EL SÁBADO

Sábado 29 de Octubre de 2011

Fernando Lira
El hombre que ayudó a construir a Camiroaga

Fue uno de los artífices del éxito de Felipe Camiroaga en "Extra Jóvenes", la voz en off del mítico programa.
Por Isabel Plant Era una especie de mito del audiovisual chileno: ¿qué fue del "Pelado" Lira? Fernando Lira, la voz en off que partió con todas las otras voz en off, esa que conversaba con Kathy Salosny y Felipe Camiroaga en el estudio de Extra jóvenes, la voz sin cara más famosa de los ochenta y principios de los 90. El director del programa juvenil de, entonces, RTU, que marcó a una generación y lanzó a la fama a todos sus muchos conductores: Camiroaga y Salosny, Comparini y Conserva. El mismo que protagonizó un escándalo con drogas en 1995, el que marcó su salida de la televisión y del que no se supo más. A Fernando Lira se lo había tragado la tierra. Cuando el antiguo equipo de Extra Jóvenes se reunió en el restaurante Divertimento luego de la muerte de Camiroaga -el 2 de septiembre pasado-, los organizadores no habían logrado dar con él; alguien de producción lo ubicó, pero no pudo llegar. -Me da risa cuando dicen que desaparecí, porque hace 40 años vivo donde mismo, el que quiera puede tocar el timbre -dice Fernando Lira, sentado en la terraza de su casa en Vitacura, donde vive junto a su madre. Dos días antes, tomando un café en Providencia, dispuesto a hablar por primera vez de su paso por el Extra Jóvenes y de recordar al fallecido animador, le costaba discutir su caída.-Yo sepulté esa vida y seguí adelante -explicó.  Esta es su historia: la de un director que puso en pantalla protagónica al que se transformaría en uno de los más grandes animadores de nuestra televisión, de su desaparición y de su nueva vida. LA VOZ DEL PELADOFernando Lira Kappes (48) entró a la televisión después de haber pasado por ingeniería. Le gustaba mucho la tele, pero a principios de los ochenta el estudiar una carrera no tradicional, en un instituto, era un golpe fuerte para su familia. Igualmente lo hizo y entró al Incacea por dos años, donde se encontró con compañeros como Mauricio Correa, María Eugenia Rencoret, Verónica Saquel. Salió la oportunidad de hacer una práctica en canal 11 y él, junto a Mauricio Correa, lograron un puesto. -Entramos los dos a hacer la práctica. Y entrar a un canal en esa época era muy difícil, se usaba mucho tener contactos, pitutos. Fue muy emocionante entrar por mi propio esfuerzo. Trabajábamos en continuidad, teníamos que revisar la publicidad, ir a buscar café, ser un poco goma. El canal me terminó contratando y empecé mi carrera. Era 1982. Lira comenzó a trabajar en dirección, y a mitad de la década le tocó hacerse cargo de un programa juvenil nuevo, que en un principio dirigía Robert Wilkins, conducido por Kathy Salosny: Extra Jóvenes. Fue en una de esas grabaciones cuando nació la famosa voz en off del "Pelado" Lira. -Hacíamos el programa en directo. Y me acuerdo que la Kathy presentó un video musical, y uno como director le daba la instrucción al operador del videotape. La máquina se trancó: La Kathy se quedó congelada, qué hago. Había un micrófono y lo tomé y me puse a conversar con ella. Salió tan divertido, tan espontáneo... Me pusieron "Pelado" y pasé a ser un personaje más del programa. Tenía que dirigir las cámaras, y hablar. Tiempo después, un nuevo miembro se sumó al equipo. Era un asistente de dirección alto y buenmozo, que cada vez que entraba al casino del Canal 11 hacía que todas las mujeres se preguntaran quién era: Felipe Camiroaga. Había pasado que un día, en el programa Videotop, dirigido por Bibiano Castelló, el conductor no llegó y le pidieron a Camiroaga que se pusiera al frente de la cámara. Fue la primera vez. Después comenzó a hacer pequeños espacios en el matinal y después llegó finalmente al Extra Jóvenes. -En el programa había mucha mujer, casi todas las asistentes de producción y dirección eran mujeres. Hombres estábamos Comparini y yo. Y fue como: ¡Traigámoslo!- ¿Cuál fue la primera impresión que tuvo de Camiroaga cuando lo vio en cámara?- Lo que impresionaba era que no le tenía vergüenza a lo que hacía. Era totalmente espontáneo. Cuando hay una cámara uno trata de actuar. Para él era como si no había cámara. Tenía chispa. Pinta. En esa época no trabajábamos con libreto, sólo con una guía. Y Felipe tenía que poner de su cosecha, y salía excelente. Esa impresión me dio: aquí hay un monstruo. Y así fue. Camiroaga era la cabeza de un grupo muy cohesionado. -En el programa -recuerda Marcelo Comparini- cada persona tenía claro lo que tenía que hacer. El Pelado tenía la puesta en escena, la cámara portátil, que se acercaba a las caras. En el contenido estaba la Carmen Luz Parot, súper creativa, yo de editor, y la producción de Soledad Silva, que era increíble. Felipe tenía sus ideas, su empuje. El Pelado le servía, era obediente. Felipe necesitaba mucha libertad para un programa en vivo, los que mandaban eran los animadores. - Felipe trabajaba ene -cuenta Carmen Luz Parot- Se lo leía todo para estar informado, exigía a todo el mundo. Era un líder nato. Comparini era el editor, pero en el fondo de tu corazón, cuando dabas una idea en pauta, si le gustaba a Felipe, decías "¡Bien!". Para Fernando Lira era igual: se encontró dirigiendo a un equipo en donde todos tenían talento y que después se convertirían en los grandes nombres de la televisión. Su trabajo como director era seguir las potencialidades de cada uno. -Fue como cuando vas a cocinar algo y tienes los mejores ingredientes: te queda todo más rico. El resultado del programa fue espectacular, porque ellos eran buenos. - ¿Se podía intuir que Camiroaga se convertiría en el animador que después fue?- Éramos todos jóvenes. Piensa que yo era el más viejo y tenía, no sé, 30 o 32 años. Felipe nunca pensó que iba a ser animador. No creo que visionó a futuro, nunca hablamos de eso. Cuando la Kathy se fue al 7, le decíamos: "Pucha Felipe, ahora te van a llamar a ti". Decía "Noo, no pasa nada, cómo se te ocurre". Pasó un año después de que se fue la Kathy y lo llamaron. El 11 era como una hormiga y canal 7 un elefante. Todos nosotros mirábamos al 7 y al 13 como monstruos. Y daba miedo, él tenía miedo del cambio, de cómo le iba a ir. Partió Salosny, partió luego Camiroaga. -"Fue difícil, como cuando en fútbol tienes un crack, y se lo llevan"-, recuerda Lira. Pero fueron reemplazados con éxito por Claudia Conserva y Marcelo Comparini. Fernando Lira siguió trabajando en el canal hasta 1995, cuando un escándalo de drogas estalló, con él como protagonista. Y de ahí, se esfumó. LA OTRA VIDAFernando Lira dice que dejó la televisión por el cambio de dueños del canal: salió RTU, entraron los dueños venezolanos de Chilevisión. "Y también por temas que me vincularon y que no me gustaría recordarlos", cuenta. - Problemas con droga.- Se habló de muchas cosas, pero tengo mi conciencia y mi vida tranquila. En el tiempo que estuve en televisión hice grandes cosas. Pude trabajar con grandes personas. Y nada, no me gustaría estar en la televisión de hoy. Esto es lo que pasó: El 1 de noviembre de 1995, Fernando Lira fue detenido en Pedro de Valdivia con 11 de septiembre, comprando cocaína a un traficante que la policía estaba siguiendo. Lira fue detenido por posesión, y en esa detención, ocurrió lo que él se refiere como "se habló de muchas cosas". Lira habría dicho que él mismo les pasaba droga a compañeros de trabajo y personas de la TV, entregando lo que fue llamada la "Lista blanca" de consumidores, todos famosos. La semana siguiente a su detención Lira, quien fue puesto en libertad y obligado a hacer una rehabilitación, negó haber entregado los nombres. -Hice la rehabilitación con mucho gusto. Para no volver a pisar el palito, tener problemas a futuro. - ¿Arruinó su carrera?- Fue algo que le pasa a mucha gente, y que no debería haber pasado. Pero influyó bastante en la toma de decisiones de los ejecutivos de la época. - Le pidieron la renuncia...- Sí, y obviamente renuncié, llegué a un buen acuerdo económico. No es como ahora, que uno ve a gente con estos problemas en canales de televisión y se detienen y le dan la mano y lo ayudan. A mí nadie me ayudó. - ¿Lo sintió como un ninguneo al tiempo que llevaba trabajando ahí?- Sí, porque cometí un error, todos podemos caernos. La gracia está en agradecer a quien te ha dado tanto, decir qué te pasó, levántate, veamos qué hacemos y sigamos adelante. Por un lado, qué bueno que pasó esto porque me di cuenta de que no podía contar con la gente para la que trabajaba. Hoy se entiende que esto es una enfermedad, y se ayuda a los que tienen el problema. Yo salí solo adelante. - ¿Por qué cree que partió con la droga?- Era un cabro joven, que se deja llevar. No es algo que te haga falta para trabajar, para poder vivir, son tonteras. Lira, después de 13 años trabajando en televisión, partió lejos. - Partí un poco como patiperro, me fui de vacaciones, estuve en Jamaica, República Dominicana, llegué a Estados Unidos y me decidí quedar y empecé a buscar trabajo como cualquiera. Trabajé en un canal privado de TV, hacía asistencias de dirección. Además era barman, administré un café. Todo en Miami. Partía a las 5 am y terminaba a las 11 de la noche. En Estados Unidos se trabaja mucho, se gana bien, pero se trabaja mucho. - Se dice que Pelado Lira cayó en desgracia, y después de la vida de televisión terminó vendiendo seguros. - De hecho, cuando volví a Chile sí vendí seguros, vendí de todo, pero me siento orgulloso de cada trabajo que he tenido en mi vida. Nunca me ha faltado nada. Si uno trabaja acá de barman, dicen: "Oh, viste cómo está tal persona, le ha ido mal". En otras partes del mundo el trabajo es dignificado. -¿Viviendo afuera no era más fácil volver a consumir drogas?- Es más difícil, porque cambias todo el círculo de amistades y uno está con la mente focalizada en trabajar, y estás temeroso de perder el trabajo. Quieres trabajar, trabajar, trabajar. Fernando Lira partió a trabajar en todo tipo de rubros por Nueva York, Orlando, encontró pega en una agencia de turismo, y esa misma lo llevó a Bolivia y luego a Argentina. También pasó un tiempo en España, donde aprovechó de estudiar también. En ese tiempo él, divorciado, dejó de ver a sus tres hijos, con los que hasta hoy, mantiene poco contacto. "No he sido un buen padre", dice. Hace unos cinco años decidió volver; su madre estaba teniendo problemas de salud, y ya echaba de menos su tierra, cuenta. Volvió a vivir de sus ahorros, en la casa de Vitacura de su madre, y ha trabajado desde vendedor de seguros a empresas de comunicaciones. Tuvo también problemas legales el año pasado, cuando la empresa de turismo para la que trabajaba fue acusada de estafa. Él, como empleado, fue absuelto. Hoy está en una empresa de cobranzas y aparte se preocupa de organizar eventos. De la muerte de Felipe Camiroaga se enteró por la radio y siguió la transmisión de los acontecimientos al igual que todo el resto del país: de lejos. Al principio, con la esperanza de que hubiera amarizado. "Fue una sensación de escalofríos, impactante. Se me venían a la mente todos los recuerdos de hace 20 años atrás". Aunque fue contactado de varias partes para entregar los recuerdos sobre su paso por el Extra Jóvenes, prefirió no hablar. Y siguió, al igual que en las últimas dos décadas, manteniéndose al margen del mundo televisivo que dejó atrás.-No me siento parte de eso. Yo sufrí la muerte de Felipe de forma privada, recordando los momentos felices que pasamos cuando trabajamos juntos. Sí le mandé un correo electrónico a Mauricio Correa, dando mi pésame. Si a mí me había tragado la tierra, no era para aparecerme en un momento tan delicado. Quizás hubieran dicho que aparecía justo en el momento indicado para figurar. No quise. Los que tenían que estar eran Bibiano Castelló, su gran amigo; Mauricio Correa, que trabajaba con él; Daniel Sagües, y la familia. Los demás fueron un poco por cumplir. - Viendo que toda la gente con que trabajaba usted es tan exitosa, el mismo Mauricio Correa que era su compañero, ¿no te dieron nunca ganas de intentar volver al rubro?- Uno toma decisiones en la vida. Pueden ser correctas o incorrectas, lo que he hecho con mi vida creo ha sido lo correcto. Ahora si me preguntas...a lo mejor sí me gustaría estar haciendo televisión, pero la de antes, la entretenida, para toda la familia. Esta nueva, siento que sólo se ocupa del rating. 

Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir

Foto:SERGIO LOPEZ


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales