NACIONAL

Viernes 7 de Agosto de 2009

Expresiones de dolor y rabia colectiva en audiencia de formalización:
Victimario deambuló dos horas con Panchita dentro de un bolso antes de lanzarla viva al mar

Violador está aislado en la cárcel de Valparaíso y la PDI indaga otros abusos sexuales.  
A. BARRÍA Y F. MONDACA VALPARAÍSO.- Escabrosos detalles del alevoso crimen perpetrado por el taxista Juan Saavedra Espinoza (37) contra la pequeña Francisca Silva Benavides, de sólo 5 años, se conocieron ayer durante la audiencia de formalización. El fiscal Pablo Gómez reveló que Saavedra Espinoza, tras golpear y violar a la niña, la lanzó viva al mar.

Gómez dijo que está acreditado que el sábado pasado, a las 16 horas, Saavedra llevó con engaños a la menor hasta su departamento, ubicado en calle Cabritería Oriente, en el mismo block donde estaba la víctima con su abuela.

En su dormitorio le quitó la ropa y la violó, golpeando con su puño el rostro de la niña, hasta dejarla inconsciente. Producto de la agresión, la menor sufrió dos fracturas en la mandíbula, una luxación en el cuello y una contusión cerebral causada al tratar de asfixiarla.

Consumada la violación, la puso dentro de un bolso, junto a la ropa de la niña, y deambuló dos horas hasta llegar, cerca de las 18:30 horas a los roqueríos de la playa Las Torpederas (Piedra Feliz), donde lanzó el cuerpo al mar. La ropa la abandonó en el parque Alejo Barrios.

Los vecinos sospecharon de él, ante lo cual fue interrogado por la policía. Dijo que esa tarde salió con un bolso para intentar vender una herramienta a su amigo David Pulgar, quien desmintió la versión.

El lunes entró en contradicciones. Le dijo a una vecina que no buscaran en el cerro Placeres, pero sí en Las Torpederas.

Ese mismo día, a las 17 horas, llegó hasta el estudio del abogado Mariano Salas y le confesó que había lanzado a la niña al mar y que tenía la intención de suicidarse. Incluso, le dio una carta para que se la entregara a su padre. En ella decía: "Espero que me perdone, los quiero a todos y los querré siempre". Salas explicó que "llegó muy alterado, diciendo que estaba acabado".

El abogado lo convenció que debía entregarse y así lo hizo, media hora más tarde en el Tribunal de Garantía. Allí dijo que la niña llegó a su casa y que cayó golpeándose la cabeza y que él, al creerla muerta, se asustó y la lanzó al mar.

Su versión fue desmentida también por las pericias practicadas al cadáver.

Estas comprobaron que las fracturas y otras lesiones se produjeron cuando estaba viva. También se encontró agua, en distintos niveles, en el corazón y los pulmones, lo cual señala que fue lanzada viva al mar.

La fiscalía lo formalizó por violación, homicidio y sustracción de menor, por lo cual arriesga una pena de presidio perpetuo efectivo.

En la audiencia, Salas renunció a su defensa, por lo que esta debió ser asumida por el defensor público Marcos Schmith.

El jefe de la BH, Víctor Arriagada, señaló que se indaga la participación de Saavedra en otros abusos sexuales, pero que hasta ahora no hay indicios.

El imputado había participado en un asalto a mano armada al Banco del Desarrollo, en Villa Alemana, en 2004. Fue condenado a 3 años de libertad vigilada, condena que cumplió.

Saavedra, luego de la audiencia, permanece en el módulo 107 del penal porteño, aislado y con vigilancia visual permanente.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<STRONG>CARGOS.-</STRONG> El asesino no ha colaborado con fiscal.
CARGOS.- El asesino no ha colaborado con fiscal.


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales