VIVIENDA Y DECORACIÓN

Sábado 31 de Marzo de 2012

 
Una historia en común

Con la ayuda de la firma Clara Gil Proyectos este matrimonio renovó por completo la decoración de su departamento en Providencia.
TEXTO, JIMENA SILVA CUBILLOS | PRODUCCIÓN, PAULA FERNÁNDEZ T. | FOTOGRAFÍAS, JOSÉ LUIS RISSETTI  Cuando este matrimonio formado por una sicóloga y un economista armó hace siete años su departamento en pleno corazón de Providencia, en el piso 18 de un edificio de mediados de los ´80, lo hizo con un sentido práctico. "Mi marido llevaba un par de años de vuelta en Chile; había vivido cerca de veinticinco en distintos países y como se trajo todas sus cosas de casa desde Estados Unidos, ocupamos sus muebles y objetos decorativos. La ambientación era minimalista, con fuerte presencia de rojo y un poco de amarillo, pero yo sentía que nuestra casa debía ser reflejo de la historia de ambos y no sólo de la suya. Entonces, y para imprimirle un sello más propio, entre clásico y moderno, recurrimos a la ayuda de Clara Gil", explica la propietaria.

La decoradora agrega: "El encargo inicial era cambiar el comedor y refrescar el living, pero al final lo renovamos por completo porque es un recinto muy amplio que estaba puesto con cosas muy pequeñas. Se notaba que no fueron escogidas para ese lugar". Tras barajar varias opciones de estilo y de colores optaron por una propuesta cálida y moderna, hecha a partir de una acertada dosis de fucsia, morado y verde oliva, que no satura ni pone en riesgo la espacialidad. "Son colores alegres que por sí solos dan vida a este recinto de decoración plana, en la que nada destacaba porque el conjunto no tenía mayor onda. Nosotros creamos éste y otros ambientes despejados, permitiendo la circulación fluida. Es un lujo para el alma tener espacios que facilitan la contemplación", dice la socia principal de Clara Gil Proyectos.

-Reconozco que le faltaba armonía y optamos por esta combinación de tonos porque es muy distinta a la anterior -dice la dueña de casa, quien cuenta que con su marido participaron activamente en la toma de decisiones, en la elección de muebles y en el proceso de transformación llevado a cabo durante el año pasado, ya que la idea era construir una casa que reflejara la historia de su familia. De hecho, ellos escogieron gran parte de las obras de arte que complementan el interiorismo: Gonzalo Cienfuegos, Carmen Aldunate, Felipe Oyarzún, Matías Vergara, Fernando Cifuentes Soro, Roberto Matta, Ximena Rojas y de otros tantos más. "Si hubiéramos delegado todo no podríamos sentirnos identificados con nuestra casa. Valoro que el cambio haya sido radical porque es como partir de cero", dice la sicóloga, quien al final renovó toda la propiedad, salvo el dormitorio de su único hijo: "Lo dejamos para otra etapa porque él tiene cuatro años y medio, y aún no tenemos claro cuáles son los objetos o conceptos que debieran ser protagonistas en su pieza".

La terraza principal pasó de ser un lugar de poco uso -debido a que el exceso de vegetación lo oscurecía y entorpecía las vistas hacia el sector oriente de la ciudad-, a uno de los más aprovechados. El comedor fue otro de los recintos que ganó carácter. Una mesa cuadrada de lingue teñido color chocolate con patas de acero y cubierta de mármol -diseño de la firma Clara Gil-, acompañada por ocho sillas Vitro de Saccaro, reemplazó al juego de mobiliario de gran tamaño que la pareja había traído de México. "Llenaba demasiado el recinto y no nos permitía movernos con comodidad. Nosotros somos tres y cuando sólo venían una o dos parejas a comer sobraba la mitad de la mesa", recuerda la dueña de casa. Además, la decoradora instaló una celosía de madera y aluminio, que actúa como biombo, creando una separación virtual entre este espacio y el pasillo principal. "Es una solución permeable que contiene al recinto y le da mayor privacidad, sin quitarle luz", explica Lorena Gracia, arquitecta de la oficina y responsable de este interiorismo en el que también se consideró un proyecto de iluminación.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<p>El rincón de lectura de la pieza matrimonial se armó con una chaise longue de la tienda de Patricia Vargas y una lámpara de Opendark.</p>

El rincón de lectura de la pieza matrimonial se armó con una chaise longue de la tienda de Patricia Vargas y una lámpara de Opendark.




[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales