ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Domingo 2 de Noviembre de 2003

ARQUITECTURA. José Ramón Ugarte Aguirrezabal y sus hijos:
Cuatro ángulos de la maqueta

Comparten la profesión, la oficina, la sangre vasca y el nombre José. Las diferencias se notan en los caminos escogidos: el padre y su hijo menor optaron por el ejercicio privado tiempo completo, el primogénito es el presidente del Colegio de Arquitectos y su hermano Juan José, el decano de la UC.

MARÍA CRISTINA SILVA M.

En la que por años fue su casa familiar, comparten una misma oficina de arquitectura José Ramón Ugarte Aguirrezabal y tres de sus hijos. Trabajar en esta casa amplia y luminosa ubicada en la calle Cristóbal Colón tiene un significado especial para José Ramón, Juan José y José Luis Ugarte Gurruchaga. En su comedor solían hablar de los grandes genios de la arquitectura, en sus habitaciones veían cómo el padre vibraba con sus propios proyectos y en distintos rincones se encontraban con libros especializados en la materia.

La arquitectura se fue literalmente "tomando" la casa, ya que primero don José Ramón puso su taller en el segundo piso y más tarde trasladó allí su oficina completa (que inicialmente estaba en la calle Compañía), con lo cual la familia tuvo que buscar otro techo.

Últimamente el clan Ugarte no pasa tanto tiempo en la casa-oficina como antes. Desde noviembre de 2002 José Ramón hijo es el presidente del Colegio de Arquitectos, al que destina gran parte de su jornada. Su hermano Juan José, el académico del grupo, es desde septiembre pasado el decano de la Escuela de Arquitectura de la UC.

El padre, de 75 años, ha reducido la duración de su jornada (aunque va a trabajar todos los días religiosamente); con lo cual José Luis, el benjamín de la familia, es el que está más firme con los proyectos de la oficina. De hecho, es el director de turno.

Los Ugarte se han especializado en vivienda, principalmente casas particulares y edificios. Entre éstos, dos de sus favoritos son el "Aranjuez", en Américo Vespucio Norte 520 (cuyo exterior asemeja la forma de una gran guitarra) y el Plaza Mayor en la calle Málaga 223.

El diseño de casas los motiva, especialmente, porque les resulta fascinante conocer de cerca a la familia que encarga un proyecto.

Este cuarteto en que todos se llaman José -"tal vez por el carpintero", dice José Ramón, hijo- es vasco por donde se lo mire. Sus antepasados paternos y maternos comparten este origen, pero a ellos les cuesta identificar cuáles de sus costumbres son propias de dicha cultura. "No sé qué es vasco, todo lo hacemos en forma natural", explica José Ramón, padre.

Lo que sí pueden reconocer como típicamente vasco son los dolores de cabeza, el apego a la tierra donde viven, la austeridad y la capacidad de trabajo.

De una sola línea

La cabeza de este clan arquitectónico, José Ramón Ugarte Aguirrezabal, de joven no tenía ningún nexo especial con la disciplina.

"Con otro mateo de mi curso, el Chico Pérez, pensamos qué vamos a estudiar si somos buenos para el dibujo y las matemáticas. ¡Arquitectura!, fue la respuesta", recuerda quien entonces era conocido como el Guatón Ugarte.

La misma constancia que demostró para los estudios escolares y los deportes la aplicó durante su etapa universitaria. En su proyecto de título, para el cual tuvo como profesor guía al urbanista Emilio Duhart, logró destacarse dentro de su curso.

Las primeras casas las hizo por encargo a parientes y amigos. De a poco se fue "corriendo la bola" y contó con una clientela importante de la colonia palestina, española y vasca.

"Una vez jugando golf, un italiano - Franco Bozzalla- me dijo: tú haces casas bien bonitas, podrías hacer edificios. Así hice el primero en Colón y después seguí con varios más", relata.

Dos lecciones que este porteño de gran sentido del humor ha intentado transmitir a sus hijos es hacer las cosas bien y la mantención de la unidad familiar.

Ugarte cuenta con orgullo que durante 30 años se dedicó junto a su mujer Ana Gurruchaga Urrestarazu a la pastoral familiar a través del Movimiento Familiar Cristiano. Al hablar de ella, cuenta: "La conocí en una función a beneficio del Hogar Español en que yo estaba a cargo del boliche donde se jugaba a los dados. A ella se le cayó un bastón, yo me agaché y la ayudé. Ahora anda con bastón porque tiene la pata mala. ¿Estará buscando novio?".

Destacados arquitectos mencionan la buena mano de este profesional, su manejo de las proporciones y su facilidad para buscar soluciones funcionales. Comentan que hace proyectos de formas simples pero bien concebidas y que trabaja a partir de las estructuras. "Es austero y busca las formas austeras", comenta un profesional.

Liderando el gremio

"En la tradición vasca el mayorazgo, en el sentido que el hermano mayor debe ser un ejemplo para los más chicos, es muy importante", cuenta José Ramón Ugarte Gurruchaga (47).

Al parecer él mismo, se ha preocupado de conservar la tradición. Su actual condición de presidente del Colegio de Arquitectos revela que se trata de un profesional destacado y comprometido.

Según él, en la universidad fue "un buen estudiante pero no un buen alumno" (tenía mucho interés pero no brillaba por sus notas) ya que se repartía entre el estudio, el pololeo y el rugby, deporte en el que llegó a ser seleccionado chileno. Pese a su apreciación, los hechos demuestran que fue un alumno de primera: obtuvo el premio al mejor de su promoción.

Desde su titulación, José Ramón ha realizado dos actividades de manera ininterrumpida: trabajar en la oficina de su padre y participar en el Colegio de Arquitectos.

Su permanente preocupación por las políticas públicas que afectan a la arquitectura nacional y su claridad sobre cómo debe ser el urbanismo en Chile, lo llevaron a ser elegido para encabezar el gremio de los arquitectos.

"Me ayudó ser hijo y hermano de arquitectos, así pesqué dos generaciones", comenta él revelando modestia. Pero lo cierto es que ha contribuido activamente a asuntos de interés gremial. Como persona natural trabajó en el tema de la Ordenanza General de Construcciones, y luego logró la asociación de varias oficinas de arquitectos en torno a materias de interés común.

Su princial desafío como presidente del Colegio es hacer oír su voz frente a las reformas legales sobre planificación territorial que próximamente llegarán al Congreso. "Ahí se definirán los principios básicos del urbanismo chileno de las próximas décadas", explica.

También espera reencantar a los arquitectos jóvenes y enfrentar el tema de los concursos arquitectónicos para que no vuelva a ocurrir lo que pasó con el Hotel Carrera, en que una "decisión entre 4 paredes" dejó sin efecto un concurso realizado dos años atrás.

Un académico vanguardista

"De tradicionalista no tiene nada. Es cosa de visitar su casa", comenta José Ramón a propósito de su hermano Juan José.

De los arquitectos Ugarte Gurruchaga, Juan José (44 años) es el que se ha sentido más atraí-do por el aspecto intelectual de la disciplina. De hecho, desde joven se interesó por la discusión de ideas y la vida académica.

Tras titularse a principios de los '80, el actual decano de la Facultad de Arquitectura de la UC formó junto a algunos contemporáneos el grupo "Contrapropuesta", el cual publicó una revista con el mismo nombre y participó en numerosos proyectos arquitectónicos.

Simultáneamente, Juan José trabajaba en la oficina de su padre y concretaba asociaciones con distintas oficinas para participar en concursos. Un ejemplo de éxito fue el primer premio de arquitectura patrimonial en la Bienal de Quito, gracias al proyecto de remodelación del mercado de Providencia (construcción de las oficinas de Sernatur) que realizaron en asociación con la oficina de Cristián Boza.

Desde que era estudiante y hacía ayudantías, Juan José jamás ha dejado la docencia.

"Me gusta el ambiente universitario, sobre todo en la universidad de hoy, que tiene la cabeza en el plano de las ideas y las manos en el de la acción", dice él.

En la Escuela de Arquitectura cuentan que durante los últimos tres años, en que Juan José fue su director, se generó un cambio positivo en la gestión. Su desafío como decano es dar un "salto a escala", comenta él.

"Es un gran impulsor de proyectos, sabe liderar equipos y sacar adelante las cosas. Los alumnos y el personal lo ven como una persona cercana, con buena llegada... Es cálido, pero como buen vasco también es tozudo", comenta la profesora Pilar García, ex compañera de Ugarte en Contrapropuesta.

Cuando evaluaba qué carrera estudiar, José Luis consideró seriamente matricularse en arte. Finalmente se inclinó por la disciplina que había cautivado a su familia.

"Compartía la pieza con mi hermano mayor y veía su tablero cada vez que me quedaba dormido", recuerda.

Pero nunca dejó de lado su inquietud por el arte.

Por esta sensibilidad, José Luis (38 años) se preocupa de conciliar la parte artística con la arquitectónica. En el caso de un edificio, esto se traduce en el esfuerzo por ir más allá del encargo formal de la inmobiliaria y combinarlo con estrictos cánones estéticos.

"Siempre he tenido ganas de desarrollar el tema de la intuición. Admiro a mi papá porque es intuitivo y asertivo, dice por ahí va la cosa y le achunta sin tanto análisis".

Después de titularse en la UC, José Luis se unió a la oficina familiar, donde fue escalando posiciones hasta convertirse en jefe de taller.

"José Luis trabaja con distintos materiales, busca soluciones tecnológicas. En el Hotel Marriot - proyecto de la oficina familiar- él inventó el trabajo con vigas de madera laminada combinadas con estructuras metálicas que está en el lobby", dice José Ramón.

Su hermano mayor también destaca su facilidad para trabajar en la escala pequeña de la arquitectura y su estilo permanentemente innovativo.

JOSÉ RAMÓN UGARTE AGUIRREZABAL

Estudió en el Liceo Alemán de Moneda. Es arquitecto de la UC. Encabeza la oficina José Ramón Ugarte y Asociados Arquitectos.

JOSÉ RAMÓN UGARTE GURRUCHAGA

Ex alumno del Colegio Verbo Divino. Arquitecto de la UC. Presidente del Colegio de Arquitectos. Trabaja en José Ramón Ugarte y Asociados Arquitectos.

JUAN JOSÉ UGARTE GURRUCHAGA

Ex alumno del Colegio Verbo Divino. Arquitecto de la UC. Decano de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Estudios Urbanos de la UC. Participa de algunos proyectos en José Ramón Ugarte y Asociados Arquitectos.

JOSÉ LUIS UGARTE GURRUCHAGA

Ex alumno del Colegio Verbo Divino. Arquitecto de la UC. Jefe de taller de José Ramón Ugarte y Asociados Arquitectos.




Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir



[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales