VIDA Y SALUD

Domingo 22 de Agosto de 2004

Fanatismo extremo:
Celebrando el cumpleaños de mi ídolo

Una cosa es ser "fan", pero otra muy distinta es juntarse para festejar el onomástico de los artistas favoritos.

Amalia Torres y Vadim Vidal

Pamela Vera comenzó deseándoles feliz cumpleaños a los afiches de Robert Smith que tapizaban su pieza. Después organizó el Fan Club "Integration" con quienes, como ella, se vestían emulando a los integrantes de The Cure.

Y claro, la fecha elegida para inaugurar el grupo fue el 21 de abril, el aniversario del cantante de la banda.

Con ellos celebró en grande los 45 años de su ídolo: llenaron de globos la casa de un socio, se colocaron gorritos con una foto de Robert y le cantaron feliz cumpleaños en castellano e inglés.

"Era el nacimiento de la persona que nos inspira. Para mí, él es la razón de todo. Lo considero como un padre", afirma orgullosa.

Y aunque como toda fanática su sueño es conocerlo, le aterra la sola idea de que venga al país y ella no tenga la posibilidad de verlo o tocarlo.

"Sería la frustración más grande de mi vida. ¿Después de eso qué? No hay nada. Después de The Cure no hay nada".

Materiales

El mejor amigo de Rubén Aguilar cumplía 26 años el 16 de agosto y él no podía ir a saludarlo. No tenía excusa, sólo le dijo la verdad: "Está de cumpleaños Madonna, lo siento". Porque para un fan de la reina del pop, sus cumpleaños en la discotheque Blondie son sencillamente imperdibles.

Así es el rito: se llaman por teléfono para cantar el Happy Birthday, se juntan en el sello discográfico, compran torta y champagne, y brindan en su nombre.

"Me metí a un cyber y pesqué de casualidad 17 minutos de la gira nueva, llamé a unos amigos, arrendamos dos computadores y estuvimos horas viendo lo mismo una y otra vez. Estaba súper emocionado".

En su prehistoria de fan está su experiencia casi mística viendo el estreno de "Like a Prayer" en Sábado Taquilla. De ahí comenzó a buscar a otros admiradores por anuncios en los diarios. Y formaron el Madonna Club Chile.

Con una bandera chilena con esa leyenda viajó Claudia Bravo el pasado 2 de agosto a Miami a ver la última fecha del tramo americano del tour.

"Era la única bandera en todo el estadio. En la segunda canción, ella se acercó a una esquina del escenario y se dio el tiempo deleerla. Cuando terminó el recital llegó gente de producción y nos entrevistó para un documental", asegura entusiasmada.

Ella ingresó al fan club el 2001 luego de participar en un concurso del programa "El Sótano", donde buscaban a la mejor intérprete del tema "Music".

Antes había pasado por las otras etapas: fue una adolescente de negro con crucecitas, fue glamorosa y el 2001 se dio cuenta de que vivía la misma etapa de su ídola.

"Fui a Atlanta, era la primera vez que la veía en vivo y no pude evitar llorar. Era un show muy emotivo, me encanta Ray of Light, yo estaba en la etapa de crianza de mis hijos, igual que ella".


Queen is dead

"Stephen Morrissey ha muerto". Ésa es la peor noticia que Claudio Cubillos -más conocido como Claudio Morrissey- ha escuchado en su vida.

Corría 1991 y Claudio no se convencía de que su ídolo lo hubiera abandonado. Frente a la supuesta desgracia, Claudio decidió vivir el luto de su cantante favorito.

"Con un amigo estuve toda una noche velándolo. Lloramos y escuchamos su música. Y estuve casi cortándome las venas, hasta que después supimos que había sacado un nuevo álbum".

En ese momento le volvió el alma al cuerpo. Tanto, que logró ser el único chileno que se sacó una foto abrazado a Morrissey cuando éste visitó el país el 2000, aunque, reconoce, casi no pudo hablarle debido al nerviosismo.

Hoy Claudio ya lleva 10 años celebrándole el cumpleaños, sin que él tenga el honor de enterarse. Para dicha ocasión organiza una fiesta, contrata bandas en vivo, a veces toca él mismo, proyecta videos y decora la discoteca con muchos gladiolos rojos, la flor fetiche del solista.

Asegura que el 22 de mayo llegaron más de 1.200 personas para apagar las 45 velitas del inglés. "Mira, incluso a veces se me ha olvidado el cumpleaños de mi mamá; pero el de Morrissey, imposible".

Claudio Cubillos lleva 10 años celebrándo el cumpleaños de Morrissey. Organiza una fiesta, contrata bandas en vivo y decora la discoteca con muchos gladiolos rojos, la flor fetiche del solista.

Madonna nunca va a venir, por eso somos más fanáticos que en otros lados: porque es casi inalcanzable. Y por eso se llenan sus fiestas.

Claudia Bravo


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
"Cuando chica juraba que era Robert Smith, pero ahora estoy adquiriendo personalidad propia", dice Pamela Vera, en primer plano, seguidora incondicional del vocalista de The Cure.
Foto:Héctor Yáñez


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales