ACTIVIDAD CULTURAL

Sábado 24 de Junio de 2006

El jueves bailó "Manon" con Alessandra Ferri:
Julio Bocca se despide triunfante del ABT

Al finalizar la función, el público ovacionó cerca de treinta minutos al primer bailarín de la compañía neoyorquina.

Francisca Folch Couyoumdjian
Desde Nueva York.

Con una ovación de casi treinta minutos, frente a un teatro repleto, se despidió antenoche el gran bailarín argentino Julio Bocca de la compañía American Ballet Theatre (ABT) con "Manon", de Kenneth MacMillan.

La expectación por la despedida de Bocca pesaba sobre todas sus presentaciones de la temporada en el Metropolitan Opera House (Lincoln Center) de Nueva York. Su última incursión en "Giselle", el pasado viernes, recibió una calurosa recepción de un público que lo sigue desde 1986, cuando fue invitado por Mikhail Baryshnikov a incorporarse a esa prestigiosa companía como primer bailarín, poco después de haber ganado la medalla de oro en el V Concurso Internacional de Danza en Moscú.

Bandera y cerveza

Decidido a retirarse al cumplir los 40, Bocca empezó a despedirse de los escenarios internacionales de manera paulatina, y el ABT, que ha sido su casa por 20 años, tiene significación especial. El evento culminante, sin embargo, será una masiva presentación en Buenos Aires a fines de2007.

El entusiasmo fervoroso del publico en su función final se manifiesta desde que el artista pone pie en el escenario y es recibido por una oleada de aplausos que apaga la música de la orquesta: su carisma escénico permanece intacto.

La obra romántica del siglo XVIII con música de Jules Massenet le permite desplegar sus admirables cualidades artísticas, imprimiendo a su última aparición con el ABT toda la pasión y el virtuosismo dad que ha demostrado en su brillante trayectoria. Lo más notable es, sin duda, los pas de deux entre Bocca ( Des Grieux) y una excepcional Alessandra Ferri (Manon). Conforman una pareja tan compenetrada por la experiencia y el tiempo, que sus cuerpos fluyen como uno: Bocca se anticipa a cada movimiento de Ferri, quien se deja caer en sus brazos con una confianza ciega. Bocca desarrolla el progresivo declive de su personaje con una madurez dramática plena y, como partenaire, extrae toda la sensualidad de la Manon frágil y, a la vez, exuberante de Ferri.

Al final, cuando el desolado Des Grieux estrecha el cuerpo inerte de su amada, el publico irrumpe en gritos de "¡Bravo!". Las cortinas se abren más de 10 veces para aplacar los rugidos. En un momento, Bocca permanece solo sobre el escenario y comienzan a entrar de a uno los miembros de la compañía para besarlo y entregarle flores. Entre estas primeras figuras se cuentan Ángel Corella, José Manuel Carreño, Xiomara Reyes y Paloma Herrera, hispanoamericanos a quienes la compañía abrió sus puertas, luego de ver la excelencia del bailarín argentino. Kevin McKenzie, director del ABT, y otras 100 personas se aglomeran en el escenario. Brillantina plateada cae desde el cielo y llueven los claveles desde la platea. Le entregan una cerveza a Bocca, símbolo de los placeres que espera disfrutar después de su retiro. Él agradece con una bandera argentina alrededor del cuello, y desde el publico se entona "Olé, olé, olé, olé, Julio, Julio". El teatro se transforma momentaneámente en un estadio.

Entre los asistentes ilustres están Liza Minelli; Meter Martins, director de la compañía del NYC Ballet; Lino Patalano, su manager de toda la vida, y la argentina Eleonora Cassano, su partenaire en innumerables ocasiones. Entre las muchas personas que han hecho un viaje especial para esta ocasión está Sara Nieto, quien bailó un memorable "Lago de los cisnes" con Bocca en el Teatro Municipal de Santiago en 1989, cuando él era una estrella naciente. Desde mayo de este año, Sara dirige el Ballet Argentino de Julio Bocca:

"El artista está más preparado para despedirse, pues ha esperado y ensayado meses para ello. Es el público quien más sufre en estas ocasiones", señala Sara.

Hay asistentes emocionados hasta las lágrimas, incrédulos frente a esta partida de un ícono. Después de la función, varios privilegiados asisten a una recepción privada para celebrar. Queda la sensación de que el evento ha pasado demasiado rápido. A la salida, una señora comenta, con los ojos brillantes: "Me siento afortunada de haber sido testigo del desarrollo de este bailarín tan completo".

Bocca explica a los medios: "Quiero estar arriba del escenario bailando, no caminando. Por respeto a mí mismo, a la danza y al público".

Si bien el evento es histórico por la trascendencia del escenario que deja, para Latinoamérica el privilegio de verlo actuar aún no ha concluido.

El adiós definitivo será en 2007

La despedida del ABT marca el inicio de una serie de actuaciones de Bocca por todo el mundo, que incluirá a Barcelona en agosto, y luego, en una gira que aún no está agendada, consultará Palma de Mallorca, Gijón y Murcia antes de despedirse del publico español en febrero de 2007 en Madrid. Luego de otros lugares, la gira concluirá el 21 de diciembre de ese año en Buenos Aires, en una representación que será gratuita y supondrá su adiós definitivo como bailarín profesional.

En Chile El bailarín trasandino actuará en el Teatro Municipal de Santiago en diciembre de este año a junto a su Ballet Argentino, que dirige Sara Nieto.


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Unas 100 personas se aglomeran en el escenario para aplaudir al artista. Brillantina plateada cae desde el cielo y llueven los claveles desde la platea. Bocca pide una cerveza, símbolo de los placeres que espera disfrutar.
Unas 100 personas se aglomeran en el escenario para aplaudir al artista. Brillantina plateada cae desde el cielo y llueven los claveles desde la platea. Bocca pide una cerveza, símbolo de los placeres que espera disfrutar.
Foto:ADRIANA GROISMAN


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales