DEPORTES

Miércoles 4 de Enero de 2006

Ayer y hoy


Juan Aguad Kunkar

La semana pasada murió Exequiel Figueroa Reyes, quien debe estar en la lista de los diez mejores basquetbolistas chilenos de todos los tiempos. El "Negro" era conocido como el rey de la finta, del amague en velocidad. Fue un adelantado a su época. Hacía los mismos movimientos con que hoy se lucen los jugadores de la NBA. Su marcador debía tener mucha rapidez y astucia para poder detenerlo. Era conductor y un segundo DT en la cancha. Jugó en los años de mayores éxitos del básquetbol masculino chileno.

Con 19 años estaba en Lima (1943), disputando un Sudamericano. Se había iniciado en Famae. Ingresó a estudiar Construcción Civil en la U, donde se tituló y en cuyo equipo consiguió los mayores logros deportivos. Campeón de Chile repetido: en Iquique en 1943, en 1948 en Temuco, en 1949 en Santiago y en 1952 en Puerto Montt, y seleccionado nacional hasta 1953.

Estuvo en los equipos que lograron el sexto lugar en los Juegos Olímpicos de Londres (1948), el quinto en los de Helsinki (1952) y la medalla de bronce en el Mundial de 1950 en Buenos Aires, junto a otros astros como Víctor Mahana y Rufino Bernedo. También fue titular en los Sudamericanos de Guayaquil 1945, Río de Janeiro 1947, Asunción 1949 y en los Panamericanos de Buenos Aires 1951.

Muy joven asumió labores de entrenador. Dirigió a Chile en los S.A. de Cúcuta (1956) y de Santiago (1958) y formó el staff técnico (con Luis Valenzuela y Juan Arredondo) que dirigió a la selección de Chile que ocupó el tercer lugar en el Mundial jugado en Santiago en 1959. Son hitos suficientes para ser ubicado en la galería de los mejores y para que su nombre y éxitos los conozcan las actuales generaciones.

Hoy, el básquetbol chileno, a nivel de jugadores, está afortunadamente en una etapa de renovación. Hay un evidente recambio generacional. Las principales figuras recién dejaron de ser juveniles y aparecen dispuestas a ser protagonistas estelares. Universidad Católica y su decena de jóvenes que dejaron su huella en la Dimayor del año pasado son los más codiciados en el inicio de la temporada. Los pases de Erik Carrasco y Rodrigo Espinoza también provocaron conmoción, y los clubes luchan por llevarse a menores de 16 años. Es el caso de Provincial Osorno, que se quedó con Daniel Jiménez, de Antofagasta. Los nombres de Adrián Toro, de Liceo Mixto; Juan Videla, de Castro; Pablo Coro hijo, Felipe Oyarzún y Osven Ledesma, de Osorno, aún cadetes; más los de Eduardo Marechal, Jorge Vásquez, Jorge Schuler y Germán Sigmund sonarán este año.

Los directores técnicos están dispuestos a jugarse por los nuevos y el "draft chileno", la selección de donde elegirán el recambio, será la trigésima tercera versión del Campioni del Domani, que se inicia mañana en el Stadio Italiano con quintetos integrados por menores de hasta 18 años (con dos de 19). La historia dice que son pocos los seleccionados nacionales de los últimos 20 años que no han jugado este torneo.

Y su interés es tal, que varios DT de los elencos adultos de la Dimayor han decidido estar en la banca de los juveniles que competirán en este torneo, que será internacional con la presencia de Olimpia de Venado Tuerto de Argentina.

Exequiel Figueroa

fue un adelantado


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales