DEPORTES

Sábado 29 de Agosto de 2015

El delantero jugó en el Real Málaga de los años 20
Atanasio, la increíble carrera del primer chileno que jugó en España

De boca en boca, su historia la conocen unos pocos. Básicamente su familia, oriunda de Paine y Viluco. "Mi papá fue el primer futbolista que se fue con contrato a Europa", dice hoy Arturo Pardo, padre de Carla, esposa del meta del Barcelona y capitán de la Roja, Claudio Bravo. Jugó con David Arellano en Magallanes, y desde Unión Deportiva Española partió en barco a la Costa del Sol. Allá jugó en Málaga y estudió Obstetricia. Volvió a Chile el 41 y dos años más tarde fue el DT campeón de la U. Española. Luego fue el partero del pueblo y jugó en Tricolor de Paine. Un personaje.  
Antonio Valencia Julio de 2015 y Arturo Pardo, 56 años, escribe a la cuenta de Twitter del Málaga.

Uno, dos, siete mensajes:

@MalagaCF soy un seguidor del Málaga

@MalagaCF si alguien del club o cercano a Málaga tiene algo de conocimiento de mi Padre, por favor envíemelo

@MalagaCF el nombre de mi Padre Atanasio Pardo Vega, siempre me habló mucho del club Málaga

@MalagaCF me gustaría la posibilidad, si en la historia de este club alguien sabe algo

@MalagaCF jugó muchos años en el Málaga

@MalagaCF se regresa de España el año 41 para la Revolución Española

@MalagaCF dentro de la historia de este club está mi Padre primer jugador chileno contratado en Europa.

Uno, dos, siete mensajes. Nunca hubo respuesta. "No tenemos más datos del paso de mi padre en Real Málaga que lo que él nos contó: el fue el primer chileno en irse con contrato a jugar a España. Ni recortes de diarios nos quedan, salvo algunas cosas de la revista Estadio: él fue el técnico campeón de la Unión Española en 1943, la primera estrella del club", cuenta Arturo Pardo.

"Mi papá era wing izquierdo, rapidísimo, corría los cien metros en diez segundos y tenía un disparo potente. Él jugaba con mi tío Pepe, José Pardo, que era wing derecho, en la Unión Española de esos tiempos", relatan Arturo, Nany y Amalia Pardo, ex jugadora de Unión Española. "Somos nueve hermanos del segundo matrimonio de mi papá Atanasio", dice Nany, tía de Carla Pardo, esposa de Claudio Bravo y nieta de Atanasio.

"Mi sueño es ir a Málaga a preguntar por mi padre. Al menos tengo la camiseta del Málaga", comenta Arturo Pardo, suegro del capitán de la Roja.

- ¿Cómo la obtuvo?

"Andábamos de viaje en Barcelona y le dije a Claudio (Bravo) que me consiguiera una camiseta del Málaga. Esa semana jugaban el Barcelona y el Málaga, donde estaban Pellegrini y 'Colocho' Iturra. Fue el partido en que Pellegrini no pudo dirigir por la muerte de su padre, y entonces mi yerno se consigue la de Iturra".

Atanasio Pardo nació en Santiago el 6 de abril de 1900 y murió el 30 de julio de 1994. Hijo de inmigrantes españoles que llegaron a Valparaíso primero, y que luego se afincaron en la zona de Paine. "Yo sé que jugó en Magallanes y después en la Unión Española. Se fue joven a España. Habrá tenido unos 18 a 20 años. Un amigo de Unión Española le dijo que fuera a jugar a España", relata Amalia. "Ese amigo era un futbolista español", apunta Arturo Pardo.

-¿Habrá sido Legarreta?

"Puede ser, mi papá hablaba mucho de él. La cosa es que se fue a España con contrato, debe haber sido en 1924 o 1925. Viajó en barco con un amigo. Me contó que en medio del Atlántico, ¡uf! unas olas gigantes lavaban la cubierta. Pasó susto ahí. Mi papá llegó a Real Málaga en tiempos en que el fútbol era semiprofesional allá, pero ya pagaban a los futbolistas. Le cuento otra cosa: además del Málaga, fue a probar suerte algunos meses al Saint Denis de Francia -no le fue bien y volvió a Málaga- y a un club que él le decía el Español de África".

África Fútbol Club (1925) y África Sport Club (1929) son los antepasados del Ceuta, homónima ciudad española en la orilla africana del Estrecho de Gibraltar, casi al frente de Málaga y la Costa del Sol.

"Pero como le digo. Ni recortes ni fotos tenemos del paso de mi papá por el Real Málaga", lamentan Nany y Arturo Pardo.

Pardo 1925; Atanasio 1931

"La historia del fútbol en Málaga" parece ser el más completo registro de la información del club. Y allí figura que el primer extranjero en fichar por el equipo fue el húngaro José Lakatos, en 1949. Pero también recoge los orígenes más remotos de la escuadra, incluyendo los años 20 en que, como Real Málaga, jugaba en el torneo regional de Andalucía, cuyo campeón -casi siempre el Sevilla- jugaba la Copa del Rey.

"Un año importante fue 1925, cuando el Málaga F.C. consigue el primer ascenso a categoría regional. Es en esta época cuando aparecen los primeros profesionales en el fútbol de Málaga, a través de un profesionalismo marrón encubierto: Málaga F.C (contrató) a Santizo, Corsi, Vides, Casado, Pardo y Fuentes", narra el texto en que aparecen dos fotos de un jugador de apellido "Pardo", pero sin nombre: una es de 1928, con Real Málaga, y otra de 1933, en Málaga Sport Club. Y hay otra imagen, esta vez de 1931, en que aparece un "Atanasio" alineando con el F.C. Malagueño.

El libro no da mayores referencias ni del tal "Atanasio" ni tampoco de "Pardo". En consecuencia, documentos de la época que relaten las andanzas de Atanasio Pardo por Málaga eran un misterio hasta que hoy, tras revisar una vieja revista chilena, el misterio comenzó a develarse.

El "Hombre-relámpago"

Los hermanos Pardo, José y Atanasio, eran dos de los cracks de Unión Deportiva Española de comienzos de los años 20 en Chile. Ambos integraban también la selección de fútbol de la Asociación Santiago. Pero hubo un año en que la afición no vio más a Atanasio en los fields capitalinos.

Revista Los Sports. Santiago de Chile, 18 de septiembre de 1925. El añoso semanario deportivo entregó la primera pista concreta de Atanasio Pardo. En la sección denominada "Charloteo Deportivo", aparecen siete párrafos bajo el título "El fenómeno chileno".

Dice textual:

"Cosa de ayer, ustedes recordarán la sentida desaparición de Atanasio Pardo, el hasta hoy irreemplazable wing alero izquierdo de la Asociación Santiago".

"Y según ahora se puede ver, todo el mundo erraba; el "alado" jugador, obedeciendo tal vez al irresistible y humano deseo de conocer la tierra de sus ascendientes, se había largado a España".

"Allá, Pardo chico, sin la competencia de su hermano (gemelo), ha perdido el calificativo de chico. Allá Pardo es grande, es el "hombre-relámpago". Así nos lo cuenta, con mucha gracia, un cronista en el siguiente párrafo".

"Pardo, el hombre relámpago. Pardo, el chileno, un excelente extremo izquierdo que alineó ayer en Victoria (N. de la R. Otro de los equipos malagueños de la época), el hombre de los dribblings majestuosos, el que recorre mejor la línea de todos cuantos extremos de su categoría tenemos en casa, y que por su velocidad y rapidez solo es comparable con el relámpago. Pardo es la pesadilla constante de todos los medios".

"Ayer se pusieron nuevamente de manifiesto sus cualidades del formidable equipier , pero de una manera tal que todo se volvía cambiar jugadores, hasta buscar a uno que consiguiera marcarlo. Primer Recio, luego Insunza y, por último, Casado. Constantemente se oía una voz: ¡Marca a Pardo! ¡Recio aquí! ¡Paco allá!.. ¡No lo deje! ¡Y mi pobre Recio!, loco, corría de un lado para otro, sudando, jadeando, y procuraba contrarrestar la velocidad y el dribbling del hombre- relámpago", señala un extracto de la nota que, para graficar la endemoniada figura de Atanasio Pardo, cierra diciendo: "De la única manera que se puede anular al hombre-relámpago es pegándole un tiro".

También en Los Sports, ya en 1926, se encuentran otras dos referencias de Atanasio Pardo. David Arellano -fundador y mártir de Colo Colo- recuerda sus inicios en el football : "Integré el seleccionado de la Asociación Escolar. Y figuraba en el equipo el excelente jugador Atanasio Pardo, a quien, posteriormente seguí teniendo como compañero en Magallanes", declara.

Pero hay más.

Regresa Atanasio

Los Sports, el 18 de junio de 1926 titula. "Regresa a Chile Atanasio Pardo". Y sigue. En un diario de Málaga, de 10 de mayo último, aparece un artículo que habla elogiosamente de nuestro footballista Atanasio Pardo, que vuelve después de una larga ausencia. Sin mayores comentarios -escribe el semanario santiaguino- damos a conocer el referido artículo:

"Es triste, pero es cierto. Pardo se va. El día 13, el que hasta hoy ha defendido los colores de nuestro primer club, y con ellos el pabellón deportivo de Málaga, embarcará para trasladarse a Chile, donde unos brazos amantísimos lo esperan. Nadie lo conocía. Llegó a Málaga porque el Destino así lo quiso, y llevado de su amor al deporte, solicitó y obtuvo ingreso en nuestro Club decano. Desde entonces, el futbolista ignoto adquirió fama y celebridad, y su nombre recorrió todos los ámbitos de la Perla del Mediterráneo y de toda la hermosa región andaluza. (...) "El chileno", como en un principio se le llamó, fue el "alma del Málaga", su mejor y más firme baluarte. (...) Dios guíe al gran equipier y a la familia que ha creado: se lo merece. Lo único que le pedimos al ex jugador del Málaga, es que cuando se encuentre con su patria rodeado de los suyos, ponga su pensamiento en la capital que deja y no olvide que en ella hay muchísimos aficionados que sentirán con nostalgia su abandono".

Tricolor de Paine

No cabe duda: Atanasio Pardo fue el primer chileno en jugar en España. Antes del inicio de La Liga -que data de 1928 y en que solo jugaron diez equipos- y una década antes, por cierto, de uno de los últimos hallazgos sobre chilenos gambeteando en la península: Higinio Ortúzar, nacido en Santiago y que con 5 años partió con sus padres al País Vasco: en 1935 fichó en el Barakaldo Club de Fútbol y al rato fue crack del Athletic de Bilbao entre 1939 y 1943, Valencia 1943-47, Valladolid 1947-49 y Real Sociedad 1948-49.

Al cabo, Atanasio Pardo no volvió a Chile en 1926, como lamentó la prensa española de la época. "Volvió en 1941, escapando de la guerra. Llegó con esposa y tres hijos: Paty, Carlitos y Alicia. Acá, después, se casó de nuevo y nacimos nueve hijos más. A su regreso jugó en Lautaro de Buin y Tricolor de Paine, entre otros clubes, y los sacó campeones como DT", cuentan los hermanos Pardo.

-Fue toda una celebridad don Atanasio.

"En la cancha y fuera de ella. Como en España estudió como practicante de matrón, nosotros nacimos en la casa, al igual que la gente de mi edad en Viluco y los alrededores. Mi papá -cierra orgulloso Arturo Pardo-, fue el primer chileno en jugar en España, el DT del primer título de Unión Española y, de paso, el partero de pueblo".

''Mi papá llegó al Málaga en tiempos en que el fútbol era semiprofesional, pero ya pagaban a los futbolistas. Le cuento otra cosa: además probó probó suerte en el Saint Denis de Francia y el Español de África".ARTURO PARDO, hijo de Atanasio.

''Pardo, el hombre relámpago. Pardo, el chileno, un excelente extremo izquierdo, el hombre de los dribblings majestuosos, el que recorre mejor la línea de todos cuantos extremos de su categoría tenemos".EXTRACTO DE UN PERIÓDICO MALAGUEÑO REPLICADO EN 1925 EN CHILE.

''"El chileno", como en un principio se le llamó, fue el "alma del Málaga" su mejor y más firme baluarte".CRÓNICA DE UN DIARIO ESPAÑOL DE 1926, PUBLICADO EN CHILE POR LA REVISTA LOS SPORTS.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Pardo en Revista Estadio de 1943. DT campeón con U. Española.
Pardo en Revista Estadio de 1943. DT campeón con U. Española.


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales