VIVIENDA Y DECORACIÓN

Sábado 11 de Octubre de 2003


Por favor, restaurar

Símbolo de Villa Alemana, y ubicado en pleno centro de esa ciudad, el Teatro Pompeya se encuentra en un estado que hace urgente una adecuada restauración que rescate los valores de su arquitectura original.
Texto, Andrea Wahr Rivas /Fotografías, José Miguel Pérez

Considerado un hito en la ciudad de Villa Alemana, el Teatro Pompeya nació de la iniciativa personal de Domingo Composto Celli. Fue construido en 1926 por los arquitectos Aquiles Landoff –chileno– y Renato Schiavon –italiano–, autores del Teatro Municipal de Viña del Mar, obra que proyectaron en la misma época.

El diseñador Jaime Ibarra publicó el libro "El Teatro Pompeya de Villa Alemana", para lo cual obtuvo financiamiento del Fondart el año pasado. Comenta que "el edificio es un símbolo de la ciudad, y es importante que se restaure ya que ha sufrido daños en distintos terremotos, por lo que el interior está bastante deteriorado".

Esa fue justamente la principal motivación de su trabajo. "Por muchos años fue el punto clave de Villa Alemana, hasta la llegada de la televisión, época en que la gente dejó paulatinamente de asistir al teatro", cuenta.

Su época de oro fue en los años 40 y 50. Ahí se presentaron, y hasta hoy son recordadas, la Orquesta Sinfónica de Chile y Pablo Neruda. Además, actuaron importantes compañías de teatro.

Actualmente, su función es albergar distintas ceremonias de la ciudad, eventos y exposiciones. Está arrendado a la municipalidad, aunque permanece en manos de la familia Composto.

El Teatro presenta distintas influencias estilísticas. El Art Nouveau es una de ellas, ya que Schiavon es autor también del Palacio Baburizza en Valparaíso. El Pompeya hace gala sólo de una referencia a este estilo, pero según señalan las arquitectas Myriam Waisberg y Cecilia Jiménez en un estudio sobre este edificio para la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Valparaíso, "parecería, entonces, que la intención fue reproducir en el Teatro Pompeya una versión moderada de ese movimiento, reducida en sus recursos, pero que de todos modos resultó desmesurada para la escala urbana de Villa Alemana".

Además, presenta elementos propios del neoclásico y de la arquitectura tradicional chilena.

Cabe mencionar que esa ciudad se había fundado sólo 30 años antes, por lo que el impacto urbano del teatro fue impresionante.

El edificio tiene una fachada simétrica y aunque ha perdido algunos de sus detalles decorativos como unos faroles, aún cuenta con una gárgola en su frontis. La construcción destaca en medio de un portal de arcos en el paseo Latorre, hoy peatonal. Este es un punto de encuentro para la comunidad, ya que en Villa Alemana no existe la tradicional plaza de armas que caracteriza a las urbes fundadas por los españoles.

Los peores daños, producto de los terremotos de los años 1939, 65, 71 y 85, se advierten en el interior. Además de perderse elementos ornamentales, como una gran lámpara, se cayó, como consecuencia de los sismos, el revestimiento de madera de los muros interiores, con lo que la sala, además de perder valor estético, vio mermada la excelencia de su capacidad acústica.

Afortunadamente, la estructura se encuentra en buen estado. La calidad de los materiales con que se construyó, así como los envigados de pino Oregón que se utilizaron así lo han permitido.

A juicio de Ibarra "es importante recuperarlo, ojalá como teatro y cine". Pero salvar el símbolo.


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
1- Construido en 1926, el Teatro Pompeya es un símbolo de Villa Alemana.
1- Construido en 1926, el Teatro Pompeya es un símbolo de Villa Alemana.
Foto:José Miguel Pérez


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales