DEPORTES

Sábado 25 de Septiembre de 2010

Algunas claves de esquema, normas internas y trato con los dirigentes del maestro:
El legado y el estilo Riera vistos por dentro

Jamás dejó la línea de cuatro y nunca usó un solo delantero. Jugaba sin trampa ni patadas. Concentraba tres días al plantel y cortaba a los juergueros. Prohibía dirigentes en el camarín y en la cancha. Incluso fijó rentas.  
Equipo de deportes "El gran legado de Fernando Riera es cómo enfocaba la formación y la actividad con sentido profesional, de responsabilidad y dignidad. Los procedimientos para lograr objetivos. Jugar sin trampa, a ganar con buenas armas, respetar al rival, el sentido colectivo, el equipo. La defensa a brazo partido de los jugadores y entrenadores, de la actividad y del fútbol".

El párrafo es de Arturo Salah -uno de los discípulos más adelantados del "Tata"- y su corolario es simple: "Él protegía esta profesión. Era el respeto por el fútbol y la actividad. Su gran guerra fue contra las estructuras, por las mejores condiciones de trabajo".

Jorge Sullivan, ex dirigido por Riera en la UC, da cuenta de otros detalles. "Fue un innovador. En el equipo algunos eran taxistas o bancarios y él lo prohibió. Llego de Benfica y exigió que nos dedicáramos sólo al futbol. Incluso fijó las rentas. Así esto empezó a ser profesional. Antes era todo medio amateur", señala.

Sullivan e Ignacio Prieto -otros de sus ex jugadores- coinciden en otro aspecto clave: su mano dura. "No aceptaba la indisciplina. Las concentraciones eran de tres días, porque algunos se portaban pésimo. A la primera indisciplina, para fuera. A varios los largó rapidito", apunta el hoy dirigente de la UC. Y agrega que "me tocó concentrar en Pascua y en Año Nuevo. A lo más, las 12 con la familia y a los 15 minutos había que partir", añade Prieto. "Y no le gustaba que los jugadores se casaran en meses de competencia. Había que avisarle cuando uno se iba a casar".

El estilo era otra cosa. Prieto grafica. "Usaba el 4-2-4, que se transformaba en 4-3-3. Siempre con línea de cuatro atrás, nunca línea de tres, por los espacios. Jamás un solo delantero y menos un lateral-volante", dice.

Sullivan complementa. "Su estilo no estaba cerca de los roces, de los golpes. Con él nació el toque de la UC. Antes de que tomara el equipo era más de marca. A él le gustaba el fútbol bonito", aclara.

"A la pelota hay que hacerle cariño, no hay que maltratarla, decía", recuerda Prieto. "Una vez jugábamos contra Pelé y nos dijo: hay que marcarlo, pero no hay que patearlo . Las patadas no existían, sólo existía el buen fútbol", redondea Prieto.

Riera abordaba todo. "No había PF y él hacía los ejercicios", anota Sullivan. "Era un pedagogo, siempre dejaba enseñanza", apunta Salah. "Todos los miércoles nos obligaba a ir a la Escuela de Fútbol a traspasar conocimientos a los chicos", ejemplifica el DT de la UC campeona de 1984 y 1987.

¿Y los dirigentes? "No toleraba a un dirigente en la cancha ni en un camarín. Exigía cancha. La de Independencia era una mesa de billar. Se enojaba con los atletas que usaban la cancha para lanzar la bala, el disco o la jabalina", agrega Prieto.

Otro dato. "Tenía pocos jugadores extranjeros. Los justos nada más. Se preocupaba de la base formativa", advierte Prieto. Hoy todo cambió.

13:00 La hora de hoy fijada para el responso, en la Iglesia La Anunciación (P. de Valdivia 1850, Providencia), luego de lo cual la caravana enfilará rumbo al Parque del Recuerdo.

Lo dijo Riera...

"(El apodo de "Tata") Me lo puso mi compañero Luis Vidal, el "Huacho". No sé el motivo, seguramente porque yo mandaba y retaba...".

"Raúl Toro fue un genio, le pegaba muy bien a la pelota con los dos pies, era un gran cabeceador. El que a veces me hace acordar de Toro en algunas jugadas es el brasileño Romario...

"Debo haber convertido 11 o 12 goles olímpicos, pero el que más recuerdo es uno al "Pulpo" Simián, en un clásico universitario".

 Lo dijo Riera...No existen los buenos perdedores, sólo hay malos perdedores que saben disimularlo. Yo no puedo hacerlo, sencillamente no soporto las derrotas".

La frase de que los grandes equipos se hacen de atrás para adelante... La inventé yo".



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<b>Una de las críticas que se esbozan a Riera</b> es que era poco
Una de las críticas que se esbozan a Riera es que era poco "político" para tratar con los dirigentes. Sus jugadores le tenían devoción.
Foto:SANTIAGO LLANQUÍN


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales