ESPECTÁCULOS

Domingo 11 de Abril de 2004

Autores promesas:
Éstos son los nuevos rostros del teatro

Más que formar un movimiento, a las plumas nacientes de las tablas locales les interesa la difusión de sus obras.

VERÓNICA MARINAO Y BÁRBARA MUÑOZ

Sí. Los encasillamientos en generaciones suelen ser odiosos, ambiguos y forzados. Pero aquí se trata más bien de esbozar una realidad: el teatro chileno ya no sólo vive de la pluma de Jorge Díaz, Juan Radrigán o Egon Wolf. Ni tampoco de los más "jóvenes" Marco Antonio de la Parra o Benjamín Galemiri.

¿Tendrá la nueva dramaturgia solidez para proyectarse? El tiempo lo dirá. Al menos Juan Claudio Burgos, el más "viejo" de los "nuevos", ha despertado interés en España donde se han mostrado sus trabajos.

Después de Burgos hay una lista larga: Flavia Radrigán, Lucía de la Maza, Mauricio Fuentes, Celeste Gómez, Ana María Harcha, Francisca Bernardi, Julio Pincheira, Andrea Moro y Luna del Canto, entre otros. También los más "rupturistas" Benito Escobar, Julio Pincheira, Rolando Jara y Mauricio Barría, por ejemplo. "Es un movimiento subterráneo, porque todavía no hay mucha conexión con los directores", advierte Benito Escobar, presidente de la ADN, Asociación de Dramaturgos Nacionles, entidad que se formó hace tres años sólo para "difundir la nueva dramaturgia". Ya ha habido dos avances en ese sentido: el Festival Off de Dramaturgia y la publicación de un libro con los textos de la segunda edición de este encuentro.

Hay un consenso entre ellos: los directores consagrados no se interesan demasiado en la nueva dramaturgia porque hay un desfase generacional importante. Más que en un discurso político, por ejemplo, los nuevos autores están más interesados en indagar en la forma del relato. Eso sí: la soledad es un tema que se detecta en varios de ellos.

Un factor que ha jugado en favor de las nuevas plumas es el Festival de Dramaturgia Europea. Suena raro, pero es así. Lucía de la Maza explica que esta instancia ha hecho patente las coincidencias entre el tipo de escritura francesa, por ejemplo, y la nacional. "Ha servido para decir "¿ven?, no somos tan raros"', complementa Escobar.

Y Julio Pincheira da en un clavo interesante: "El concepto de dramaturgo está cambiando. Ahora ya casi no existe el autor que escribe sólo en su casa y que espera que alguien se interese en sus obras". Lo dice porque hay muchos jóvenes escritores que hacen sus obras junto a una compañía. La mayoría son actores que están muy preocupados por la puesta en escena al momento de escribir. ¿Dos ejemplos potentes? Alejandro Moreno de la compañía El Hijo y Alexis Moreno de La María.

OCHO NOMBRES PARA RECORDAR

BENITO ESCOBAR

Licenciado en literatura de la UC. Ha escrito 17 obras, pero se han montado nueve, entre ellas "Pedazos rotos de algo", "Cámara uno", "Baile de rigor" y "La República". También hizo la adaptación de la novela "Patas de perro", obra que dirigió Alfredo Castro. Además es presidente de la ADN y el año pasado organizó el acto "La moneda arde en dramas".

ALEJANDRO MORENO

Actor de la U. de Chile. Pieza fundamental del grupo de teatro El hijo. Si bien todas las obras de la compañía de Benjamín Vicuña han sido montajes de sus textos, la dramaturgia de Moreno (que actualmente vive en España) ha ido más lejos. El Gran Circo Teatro montó "Todos saben quién fue" y el Teatro Nacional lo llamó para escribir sobre Pablo Neruda.

LUCÍA DE LA MAZA

Actriz de la UC. En 1997 su texto "Que nunca se te olvide que no es tu casa" estuvo en la Muestra de Dramaturgia Nacional, dirigida por Rodrigo Pérez. Otros trabajos suyos son "La otredad" y "Metrofilia". En cartelera está su obra "Color de hormiga" (ver crítica), que el año pasado ganó el premio del Consejo Nacional del libro y la lectura en la categoría inédita.

CRISTIÁN SOTO

Actor, egresado de la Universidad Católica. En 1999, al fallecido director Andrés Pérez le interesó tanto su texto "Nemesio, pelao, qué es lo que te ha pasao" que lo llevó a escena. En 2001, Soto escribió "Santiago High Tech", que él mismo dirigió. Una de sus obras más aplaudidas es "Liceo A73", que montó junto a alumnos de la universidad Arcis.

FRANCISCA BERNARDI Y ANAMARÍA HARCHA

Bernardi (en la foto) tiene 28 años y Harcha, 27. Trabajaron juntas en el proyecto V.A.C.A. (Violencia A Cretino Acuerdo), una investigación acerca de texto y montaje teatral, junto a Benito Escobar y al músico Alejandro Gatta. En 2002 escribieron y dirigieron "Kinder", obra con la que ganaron el Altazor a la mejor dramaturgia 2003.

ANDRÉS KALAWSKI

Estudió en la UC y tiene un postítulo en dramaturgia. En 2001 participó en la muestra de dramaturgia nacional con "Más que nada". Otras de sus obras son: "Discurso de un animal que se arrastra", "Maquinaria", "Hopefull monster". Matías Oviedo dirigirá un texto que Kalawski escribió en 2002: se llama "Chile".

CRISTIÁN FIGUEROA

Actor, egresado de la Universidad de Chile. En 2001, el director Enrique Cid estrenó su obra "San Rafael, el misterio de los atorrantes", con buenas críticas. Al año siguiente estrenó "Mortajas", dirigida por él mismo. Otros trabajos suyos son "Malacrianza" y "El Graznido". Ha sido pieza clave en el Festival Off de dramaturgia.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Cristián Figueroa.
Cristián Figueroa.
Foto:GONZALO LOPEZ


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales