DEPORTES

Martes 26 de Septiembre de 2000


Jesús Goya: Bauzá lo consiguió: me voy

El presidente de Unión Española adelantó las elecciones en calle Carmen, pero no se va a presentar a la reelección cansado de que me hagan la cama.
Jesús Goya es presidente de Unión Española desde diciembre de 1996. Dice que recibió al club con mucha más deuda de la que tiene hoy - 600 millones de pesos- . Cuando llegué, se le debían tres meses y medio de sueldo a los jugadores. ¿Y me creería que todavía se le debían 140 millones a los que el 94 jugaron la Copa Libertadores?

Ahora está a punto de dejar la presidencia y el club. Estoy hastiado de las cosas atroces que veo en el fútbol, y que lo tienen como está: clubes quebrados, sueldos impagos...

Como el suyo...

Unión tiene una deuda de un millón de dólares, pero un patrimonio de 25 millones. Además, está negociada, documentada, y bien controlada.

Y empieza a desglosar sus razones. Las que tiene como culpable directo a la gente de la ANFP, y que, entre otros motivos, me hicieron pensar que lo mejor es que no siga. Adelanté las elecciones a diciembre, y en un comienzo iba a repostularme junto a mi directorio, pero ahora no me voy a tirar. Y creo que el grupo tampoco lo va a hacer.

Usted remitió al presidente de la ANFP una carta que presentaba diversos alegatos. ¿Cuáles eran?

El jugador Héctor Roco se lesionó a fines de 1998 y su contrato expiraba en diciembre de ese año. Hasta era posible que no pudiera volver a jugar. Para que se tranquilizara, le extendimos el contrato por una temporada y lo ingresamos a la ANFP el 4 de febrero de 1999. Se suponía que el día 10 (como todos los meses), ésta debe pagar las imposiciones de los futbolistas (y que luego le descuentan a los clubes de las cuotas de la televisión). Es decir, correspondía que cancelara enero. En 1999, Roco se fue cuando pasó lo que pasó (N. de la R.: el DT de Wanderers, Jorge Garcés, se querelló en contra de Goya por decir que el entrenador le había ofrecido a Roco un contrato con los verdes si tiraba para atrás cuando jugara con los porteños). Y hasta ahí llegó el tema. Pero el abogado de Roco se dio cuenta hace poco que las imposiciones no se habían pagado. Y la llamada Ley Bustos (que aparece en el Código del Trabajo) indica que, mientras esas imposiciones no se paguen, el contrato no caduca, y al jugador, entonces, se le deben los sueldos desde enero del 99 hasta agosto de este año. En total eran como 8 millones de pesos y nosotros acabamos de acordar con él en que sean tres. Cuando fuimos a la ANFP para preguntar por qué no se habían cancelado esas imposiciones, ¿sabe lo que me respondieron Pablo Hoffmann y Juan Pablo Arriagada? ¡¡Que se les olvidó!! Que como lo habíamos inscrito un día 4 y seis días después había que pagar, no lo habían incluido. ¡¡Seis días!!. Pedimos que cancelaran ellos los tres millones de pesos, porque fue su error. Y si no lo hacen, vamos a tener que quejarnos con el Tribunal de Asuntos Patrimoniales.

¿Qué pasó con los sueldos impagos de agosto de este año?

Para pagar, le pedimos a la ANFP que solicitara al banco un crédito por los 40 millones de pesos de nuestras cuotas por la televisión de octubre y noviembre. Hoffmann nos dijo que nos respondía en 48 horas. No lo hizo. Tuvimos que acudir a una financiera informal. Estos prestamistas dijeron que no tenían problemas si la ANFP firmaba la carta modelo en que Unión cedía las cuotas de televisación por escritura pública y nos cargaban los intereses a nosotros. Eso es algo que se acostumbra. Lo han hecho varios clubes, e incluso el mío en otras ocasiones, bajo mi mandato. Arriagada se negó a firmar la carta. Alegamos. ¿Y sabís lo que me respondieron? Reafirmamos todo lo señalado por nuestro abogado. ¡¡Nada más!!. Al final, el factoring lo tuve que hacer con cheques míos.

¿Cree que hay algo directamente en contra de Unión?

En un Consejo de Presidentes en 1998, yo alegué por la situación de Temuco. La ANFP le había prestado 80 millones de pesos para que superara la crisis económica. Y, en un acuerdo del Consejo, habíamos quedado en que si no los devolvía, el club iba a ser declarado inviable y desaparecía. Reconozco que alegué porque, de desaparecer Temuco, Unión se salvaba de descender (los rojos descendieron en diciembre de 1997). En pleno Consejo, pregunté. Y Pablo Hoffmann, a grito pelado, me dijo que esa plata la habían devuelto junto con dos cuotas de televisión que sumaban 22 millones de pesos. Pregunté de nuevo dónde estaban los otros 58, pero nadie me respondió.

¿Qué tiene que ver Miguel Bauzá?

Después del Consejo, Bauzá me dijo que andaba puro revolviendo el gallinero, y después, mandó decir con unos directivos de Unión que yo era persona non grata en la ANFP, que era mejor que se fueran buscando otro presidente, porque mientras Goya estuviera al mando, nos iba a negar sal y agua. Lo consiguió: me voy.

¿Cómo se explica entonces que a usted se le haya escuchado decir en el último Consejo del 10 de agosto - cuando estaba de por medio la amenaza de Unión y otros clubes de separarse de la ANFP- que ahora tiremos todos para adelante, porque estamos en el mismo carro?

Sí, pero resulta que antes le señalé a él y en frente de todos las mismas cosas que estoy diciendo. Bauzá me llamó al día siguiente para decirme que jamás había dicho todo esto, y que nos juntáramos a conversar, porque así se arreglaban las cosas. Lo llamé por lo menos 15 veces. No respondió jamás. Nos encontramos en el partido de Chile con Colombia y le dije buena tu capacidad para conversar las cosas. Me dijo que había estado ocupado. Bauzá es un tipo raro, oscuro.

¿Es suficiente motivo para irse?

Es que no es sólo eso, son varias cosas que se acumulan. No olvide que también en 1999, me dejaron transmitir algunos partidos de Unión en Primera B cuando ya no hallaban qué decirme para impedirlo. Cuando se lo pedí a Hoffmann, me dijo que tenía que consultarle a SKY si no les molestaba, pero no había nada que lo impidiera. Lo agarré a garabatos y transmití no más. Lo que más me molesta es que nos han buscado el odio una y otra vez. Y cansado que me quieran hacer la cama .

Por Rodrigo Garcés




Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Unión Española cambiará de presidente en diciembre. Jesús Goya anunció que no se presentará a la reelección porque está cansado de los entuertos directivos.
Unión Española cambiará de presidente en diciembre. Jesús Goya anunció que no se presentará a la reelección porque está cansado de los entuertos directivos.
Foto:Héctor Yáñez
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales