ARTES Y LETRAS

Domingo 5 de Septiembre de 2004

CONJUNTO DE MÚSICA ANTIGUA 1954-2004.A 50 años de la fundación:
Un legado musical

La concepción estética que emanó de las actuaciones del Conjunto de Música Antigua fue, en lo esencial, precursora de muchos de los postulados de músicos y teóricos posteriores en Chile.

OCTAVIO HASBÚN ROJAS. Director Instituto de Música P. Universidad Católica

En el número 46 del año 1954 de la Revista Musical Chilena, entre un abigarrado cúmulo de informaciones del momento relativas a la vida musical en el país, se podía leer en la sección crónica sobre antiguas y nuevas agrupaciones: "Es ésta una iniciativa insólita por su carácter, la cual seguramente significará un aporte de rara calidad en nuestra vida musical chilena. Este grupo de aficionados, formado por Rolf Alexander, bailarín del Ballet del Instituto (se refiere al Instituto de Extensión Musical) para ejecutar música antigua en instrumentos antiguos, ha venido realizando varios ensayos y algunas audiciones". Acompañaban a Alexander en esta aventura musical, su mujer, Noelle de Mossa; el ingeniero de nacionalidad alemana Kurt Rottmann; la bailarina griega Mirka Stratigopoulou, y los connacionales Claudio Naranjo, José Gutiérrez y Juana Subercaseaux. La primera presentación oficial del novel grupo, que aún no había elegido un nombre definitivo, se realizó ese mismo año en el Instituto Chileno Alemán e incluyó un repertorio "que hasta ahora no había podido apreciarse en instrumentos de época...para luego agregar que "la agrupación estaba llamada a cumplir una labor de inestimable mérito en el desarrollo de nuestro ambiente musical" (Revista Musical Chilena, IX, 1954, Nº 47). Con el transcurso del tiempo se demostraría que esos comentarios no pudieron ser más proféticos.

Otro hito en la historia del conjunto se produce en 1958, al agregarse un quinteto vocal, liderados por la soprano Sylvia Soublette, directora de coros y compositora, quien más tarde asumiría la dirección artística del Conjunto, el cual progresivamente se profesionaliza, entre otras cosas, por su incorporación como agrupación oficial en 1960 al recientemente fundado Departamento de Música de la Universidad Católica de Chile.

Primeras giras

La agrupación, ahora con el nombre de Conjunto de Música Antigua de la Universidad Católica de Chile y una conformación definitiva de 5 cantantes y 6 instrumentistas, realiza en 1963 sus primeras giras internacionales a Perú y Estados Unidos. En este último país el evento central del viaje lo constituye la participación en el Festival de Arte "Imagen de Chile", con un concierto en el West Auditorium del Departamento de Estado el cual fue televisado por The Voice of America. Otras presentaciones se realizan en la Catedral de Washington, y en la National Gallery. En mérito de esta gira, el conjunto recibe en 1964 la Medalla de Oro "Elisabeth Sprague Coodlige", donada por la Harriet Cohen Internacional Music Award, la que se otorga al mejor conjunto de cámara del año. Igualmente, la óptima impresión dejada por el grupo le significó, ese mismo año, una importante donación en instrumentos y partituras por parte de la Fundación Rockefeller.

En 1966 el conjunto realizó su gira de conciertos más extensa y ambiciosa, la que fue planificada por su directora Sylvia Soublette, secundada por Juana Subercaseaux , quienes aquilataron que, por la experiencia y consolidación del grupo, era posible organizar una gran embajada artística de dos meses por países europeos tocando en salas y festivales de reconocido prestigio e incluyendo naciones de la órbita soviética. Integraron el conjunto en esa gira memorable las dos artistas ya mencionadas, más el concurso de Rosario Cristi, Magda Mendoza, René Ramos, Gregorio Cruz, cantantes, y los instrumentistas Mirka Stratigopoulou, Guido Minoletti, Octavio Hasbún, Luis López y Gabriela Pérez.

La cosecha de excelentes críticas y la respuesta del público no se hicieron esperar, hecho que fue también destacado por la prensa chilena. El crítico Federico Sopeña, del diario "ABC", de Madrid, escribía a propósito del concierto que el grupo ofreció en el Salón de Honor del Instituto de Cultura Hispánico con un programa de música española del siglo de oro y colonial americano: "En música, como en muchas cosas, Chile, con elegante naturalidad, sin pedantería, puede darnos en cierta línea lecciones de buen europeísmo... La Universidad Católica nos da el ejemplo con su Agrupación: el grupo de cantantes e instrumentistas forman un conjunto delicioso".

En Roma tocan en el Auditorium Gonfalone, cuyos muros están adornados con frescos que lo han convertido en uno de los más hermosos de Europa, causando admiración entre el público, acostumbrado a recibir visitas sólo de grupos folclóricos latinoamericanos. De París vuelan a Moscú donde son recibidos por Yekaterina Fursteva, ministra de Cultura de la Unión Soviética, y agasajados con un almuerzo en el Palacio de los Congresos del Kremlin. Luego tocan en las ciudades bálticas de Riga, Vilonius, Kaunas y Tallin. Al finalizar la gira por el interior del inmenso país y por gentileza de la ministra de Cultura, el grupo grabó su primer disco LP para el sello Melodya en la ciudad de Moscú.

En Grecia hay tiempo para visitar la isla de Creta, donde tocan para la población local. De regreso al continente participan en el Festival de Atenas. Al respecto, el crítico heleno Jan Gaitanos, del periódico "Le Messager" comenta: "El Conjunto de Música Antigua que nos ha llegado desde Chile, tal vez como pocos conjuntos ha respondido a la imperiosa preocupación que debiera ser la base de todo festival: usar el arte como conocimiento para entender a los hombres".

En 1967 el conjunto realiza una gira por Latinoamérica y en 1968, con algunos cambios en los integrantes realizó otra gira que culminó con la participación en las Olimpíadas Culturales organizadas por México.

Otros hitos en la prolífica historia del conjunto fue la puesta en escena el año 1974 de "El Descubrimiento de América", creado por Juana Subercaseaux, usando materiales musicales y textos literarios relativos al encuentro de las culturas del Viejo y Nuevo Continente, y en que se conjugaron los integrantes del grupo con los actores Ramón Núñez, quien asumió, además, la dirección escénica; Ramón López, escenografía e iluminación; Agustín Moya, Julio Retamal, actores y la producción de Guillermo Murúa. El recordado crítico Federico Heinlein diría después de su estreno en la Sala Matta del Museo de Bellas Artes: "...una empresa llevada a cabo con habilidad magistral y que resulta, además, entretenidísima; una señalada obra de ingenio en la que casi todas las piezas engranan admirablemente. No puede sorprender el resonante triunfo que conquistó este espectáculo lleno de magia y galanura, digna celebración de los veinte años de existencia del Conjunto de Música Antigua". Por este montaje el conjunto fue galardonado con el Premio de la Crítica año 1974. Este éxito se constituyó en aliciente para realizar una nueva y triunfal gira por las tres Américas.

Hoy en día es lícito preguntarse si en nuestro país ha existido una agrupación de cámara que haya despertado la admiración y éxito de público y crítica que obtuvo el Conjunto de Música Antigua, tanto en Chile como en el extranjero. Notables fueron las referencias en "The Washington Post"; "Le Figaro"; "LObsservatore Romano"; "Isvetzia" y otros innumerables periódicos, así como también las grabaciones para radio y televisión de cadenas como la RAI, Televisión Española, Televisión Alemana. Desde la perspectiva histórica, fue un proyecto pionero en Latinoamérica y en los hechos uno de los primeros grupos profesionales en su género, sólo antecedido por el New York Pro-Música. Su orientación artística siempre destacó por la frescura de sus interpretaciones, convirtiendo en algo vivo y actual un repertorio que por mucho tiempo se lo consideró dentro de la esfera de los archivos. En este sentido, la concepción estética que emanó de las actuaciones del Conjunto de Música Antigua fue, en lo esencial, precursora de muchos de los postulados de músicos y teóricos posteriores a la década del 80. De su performance se evidenció que la interpretación de la música antigua debía emerger de la lectura viva de la herencia cultural.

Un legado esencial

El conjunto se disolvió en 1976, pero su legado resuena en Chile gracias a un vigoroso movimiento de grupos y cultores del repertorio medieval, renacentista, barroco europeo y colonial americano y de una nutrida audiencia. Muchos de sus ex integrantes fundaron agrupaciones similares inspiradas en el ejemplo del Conjunto de Música Antigua. Su existencia fue argumento para el nacimiento de la enseñanza profesional de instrumentos antiguos, como la flauta dulce, la viola da gamba y el laúd, como también estímulo para que cantantes se interesaran por el repertorio. Para todos quienes integramos el conjunto en algún momento, esta maravillosa lección musical se constituyó en una inolvidable experiencia de vida.

Homenaje y coloquio

En el marco del VI Ciclo de Conciertos de Música Antigua de la Pontificia Universidad Católica de Chile, se rendirá un homenaje al Conjunto de Música Antigua en el concierto inaugural de dicho ciclo, el que se efectuará en la Sala Manuel José Irarrázaval, Alameda 340, el miércoles 8 de septiembre a las 19:30 horas. Igualmente habrá una conferencia y coloquio sobre los orígenes de la Música Antigua en Chile a las 10:30 en el auditórium 2 del Campus Oriente, Av. Senador Jaime Guzmán Errázuriz 3300. Ambas actividades, con entrada liberada.




Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
El conjunto nació de un grupo de aficionados a tocar música antigua en instrumentos antiguos. En los años 60 ya realizaban giras internacionales.
El conjunto nació de un grupo de aficionados a tocar música antigua en instrumentos antiguos. En los años 60 ya realizaban giras internacionales.
Foto:U. Católica


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales