DEPORTES

Viernes 24 de Mayo de 2013

 
El nuevo núcleo del fútbol rojo

 La incorporación de David Pizarro a la selección impone expectativas, pero, en el fondo, también genera interrogantes en lo referente a cuál será su función en el andamiaje del equipo de Jorge Sampaoli.

El jugador de Fiorentina, por cierto, oferta un montón de opciones que la Roja no ha tenido a raudales en estas eliminatorias. Pero hay una fundamental: manejo de los tiempos en el núcleo donde se desarrolla el fútbol de un equipo.

Pizarro, si hay que estigmatizarlo de alguna manera, es la versión más acabada -moldeada además en el alto nivel- de lo que los argentinos dieron en llamar "doble cinco" (y que en Chile debería denominarse "doble seis", por cierto).

Esta pieza relativamente nueva en los esquemas futbolísticos -en los últimos 10 años empezó a tomar forma- surgió en la experimentación técnica ante la discutible advertencia de la desaparición del "10" clásico, el estallido de los laterales-volantes y la necesidad de cubrir mejor el ancho de la cancha.

Como hubo que reformular esquemas, apareció este híbrido que podía adecuar sociedades con el resto de los mediocampistas y, a la vez, disponer de libertad como para romper esquemas defensivos mediante sorpresivos desplazamientos.

El tema es que si bien la figura del "doble cinco" se consolidó, no hubo extinción del "10" clásico y tampoco adhesión unánime a los volantes externos.

Entonces, ¿cómo mantener a un "doble cinco" si un equipo tiene precisamente estas concepciones?

El equipo de Jorge Sampaoli presenta esta interrogante.

Es un hecho que el DT de la Roja tiene tendencia a posicionar a un "10" clásico -Fernández y Valdivia han sido sus obsesiones denunciadas- y que la presencia de un volante de contención -Carmona y Díaz han sido designados en esa posición- también es parte de su apuesta. Por lo tanto, a partir de estos principios es que hay que empezar a buscarle ubicación a Pizarro.

Si se suma que es evidente que también Vidal estará en el tramado como otro volante mixto y que Sampaoli prefiere iniciar los ataques por el centro, no es descabellado afirmar que en los próximos partidos de la Roja veremos una especie de rombo en el mediocampo (un contención, dos volantes mixtos y un enganche) donde no habrá presencia tan marcada de mediocampistas externos (a diferencia de lo que proponía Bielsa).

Será el nuevo núcleo del fútbol que tendrá la Roja. El que liderará Pizarro.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
SERGIO GILBERT J.
SERGIO GILBERT J.
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales