DEPORTES

Viernes 30 de Junio de 2006

GERD MÜLLER:
Me acuerdo de Elías, el 9 y uno que pegaba mucho

El goleador histórico habló en exclusiva con "El Mercurio y recordó el partido del Mundial del '74, cuando Alemania Federal derrotó 1-0 a Chile. Sobre el récord que le quebró Ronaldo, apuntó: "Se lo merece. Hizo dos goles en una final, yo uno".

Rodrigo Garcés H.
Berlín

Hace 32 años y dos semanas, en esta misma ciudad, en el mismo coliseo que hoy recibirá a germanos y argentinos, jugó la extinta Alemania Federal contra Chile, por la Copa del Mundo que consagraría al equipo de Helmut Schön y Franz Beckenbauer. Ganaron los anfitriones con un tanto de Paul Breitner. Pero dentro del campo había otro jugador destinado a quedar en la historia mundialera: Gerd (diminutivo de Gerhard) Müller, el mismo que hasta hace un par de días mantuvo el récord de máximo anotador de las Copa del Mundo, con 14 pases a la red.

Müller es una leyenda del fútbol alemán. Tanto así que es conocido como el "Bomber der Nation" (el torpedo nacional). Otros le recuerdan como "Kleines dickes Müller" (el pequeño y gordo Müller). Junto al Reichstag (el parlamento alemán) y a la Puerta de Brandenburgo, "Der Bomber" está presentando el "Botín de Oro", el premio que se llevará el máximo anotador del campeonato. Tiene 60 años, está entrado en canas, usa anteojos y se deja barba. Tiene la voz rasposa, lo que de inmediato trae a la memoria los problemas de alcoholismo que lo aquejaron cuando dejó el fútbol. Ya no los tiene, en todo caso.

Tras dejarse fotografiar y filmar con los botines dorado, plateado y bronceado, el oriundo de Nordlingen responde a las preguntas de la veintena de reporteros presentes en la Adidas World of Football Arena. "Mañana, Alemania ganará a Argentina en la tanda de penales", asegura con la misma sencilla frialdad con la que antaño definía ante los arqueros. "Y el goleador será Ronaldo o Klose", convierte por segunda vez. El hombre es preciso y rotundo en sus declaraciones.

Le preguntan con qué delantero se identifica en este Mundial. Se encoge de hombros y dice "no sé, es difícil. Los goleadores de ahora son grandes, yo soy pequeño. ¿Messi, el argentino? Es más rápido que yo, y él sale del área, pero yo hacía más goles". Se ríe un segundo y retorna a su seriedad sempiterna. Que si le ha gustado el Mundial, le consultan luego. "Hay partidos de calidad, pero no se ve una figura encima de otras. Ronaldo por su récord es lo que más se destaca hasta el momento. Pero no hay un súper equipo".

Cuando terminaba su paseo por la improvisada zona mixta, "El Mercurio" le pregunta si tiene unos minutos. Tiene. Es un hombre simple, le rodea menos parafernalia que a Beckenbauer o Sepp Maier. No habla inglés. Menos español. Se hace providencial un traductor. La firma que patrocina el encuentro lo otorga.

-¿Recuerda el partido contra Chile acá en Berlín, en el Mundial de 1974?

Müller levanta las cejas y mira hacia el abochornado cielo brandenburgués. "¿Usted es de Chile?".

-Sí.

"Chile llegó a ese Mundial en vez de la Unión Soviética, ¿verdad?".

-No. Llegó porque empató en el repechaje con ellos y después no se presentaron en Chile.

"Ah, correcto. Sí, recuerdo el partido, pero yo no le hice el gol a Chile, lo hizo (Paul) Breitner".

-Sí, pero usted jugó todo el partido. ¿Qué recuerda de ese equipo chileno?

"Una defensa muy dura, muy buena. No tuve muchas ocasiones de gol. Me habían dicho antes del partido que había un defensor que era muy bueno, de lo mejor de Sudamérica, Elías...".

-Figueroa. ¿Recuerda quién se lo dijo?

"El entrenador (Schön)".

-En Chile se dice que en ese partido se encontraron dos de los mejores defensas del mundo en ese momento, Figueroa y Beckenbauer.

"Sí, pero Franz iba más al ataque. Me acuerdo de Elías, pero el otro defensor central también era duro y firme, no me acuerdo cómo se llamaba...".

-Alberto Quintano.

"De los dos centrales me acuerdo. También estaba el 9 (Carlos Caszely), que era pequeño como yo. Pero había otro, uno que jugaba en mediocampo y que pegaba mucho (hace un ademán con la pierna derecha). Después hablábamos de que le pegó a todos al menos una vez".

-¿Guillermo Páez?

"No me acuerdo, lo siento. Pero Chile tenía buenos pegadores, no recuerdo defensas de Chile como esos. Tuvimos que ganar con un gol de distancia, porque no podíamos entrar. Fue un triunfo justo porque atacamos siempre, ustedes no".

-No fue su mejor partido en esa copa.

"No, pero el peor fue contra la Alemania Democrática" (derrota por 1-0).

-¿Quién cree que ganará el Mundial?

"Alemania o Brasil".

-Por último, ¿no le da pena haber perdido su récord con Ronaldo?

"No, él se lo merece, y jugó más mundiales que yo. Además hizo dos goles en una final, yo uno. Pero el mejor fue Just Fontaine, ya lo dije. Hizo trece goles en un Mundial".

Se llevan a Müller. Ahora tiene que hablar con canales de televisión. El hombre levanta la mano y se despide con un movimiento mecánico. "Chao, Chile", se ríe.

ELOGIO

"Mi entrenador me había dicho antes del partido que había un defensor que era muy bueno, de lo mejor de Sudamérica, Elías Figueroa".

GERD MÜLLER


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir



[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales