ESPECTÁCULOS

Domingo 23 de Mayo de 2010

 
Ramón Núñez: El único público que importa es el que paga su entrada en la boletería

El actor, director, maestro y Premio Nacional de Artes de la Representación 2009 cumple 50 años de carrera convencido de que el teatro debe ser una gran fiesta y no "un ghetto pseudo intelectual".  
EDUARDO MIRANDA Muchos años después, frente a una grabadora que lo apuntaba, el actor Ramón Núñez recordó aquella mañana en que decidió estudiar teatro. Era el 7 de abril de 1960 cuando se paró frente a la comisión de ingreso y se convirtió en Segismundo, el atormentado héroe de "La vida es sueño". Los pocos minutos que duró su monólogo bastaron para que su vida se transformara: no en 100 años de soledad, pero sí en 50 dedicados incansablemente al teatro.

Premio Nacional de Artes de la Representación 2009, el actor, director y maestro de 68 años de edad recibirá el martes 25 un homenaje de parte de la Escuela de Teatro de la UC, la casa de estudios que lo formó y donde ha cosechado los mayores logros de su medio siglo de trayectoria. "Estoy sorprendido y agradecido. Estos 50 años de carrera me encuentran como siempre: trabajando", reconoce con humildad Núñez. "No me siento héroe de nada. Este homenaje lo tomo con un poco de bochorno. Me pregunto si estos reconocimientos son los pasos previos a estar de espaldas e ir empujando las petunias", bromea con una carcajada.

Tiene cerca de 70 montajes en el cuerpo y ha trabajado en títulos destacados como "El zoológico de cristal" (1966), "El burgués gentilhombre" (1975), "Su lado flaco" (1985) y "El vestidor" (1998). Durante los años 80 trabajó en televisión como director de actores en el área dramática de Canal 13 y le dio vida al recordado Don Goyo en "Sábados gigantes". Hoy está dirigiendo el montaje "Entre gallos y medianoche", que luego de su temporada durante Stgo. a Mil, en enero, continúa con una gira nacional. Mientras, sigue con su labor de maestro en las universidades Católica y de las Américas.

-¿Cuál considera usted que es el punto más alto en su carrera?

"Creo que ha sido mi pasada por el London Drama Center, entre 1969 y 1971. Me marcó mucho y encauzó mi natural energía a una creatividad que yo no sabía que podía proyectar de ese modo. Me permitió estar en contacto con el movimiento teatral más importante del mundo. Era la época de Lawrence Olivier, Peter Brook, Ian McKellen. No hay puntos negros, porque eso ha sido la base para mejorarme como ser humano. No tengo odios ni rencores ni pretendo imponer puntos de vista. Nunca he creído que el teatro sea un púlpito para estar predicando".

-Y haciendo un repaso de la escena local, ¿cuál es su evaluación?

"El único público que importa es el que paga su entrada en la boletería, y ellos están muy reticentes. El comentario más común es que el público no cree en el teatro, porque se ha transformado en un ghetto pseudo intelectual en el que sólo algunos iniciados o "iluminados" pueden tener acceso a este recinto sagrado. Eso no va conmigo. El teatro debe ser una fiesta, un convite. Hay que recuperar al público".

-En su contacto con las nuevas generaciones, ¿cuál es su visión del teatro joven?

"En Chile, la gente debería hacer teatro como en Alemania las familias se juntan a hacer música. Pero no todos deberían convertirse en profesionales para hacer teatro. Creo que actualmente la plaza está saturada de experimentos; entonces, el panorama que tenemos no siempre es el de mejor calidad. Con excepciones muy honrosas, como Teatro La Nacional ("H.P. Hans Pozo"), son jóvenes que se conforman con el salto, 'el peo' y el grito, que con encontrar una verdad arriba del escenario".

 Los proyectos que vienenRamón Núñez está dirigiendo la gira de la obra "Entre gallos y medianoche", de Carlos Cariola, y donde actúan Gaby Hernández y Solange Lackington, entre otros. Sus próximos proyectos son dirigir las obras "París 1940", de Louis Jouvet, y "Red noses", de Peter Barnes. "También quiero trabajar con Juan Radrigán, en alguna obra. Nos tenemos que poner de acuerdo", adelanta. A fin de año se pondrá bajo la dirección de Esteban Larraín, para la tercera película de su carrera: "La pasión de Michelangelo", sobre el supuesto vidente de la llamada Virgen de Peñablanca.

TributoRamón Núñez recibirá el martes 25 el homenaje de la comunidad teatral UC, con una ceremonia donde estarán sus ex alumnos y el decano de la Facultad de Artes, Ramón López, entre otros.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<b>A los 68 años</b> de edad, Ramón Núñez acumula cerca de 70 montajes teatrales en el cuerpo.<br/>
A los 68 años de edad, Ramón Núñez acumula cerca de 70 montajes teatrales en el cuerpo.

Foto:HÉCTOR YÁÑEZ


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales