NACIONAL

Miércoles 2 de Febrero de 2000

COMERCIO EN FRANKLIN:
Nueve Persas con Todo lo Imaginable

Una evolución positiva ha tenido el tradicional barrio Franklin, ubicado entre San Diego, Lira, Ñuble y Placer, y comprende también parte de Santa Rosa, de acuerdo a lo que admiten los mismos comerciantes del sector. Según sostienen, la cantidad de robos que afecta a las personas bajó en forma considerable.

Este barrio es eminentemente comercial, pero lo que más lo distingue es la enorme cantidad de centros comerciales del tipo "persa", nueve en total, concentrados en pocas manzanas, y en donde se puede encontrar lo imaginable y lo inimaginable. Hay mucho "cachureo", pero para los entendidos, con un poco de "ojo" uno se puede topar justo con lo que está buscando.

Pero esta seguridad con la que ahora cuenta, tan escasa en otras zonas, no ha sido espontánea. Debieron agruparse y establecer sistemas especiales de vigilancia a lo largo de las cuadras, que en días normales se ven con bastante gente, y los sábados se hacen chicas.

Algunos locatarios contrataron guardias que se pasean de civil por las calle; otros optaron por arrendar los servicios de alguna empresa de seguridad.

Carabineros calcula que la población del sector aumenta en 300% cada fin de semana.

Este barrio concentra más de 4.500 establecimientos comerciales, en particular talleres, pequeñas empresas, comercio minorista y depósitos de fábricas.

Su prosperidad y fama se relacionan con la construcción del Matadero en 1847, del cual se hizo cargo la Municipalidad de Santiago 21 años después. A este lugar llegaban los animales para ser faenados y luego las carnes eran distribuidas por el resto de la ciudad.

Comerciantes antiguos todavía recuerdan cómo los faenadores, "que ganaban mucho dinero", salían del recinto con su estilete a la cintura para ir a beber a los bares del sector. De vez en cuando se producían algunas peleas que causaban expectación en el barrio.

El matadero dejó de funcionar en 1970 y sólo lo recuerdan más de veinte carnicerías que se ubican en un recinto techado. En un sector no techado también se encuentran unas veinte posadas que, por menos de 3 mil pesos, ofrecen una gran variedad de platos con comida chilena.

Los ingresos se encuentran por Franklin y por Biobío. Cada pasillo del recinto tiene nombres como Paseo Los Orientales, Los Alamos, Los Robles o Ahumada, lo que facilita el encuentro de la carnicería o verdulería preferida.

Los comerciantes del barrio explican que se trata de un sector popular que sirve de centro de abastecimiento a la población modesta.

El restaurante más antiguo del barrio es El Manchado, fundado en 1920 y que se ubica en Chiloé 2042. Recibió su nombre por una mancha en la cara que tuvo uno de sus propietarios, Gerónimo Gaete. Desde $790 el cliente puede consumir pollo asado con papas fritas y por $2.390 un lomo mediano. Entre sus paredes han pasado políticos como Jorge Alessandri y Mario Palestro, además de "casi todas las estrellas de la televisión", cuenta su propietario.

Otro lugar con tradición es el Rey de los Tallarines, fundado en 1950 por un inmigrante italiano y que se sitúa en Franklin 967. Los cuadros que adornan sus paredes constituyen su particularidad más sobresaliente. Su dueño se queja porque el negocio no rinde los frutos de antes, por eso ahora sólo ofrece empanadas, sandwiches y cerveza.

A lo largo de Franklin, entre Santa Rosa y San Diego, se ubican en la calle una serie de puestos o anaqueles, que venden ropa de niño y adulto, bolsos y cinturones de cuero, frutas de la estación y artículos de librería, "todo nuevo y siempre más barato que en los locales", asegura uno de sus propietarios.

Entre Biobío y Placer se encuentra el Centro Comercial Las Gangas, que además tiene puertas de ingreso por San Francisco. Cuenta con 558 locales y atiende de lunes a jueves entre 9 y 19 horas, viernes y sábado hasta las 20 y el domingo hasta las 15.

En el sector antiguo, que fue inaugurado por 140 socios de la Cooperativa Víctor Manuel hace 30 años, se ubican los electrodomésticos y una disquería con música de antaño, cuyo propietario, Mario Valdés, es uno de los fundadores del recinto.

Discos de vinilo con tangos de Osvaldo Pugliese, de Massiel, de un joven Emmanuel y de cantantes de la nueva ola son algunas de las ofertas que se pueden encontrar.

En el sector nuevo se encuentran locales dedicados a la venta de muebles y ropa, de diversa calidad y precios.

Tal vez el distintivo más importante del barrio Franklin son los persas, casi todos ubicados a lo largo de calle Placer.

El persa Víctor Manuel es el más antiguo, se ubica en la calle del mismo nombre y en su interior ofrecen sus productos más de tres mil locatarios. Se puede encontrar toda clase de cachureos, antigüedades y partes de cualquier cosa.

Radios de automóviles, libros y muñecas antiguas, lámparas, discos de vinilo y compactos, perfume, ropa y partes de electrodomésticos son sólo algunos de los tantos objetos que un curioso o un "busquilla" (persona que compra antigüedades y luego las revende) puede hallar.

Otro persa es el Nuevo Placer, ubicado en el 663 de la misma calle. Se promociona con un cartel que dice "Artículos varios-cachureos-herramientas". Abre los fines de semana desde las 8.30 hasta las 20.30 horas.

En Santa Rosa con Placer se ubica el Persa Bio-Bío, con 300 locales y en los que se vende mueblería, artículos electrónicos, ropa y herramientas. Pero a diferencia de los dos anteriores, todo lo que ofrece es nuevo, de varias calidades y precios.

Por Placer, entre San Diego y San Francisco, se ubica la mayoría de los persas, los cuales funcionan sólo desde hace algunos años y albergan en muchos casos a comerciantes que antes trabajaron en la calle.

Los persas que se encuentran contiguos por la calzada sur son el Persa Bio-Bío Ltda., Persa Cooperativa de Servicios, Persa Nuevo Amanecer y Procome. Todos ofrecen artículos nuevos o usados y funcionan sólo sábados y domingos.

En Placer 980 se encuentra "Fapir, el mall del cachureo", en un recinto techado con una malla.

Por la otra calzada, en la esquina de Placer con San Diego, se sitúa el Persa Bio-Bío Ltda. que vende ropa, bolsos, mueblería, etc.

En la esquina de Placer con Arturo Prat se ubican El Mall del Mueble y el Mall Plaza del Mueble, con un gran surtido de sillas, sillones, mesas y repisas.

A este sector se puede acceder desde la zona sur de Santiago por San Diego y Santa Rosa, avenidas por las cuales circula una gran cantidad de locomoción colectiva, así como por metro.

La estación Franklin del tren subterráneo se encuentra muy cerca de calle Placer. Hay dos estacionamientos, uno en Santa Rosa 2401 y otro en Placer con San Francisco.




Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales