VIDA CIENCIA TECNOLOGÍA

Viernes 10 de Febrero de 2012

Algunos revisan con frecuencia sus cuentas:
El constante temor que sienten los tuiteros por que dejen de seguirlos

Poca presencia en la red o exceso de detalles de la vida diaria son extremos que pueden aburrir a otros usuarios. Estos comportamientos se castigan virtualmente con el unfollow .  
María Belén Bravo Una vez por semana Cristina Vergara (@cristbarbier), 43 años y 3 hijas, acostumbra revisar el listado de seguidores que tiene en su cuenta de Twitter para constatar cuáles de ellos la han dejado de seguir.

"Yo sigo a quienes me siguen", argumenta.

Cristina, con 3 años como usuaria de esta red social y con 3.231 seguidores, tiene claro que los motivos para que otros usuarios le hagan unfollow (dejar de seguir) están relacionados con la forma en que se expresa a través de sus tweets . "Creo que les desagrada la ironía y la manera directa y sin filtro que tengo de decir las cosas", comenta.

Y tiene razón. Un estudio realizado en 2011 por el Instituto Superior Coreano de Ciencia y Tecnología, identificó que los motivos para dejar de seguir a alguien en Twitter están relacionados con lo que los tuiteros escriben en sus mensajes.

Temas poco interesantes, detalles mundanos de la vida cotidiana, conversaciones no relevantes para el usuario, quejarse excesivamente, diferentes intereses políticos y puntos de vista, son las razones más recurrentes.

Otro factor es la ausencia que pueda tener un usuario en su cuenta. "Uso Twitter para leer a las personas durante todo el día; si alguien tiene un mes sin escribir nada lo dejo de seguir", admite Felipe Díaz (@pipodiaz), de 24 años.

Felipe reconoce que también suele hacerle unfollow a aquellos tuiteros que recurren a seguidores automáticos ( bots ) para tener mayor presencia en la red. Los bots también pueden tuitear, en nombre del usuario y de manera automática, los temas de su interés.

"Esos usuarios que se creen influyentes porque tienen muchos followers (seguidores) y usan esos bots para no dejar de escribir. Un ejemplo es Tweetfeed que tuitea automáticamente noticias de internet. Seguir a las personas que usan esos servicios es fome", explica.

Walter Yenes, director digital de UM Chile, empresa que analiza el comportamiento de las personas en las redes sociales, comenta que es importante diferenciar las reacciones cuando el unfollow viene de un familiar o un conocido, a que sea de un extraño.

"Es distinto por los lazos que existen. En algunos casos, es como si nos estuviera dejando de seguir incluso en la vida real. Se tiende a cuestionar qué hicimos en el mundo online para que esta persona nos deje de seguir", agrega.

Uno que no se hace problema con que lo sigan o no en Twitter es José Javier Cisternas (24), quien suma 7.777 seguidores en su cuenta @MrJJCO.

"A veces es hasta satisfactorio que me den unfollow porque hay situaciones en donde te empiezan a criticar tanto que, cuando esos usuarios que están tuiteándote sin parar te dejan de seguir, es hasta relajante", dice.

Para el sociólogo juvenil, Raúl Zarzuri, la preocupación y el miedo que sienten algunos tuiteros por el unfollow "es bastante narcisista".

"Cuando tienes más de 3 mil o 4 mil seguidores no te preocupas tanto de si te siguen o no. Los que se preocupan más son los que tienen entre 500 a 1.500 seguidores. Ellos son los que están revisando si los siguen o no", concluye el experto.

En Chile existen 4,8 millones de cuentas activas de Twitter. Esta alta cifra ubicó al país en el puesto 19 de los países con más usuarios, según datos de la consultora francesa Semiocast.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir

  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales