VIVIENDA Y DECORACIÓN

Sábado 3 de Enero de 2004

El lenguaje del papel

Por medio de cursos y de la lectura de innumerables libros, la artista Pamela Cavieres comenzó a desarrollar el origami ­arte de plegar papeles­, disciplina que además adoptó como medio para proyectar sus instalaciones.
Texto, M. Cecilia de Frutos D. / Fotografías, Viviana Morales

La rutina de plegar más de cien papeles al día es un acto placentero y relajante para la artista Pamela Cavieres. Las horas le pasan inadvertidas mientras forma módulos de papel que luego convierte en fantásticas figuras en origami.

Conoció la técnica cuando vivió en Brasil, donde fue compañera de colegio de varios descendientes de japoneses. Ellos armaban animales y otras representaciones en papel plegado, incluso hacían ellos mismos las sorpresas de sus cumpleaños. Pamela se fue familiarizando con esta forma de expresión, tanto así que la adoptó como su modo personal de hacer arte.

Ser meticuloso, perseverante y constante es requisito esencial para su práctica. Pamela asegura que en su vida diaria es tan metódica y ordenada como en su trabajo, y esto salta a la vista al visitar su taller, ubicado en una de las piezas de su casa en Ñuñoa (teléfono 274 3764). Una enorme cajonera le sirve para guardar los diversos tipos de papel que utiliza en sus obras. Muchos, porque una de sus preocupaciones es buscar constantemente nuevos diseños, texturas y transparencias, variedad que le permite crear novedosos efectos en sus esferas, cubos, cajas, estrellas y demás formas geométricas.

Le bastan sus manos para hacer los infinitos pliegues, pero reconoce que se ayuda de pequeñas herramientas para lograr un mejor resultado, como pinzas, tijeras y espátulas.

Luego de vivir por trece años en Brasil, volvió a Chile a estudiar Bellas Artes. Con el tiempo se dedicó a las instalaciones y comenzó a utilizar el origami para desarrollarlas. Hoy está abocada a producir para ella y a realizar trabajos por encargo, hasta que comience con un nuevo proyecto plástico.

También da clases a profesionales, estudiantes, dueñas de casa y niños. "Me interesa mucho conocer cuáles son las motivaciones de cada uno para querer aprender sobre el origami", cuenta Pamela, quien también imparte un curso en la universidad acerca de este arte.

La investigación sobre las distintas posibilidades que tiene el papel es un proceso fundamental para la artista. Su idea es llegar cada más lejos con el material, a pesar de ser tan efímero. "Es como ilusorio querer construir cosas con papel, y es su fragilidad lo que las hace atractivas. Es querer realizar con lo imposible", explica.

Así, Pamela encontró la manera de desarrollar su vocación artística y, por medio de la misma disciplina, adquirir una forma de vida. "El origami le da nobleza al papel, éste se transforma en algo diferente, con utilidad y valor decorativo", concluye.


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir

Foto:Viviana Morales


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales