CULTURA Y ESPECTÁCULOS

Lunes 30 de Agosto de 1999

Preguntas a la Emoción

Soledad Fariña es una de las escritoras que representará a Chile en la Feria del Libro de Guadalajara. Su última edición, "La vocal de la tierra" (Cuarto Propio), contiene sus volúmenes "El primer libro", "En amarillo oscuro" y "Albricia".
El poemario "La vocal de la Tierra", de Soledad Fariña, sorprende, porque contiene imágenes del español Pedro Salinas, escritas hace más de cincuenta años y con las cuales asegura no haber tenido contacto. Al menos no lo recuerda. Pero algunos de sus versos - como "Qué paisajes que mis ojos no vieron" o la explotación de los pronombres (Yo/Tú)- hacen pensar que Fariña emula el ejercicio realizado por Salinas, quien utilizó la contracción "tuyo" para desarrollar una poética del amor, difícilmente igualable.

En "Qué alegría vivir..." ("La voz a ti debida", 1934), Salinas escribió: "me está queriendo con sus ojos.../ Y cuando ella me hable.../ de un paisaje blanco,/ recordaré/ estrellas que no vi, que ella miraba...".

La cita parece obvia, pero no lo es. La escritora - repito- no conoce la obra del español y, aún así, sus imágenes coinciden, revelando una especie de unión inconsciente provocada "por cosas que alguna vez son escuchadas, pero no las retienes. De pronto surgen en el poema, sin quererlo. Otras veces uno sabe a quién está aludiendo o eludiendo".

- ¿A quiénes elude?

"Yo no quiero copiar. Me demoré en publicar y lo hice después de los cuarenta años, porque no quería hacer lo mismo que otros. De a poco comienzas a fijarte en escrituras que admiras, pero son imperfectas y sirven como punto de partida. Personalmente, partí desde Rubén Vallejos y de José María Argüedas. Las dudas de estos autores son mis puntos de partida, eludiendo otras escrituras que yo admiraba".

- Usted elude a Neruda...

"Neruda es inevitable. Uno descarta las lecturas de amor y entra en una obra mucho más compleja, como las Residencias. Pero, en el americanismo, prefiero a la gente que se le va la vida, que se quebró, dejando un hilo que uno puede continuar".

- ¿En qué consiste esa continuación?

"En la pregunta. Aparentemente hay menos emotividad, porque es una interrogante a partir del lenguaje".

- Se puede embriagar con tanta intelección...

"La partida es emotiva. Sin ella no hay comienzo. A eso ligo la reflexión. Uno elude la herencia generacional, pero aún sigo queriendo un mundo mejor y quiero ampliar las formas de expresión. Por eso busco abrir posibilidades y, en ese sentido, me siento más continuadora de Huidobro y de la Mistral. No hay nada nuevo, pero si abro mi espíritu, a lo mejor pueda hacer algo que ayude a los que vienen para seguir adelante".

- ¿Cómo concibe la utilización de pronombres?

"Tiene que ver con el encuentro del mismo y del otro. Pero no quiero profundizar mucho en esto, porque hay autores que han desarrollado el tema maravillosamente. En "Albricia" indago sobre esto".

- ¿Qué está escribiendo ahora?

"A lo mejor he escrito haciendo un ejercicio intelectivo para contener la emotividad, la que se va a expresar en mis próximos libros. Quiero acudir a algo no visto. Inconscientemente, mi escritura está apelando mucho a la obra de los años treinta, los más prolíficos en la vanguardia. Pero nunca vamos a ser tan osados como ellos. Hay cosas que no se pueden decir de otra forma y eso implica exigir un trabajo mayor al lector. Aún así, todo autor tiene sus propias palabras y hay una búsqueda de autenticidad. Tampoco puedo eludir mis lecturas de Octavio Paz, su forma de relacionarse con las cosas, su sensualidad y sus ensayos. Pero hay muchos otros fantasmas rondando".




Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales