INTERNACIONAL

Jueves 24 de Septiembre de 2009

Negociaciones para formar el próximo gobierno alemán:
El juego de alianzas y lealtades que complica a Angela Merkel

Su partido quiere conformar un Ejecutivo de centroderecha con los liberales, pero no está claro que alcance la mayoría.  
Jean Palou Egoaguirre Enviado especial BERLÍN.- "Los periodistas adoramos las encuestas, son nuestro pan de cada día", afirma Gerhard Appenzeller, director del diario Der Tagesspiegel, el principal de Berlín. "Todos dicen que la campaña ha sido aburrida, pero para nosotros ha sido muy interesante: los resultados van a ser muy apretados, nadie sabe qué va a pasar... y eso vende más diarios".

Appenzeller se entusiasma ante el juego de poder (y eventualmente "traiciones") que se vislumbra para después de los comicios de este domingo. "En el escenario actual, nadie puede hacer pronósticos", dice.

El punto es que, pese a que se da por descontado el triunfo de la Canciller Angela Merkel, su partido, CDU (junto a su tradicional aliado bávaro, el CSU) obtendría similar resultado que en 2005, cerca del 35%, y aún está por verse si junto a sus aliados naturales, los liberales (FDP), que rondarían el 13% de los votos, logran formar un gobierno de centroderecha.

De no ser así, la solución sería una reedición de la actual Gran Coalición entre la CDU y los socialdemócratas (SPD), que se acercan al 26%. Estos "enemigos históricos", conocidos en Alemania como "Volksparteien" o "Partidos del Pueblo", han gobernado los últimos cuatro años de modo eficiente y hasta amistoso, pero ahora -por lo menos de la boca para afuera- ni unos ni otros dicen querer un nuevo "matrimonio forzado".

El más codiciado

En este panorama, el FPD de Guido Westerwelle es el más cortejado. El partido, que retornaría al poder después de once años para replicar la alianza que durante 16 años dirigió Helmut Kohl, ya le confió públicamente a Merkel su apoyo y le cerró la puerta al SPD de Frank-Walter Steinmeier, pero analistas dudan que esto sea tan categórico.

"Con los resultados en la mano, las opiniones de los partidos suelen cambiar completamente", advierte Weronika Priesmeyer-Tkocz, experta electoral del Europäische Akademie Berlin, comentando las posibilidades de que se forme una "coalición semáforo"; esto es, de socialdemócratas (rojo), liberales (amarillo) y Los Verdes, cuyo rango de apoyo se sitúa en el 11%.

Richard Hilmer, director de la consultora Infratest Dimap GmbH, se pronuncia en el mismo sentido: "Pueden decir cualquier cosa, pero si a los liberales se les abre la posibilidad de una 'coalición semáforo', tendrán que negociarlo con el SPD", afirma. En este caso, el FDP "traicionaría" a la CDU, pero a cambio sería un partido más grande y con más ministerios.

"Desde 2005 ha cambiado mucho el panorama. Aunque nunca hemos tenido un gobierno de minoría, hoy eso podría ser posible, ya que se ha roto el modelo tradicional de un partido grande y uno chico", señala Oskar Niedermayer, politólogo de la Freie Universität Berlin, a propósito de la erosión de los "Volksparteien".

CDU, apuesta segura

En este modelo de tres partidos, Merkel tiene otra opción, aunque, según analistas, tiene menos fuerza: la llamada "coalición Jamaica", una constelación formada por la CDU (cuyo color es el negro), el FDP y Los Verdes.

La ecuación se complica mucho más si se suma el fenómeno de La Izquierda, de Oskar Lafontaine, que le ha quitado una buena base al SPD, y obtendría cerca de 10%. "La Izquierda tiene un apoyo fuerte en el Este de Alemania; ya no se trata de un 'voto protesta'", dice Niedermayer.

¿Una coalición del SPD, Los Verdes y La Izquierda? La sola insinuación de esta opción ha sido utilizada por la CDU para infundir temor y ha sido descartada por el SPD.

Pero como en todo, los expertos son escépticos. "Estoy convencido de que sería posible esa alianza. El SPD, eso sí, tendría que poner las bases para negociar", afirma Niedermayer.

De momento, ni encuestadores ni académicos ni periodistas alemanes se atreven a poner sus fichas en este juego de alianzas. Aunque a estas alturas, Merkel ya parece apuesta segura: ya sea con los liberales o con su viejo enemigo, el SPD.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir



[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales