ACTIVIDAD CULTURAL

Martes 12 de Octubre de 2010

Creaciones nacionales:
El destape de la colección de arte del Consejo de la Cultura

Un completo catálogo revela y pone en valor más de cien obras contemporáneas. Un patrimonio que jamás se había mostrado por completo, hasta ahora.  
Daniela Silva Astorga Cumple 15 años, pero pocos capitalinos la han visto. Más afortunados son quienes viven en regiones, porque la colección de arte chileno del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA) se ha exhibido, entre otras ciudades, en Rancagua, Talca, La Serena, Valparaíso, Chillán, Osorno y Ancud. Pero en esos viajes, sólo se han mostrado pequeñas selecciones de un gran patrimonio. En total, son 119 obras de 102 artistas, entre los que están Gonzalo Díaz, Juan D. Dávila, Eduardo Vilches, Lotty Rosenfeld y Norton Maza. Todos han expuesto su trabajo en la Galería Gabriela Mistral (GGM), que actualmente depende del CNCA, y que en 1995 decidió construir un archivo, pidiéndoles a esos creadores que donaran una obra. Algunos cedieron incluso dos.

Hay de todo un poco. Pintura, escultura, instalación, videos, grabados y fotografías, pero lo más importante es que estos trabajos constituyen una radiografía clara y bastante completa del arte contemporáneo nacional que ha sido creado entre 1995 y 2010. Entre los puntos altos de la colección figura la serie "¿Dónde los restos? ¿En qué zona los desperdicios?". Realizada para acompañar, en 1995, el lanzamiento de la Revista Crítica Cultural de Nelly Richard, contó con la participación de Carlos Altamirano, Gonzalo Díaz, Arturo Duclos y Paz Errázuriz, entre otros. También destaca el videoarte de las chilenas Claudia Aravena e Ingrid Wildi -ambas radicadas en Europa con piezas que tocan temas como la migración-, y la obra de Nury González, que se exhibió en "Tránsitos cosidos" (1996), cuando la GGM afirmaba su norte: el arte contemporáneo. La lista de imprescindibles es larga, porque además se podría nombrar la pintura de Voluspa Jarpa, maestra de la investigación conceptual sobre pintura y representación, y las excelentes pinceladas fotorrealistas de Felipe Cooper, quien expuso el año pasado.

Una colección tan rica debía dejar el anonimato. Y para eso el CNCA ideó el primer catálogo que reúne -como fiel carta de presentación- textos e imágenes de 102 de las obras que hoy atesora. Se imprimieron 650 ejemplares de 226 páginas, que primero llegarán a museos, galerías, curadores y artistas del país.

"En Chile tenemos grandes vacíos en cuanto al coleccionismo de arte contemporáneo, porque no hay políticas de adquisición. Y este grupo de obras refleja un panorama súper claro de nuestro arte actual, con toda la evolución y cambios que han existido entre los autores", comenta Claudia Zaldívar, directora de la Galería Gabriela Mistral. En esa línea, el propósito del CNCA es que durante 2011 el catálogo aterrice en países latinoamericanos y, más adelante, en Europa, como un primer paso para gestionar exposiciones y préstamos, además de divulgar la producción nacional.

Mientras todo eso ocurre, debiera retomarse el programa de itinerancias, que este año ha estado suspendido producto del terremoto, y que recién en 2009 contempló por primera vez a un espacio capitalino: el Museo de Arte Contemporáneo. Con esa exposición se evidenció una tarea urgente: generar más muestras y curatorías. "También tenemos pensado producir material gráfico, libros que aborden distintos aspectos que agrupan a la colección, como lo político, la materialidad y la historia. La idea es que este conjunto sea una referencia para tematizar ciertas problemáticas con respecto a la sociedad chilena. El próximo año ya invitaremos a dos o tres críticos para publicar un libro con ese norte", cierra Rodrigo Vergara, coordinador del área de Artes Visuales del CNCA.

___________

$30 millones

de presupuesto anual se destinan para la colección.

119obras de arte contemporáneo atesora el CNCA.

UF 4.760

de cobertura

involucra el seguro que tiene la bodega.

 Arte sano y salvoLa colección descansa en una bodega de 75 metros cuadrados, que está en Pedro de Valdivia con Rodrigo de Araya (Ñuñoa). Según explica su encargada Nadia Monroy: "Está almacenada en cajones certificados internacional y nacionalmente. La madera está tratada según las exigencias del SAG, y cuenta con revestimientos especiales". Y precisa que con el presupuesto que disponen, cada año "se restauran o conservan varias obras. Nosotros hablamos de limpieza mecánica, que remedia polvo o descascaro. Y para esos trabajos, llamamos a licitación".



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
El catálogo abierto en las páginas dedicadas a la obra de Gonzalo Díaz para la serie
El catálogo abierto en las páginas dedicadas a la obra de Gonzalo Díaz para la serie "¿Dónde los restos? ¿En qué zona los desperdicios?".


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales