. Si cabe. Pero Claudio (Borghi) estaba en ese momento en su contexto que era clasificar a Chile al Mundial y yo estaba con mis temas en la U".

-¿Qué méritos le asigna a Borghi en la clasificación al Mundial?

"Su mérito tiene que ver con los 12 puntos que obtuvo. Esta clasificación, por puntos, termina siendo compartida con Borghi. Pero el desarrollo de lo que pasó en las eliminatorias lo tendrán que analizar los dirigentes que trabajaron con él y luego conmigo".

-Pero usted también puede analizar si lo que hizo Borghi ayudó a la clasificación de Chile...

"Cuando asumimos encontramos una selección que estaba sexta en la tabla de posiciones, pero con una cantidad de puntos que nos daba aún para aspirar a la clasificación, que felizmente se consiguió".

"No tengo contacto con el entrenador de Universidad de Chile (Marco Antonio Figueroa), nunca he hablado con él. Y con (Martín) Lasarte, de Universidad Católica, lo he hecho una vez".

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Arturo Vidal fue uno de los
Arturo Vidal fue uno de los "regalones" de Borghi y pilar del ciclo Sampaoli en la Roja.
Foto:ÁLVARO INOSTROZA/COMUNICACIONES ANFP


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales