DEPORTES

Martes 15 de Mayo de 2012

El retorno de un histórico de las tuercas nacionales:
Ridolfi repasa su historia

El popular "Lito" de los 70 y los 80 se incorporó este año al Rally Mobil tras casi dos décadas de ausencia de los bólidos.  
M. G. C. Desde la cuna ha estado unido al deporte tuerca Juan Carlos Ridolfi. El popular "Lito" de los 70 y los 80 -argentino de nacimiento y chileno por adopción- era figura de la Fórmula 4 de entonces. Su padre, Remo, preparaba autos al otro lado de los Andes, lo que le hizo ver "fierros" desde chico, al punto de que empezó a manejar a los ocho años. Y ahora, tras casi dos décadas alejado de las pistas, se incorporó a la N3 Light del Rally Mobil, en el equipo NetMotors-Valeo-JC Ridolfi, con un Honda Civic LX.

"Debuté el 28 de marzo de 1976, con 17 años, en la Fórmula 4, en el hoy inexistente Autódromo Las Vizcachas. Me dedicaba por completo al deporte, gracias al aporte de mi viejo y de los auspiciadores, pero cuando me casé y llegaron los hijos (tiene dos, una en la universidad y otro en el colegio) me retiré", indicó "Lito", quien el 20 de junio cumplirá 54 años y desde hace tiempo se dedica a la rectificación de motores.

En la Biblioteca de la Sede Almagro Norte de la Universidad Central, Ridolfi sigue desglosando sus experiencias tuercas. "Medité bastante la decisión de volver a correr. Conozco a la gente del Rally Mobil, pues preparo y arreglo motores para algunos de sus pilotos. Cuando conversé con mi familia de este retorno, me apoyaron con todo", dice con alegría.

-¿Y cómo se sintió en el debut en Osorno?

"No muy cómodo. Fue difícil, porque no había probado el auto. Soy exigente, ya que no me olvido de que cuando mi padre me dio permiso para correr, me dijo que lo hiciera bien, con responsabilidad, y también con agrado. Todo el mundo me recibió bien y con respeto en el Rally Mobil, el máximo evento del automovilismo chileno actual y uno de los mayores de Sudamérica".

-¿Cuál es su meta?

"Sumar kilómetros, disfrutar y tomarme esta vuelta con calma. No puedo prometer el título, aunque aspiro a lograr buenos resultados y a estar arriba en la clasificación".

Ridolfi, campeón de la Fórmula 4 en 1978, 1980 y 1982, y quien en 1983 incursionó en la Formula 2 Codasur, está ilusionado.

Desde 1984 alternó en la Fórmula 3 local, y no olvida que durante una carrera que ganaba en esa categoría, el 26 de septiembre de 1987, Sergio Santander falleció en Las Vizcachas. Dicho accidente marcó un punto de inflexión en el automovilismo nacional.

"Con la muerte de Sergio empezó a decaer la actividad, pues se hizo más difícil conseguir auspiciadores. A todos nos marcó esa desgracia, más allá de que aceptamos los riesgos", rememora.

En un momento, Ridolfi también fue coequipo de Eliseo Salazar, al cual destaca por su larga trayectoria, aunque comparte ciertas críticas que se le han hecho: "Eliseo se la jugó, y le podía ir bien o mal. Pero hay que reconocerle su esfuerzo de años y la perseverancia de haber participado en tantas categorías distintas. Eso sí, comparto la idea de algunos de que los recursos que él ha recibido pudieron ser entregados a pilotos emergentes con posibilidades. Hay que ayudar a los nuevos, pero eso también depende en gran parte de las empresas".

"Lito" admite que mantiene un último sueño tuerca. "El año pasado me ofrecieron correr el Rally Dakar 2012, pero lamentablemente fue muy tarde, en octubre de 2011. Para el Dakar hay que prepararse física y psicológicamente con mucha antelación, y también trabajar durante meses con el auto. Es una carrera durísima y larga, a la que se debe llegar con rodaje y ritmo. Si se dan las condiciones, claro que me gustaría correrla. Veremos si se puede", concluye.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir

Foto:Sergio Alfonso López


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales