ESPECTÁCULOS

Jueves 31 de Marzo de 2011

 
El viaje desde Piedra Roja a Lollapalooza

Desde 1970, en Chile ha habido numerosos eventos musicales masivos. No todos han sido exitosos, pero han dejado huellas sociales y a generaciones marcadas. Seguramente también sucederá con el encuentro de este fin de semana.  
LUIS GOYCOOLEA U. El sábado es Lollapalooza. Ayer fue Aministía y hace algunas décadas fue Piedra Roja. Los festivales de música, con varios grupos y asistencias masivas son instantes que se repiten en el escenario chileno, pero han evolucionado.

Si se busca en Google las palabras Piedra Roja, los primeros resultados son de un proyecto inmobiliario emplazado en Chicureo. Pero si se sigue con la flecha del mouse hacia abajo, uno se topa con la tesis de Wikipedia: "Piedra Roja. Luego del éxito del festival Woodstock, un evento similar se realizó en Chile, en octubre de 1970".

El acontecimiento "hippie", como fue bautizado por los medios de la época, se realizó en un terreno escarpado en la Hacienda Apoquindo, en el sector de los Dominicos. El único recuerdo que queda es la calle Piedra Roja, hoy emplazada en los que se denomina San Carlos de Apoquindo.

Para el autor del libro "Prueba de sonido. Primeras historias del rock en Chile", el periodista David Ponce, el suceso fue más bien una junta desordenada que no califica para comparar musicalmente con Woodstock ni con los mega conciertos de hoy. "Fue súper amateur, con suerte tocaron tres grupos, "Los Jaivas", "Blops" y "Lágrima Seca". Lo demás fue muy informal, con gente que se subió a los escenarios libremente. Fue más bien como un hito de la historia, pero no de la música", dice Ponce.

Antonio Díaz Oliva, autor de "Piedra Roja: el mito del Woodstock chileno", concuerda: "Fue una organización muy precaria. Hubo música el primer día, el segundo no hubo electricidad, por lo que se improvisó algunos guitarreos y luego Carabineros clausuró el evento".

Todo muy precario. El Perry Farrel (creador de Lollapalooza) de Piedra Roja fue Jorge Gómez Ainsle, estudiante del Liceo 11 de Las Condes, quien junto a sus compañeros de curso quisieron hacer un festival de música del colegio para financiar su viaje de estudios.

Según Ponce, el pionero de los grandes eventos musicales en Chile fue el Primer Festival de Música de Vanguardia, realizado el 1 de enero de 1970. "Aquí ya estamos hablando de festivales con varios grupos musicales, incluso internacionales y una organización bien hecha. Se realizó en la Quinta Vergara. Tocaron Los Jaivas, Aguaturbia y agrupaciones de Argentina", dice Ponce.

Alfredo Saint-Jean, creador del Teatro Nescafé de las Artes y productor de dicho Festival de Vanguardia (como se abrevió públicamente), recuerda nítidamente el momento.

"Fueron tres días de música, con argentinos y chilenos... Fueron al menos 12 grupos, con un lleno total de la Quinta Vergara. Y todo muy bien organizado, había hasta un programa impreso que se le entregaba al público, equipos de seguridad, credenciales, en fin, todo lo que tiene un evento hoy. Incluso a los invitados los alojamos en el Hotel O'Higgins", dice orgulloso.

"Los conciertos de antes eran más espontáneos. Alfredo Saint-Jean fue el primero en organizar bien un evento, con invitados internacionales", sostiene Sergio "Pirincho" Cárcamo, quien apoyó transmitiendo el acontecimiento.

La música no se detuvo ahí. Saint-Jean realizó varios Festivales de la Vanguardia, hasta 1973. El siguiente suceso musical ocurriría en 1978, con el apoyo del programa de UCV Televisión "Midnight Special".

"Lo organizó Lucho Morro, en la Quinta Vergara. Ahí hubo muchos músicos, desde los argentinos Nito Mestre, Pedro Aznar y grupos como Pastoral, Alas y varias bandas del rock chileno, entre ellos Congreso", agrega Cárcamo.

El siguiente salto en esta cronología musical sería en 1990, con Rock en Chile. Figuras internacionales como Eric Clapton, David Bowie y Bryan Adams abrirían las puertas del Estadio Nacional. "El Mercurio" titula "Deslumbrante show", el 30 de septiembre de ese año.

Meses después vendría el show musical de Amnistía Internacional, el 12 y 13 de octubre. Según David Ponce, las repercusiones de ese hito fueron numerosas.

"Vinieron grupos que estaban en la cima del reconocimiento mundial: Sinead O'Connor, New Kids on the Block, Peter Gabriel, Sting, etc... Y con un Nacional lleno, con más de 70 mil personas por día. Fue increíble", agrega Ponce.

Desde entonces, los eventos masivos se han repetido variando en calidad y masividad. Durante 2010, el festival Maquinaria -que este año se realizará nuevamente en el mes de octubre con una faceta más rock- dio el primer paso para que la producción de Lollapalooza Chile pudiese concertar la hazaña.

 Postales de un encuentro que causó expectación ciudadana 

BrevesLa multitud de Piedra Roja

Se calcula que hubo 2.000 personas en los dos días de concierto de Piedra Roja, según describe Antonio Díaz Oliva en el libro "Piedra Roja: el mito del Woodstock chileno".

La voz de "Gato" Alquinta

El disco "Pan Negro", incluido en el box set "La Vorágine", de 2004, contempla una improvisación de Gato Alquinta (en la foto) en el Festival de la Vanguardia de 1970, donde se dedica a insultar a la audiencia que, a su vez, comienza con euforia a unirse al espectáculo con todo el ruido posible.

Inicios de  los megaeventos

Los "Hitos Beat", en el Teatro Marconi, fueron las tocatas que involucraron a decenas de bandas de rock nacional en los años 60 y fueron precursores de los megaeventos, según explica el productor Alfredo Saint-Jean.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<p> </p>

 


Foto:LOLLAPALOOZA


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales