INTERNACIONAL

Sábado 18 de Marzo de 2000

EXPERIENCIA EN ELECCIONES PREVIAS NO HA SIDO SATISFACTORIA:
Veedores de OEA Defienden Labor en Perú

Al jefe del grupo, el guatemalteco Eduardo Stein, le han solicitado en Lima que se vaya del país.
Pregunta y Respuesta. LIMA.- La Organización de Estados Americanos (OEA) tiene mala fama en los círculos políticos e intelectuales de Perú. En varias ocasiones ha aceptado la invitación del gobierno para observar procesos electorales. En varias ocasiones ha sido complaciente: se ha concentrado exclusivamente en el día de las elecciones o solamente se ha remitido a aspectos técnicos. Nunca emitió una opinión crítica ni a tiempo... la ocasión más extrema fue cuando emitió un informe ¡siete meses! después de conocidos los resultados del sufragio.

Por eso Eduardo Stein, ex canciller guatemalteco, jefe de la Misión de Observadores (MOE) en los comicios peruanos, dice que su tarea ya llega a Lima con el marcador en contra. "Con una prevención de las fuerzas políticas para dudar sobre nuestra independencia".

Tras haber pedido al gobierno "señales claras e inequívocas para esclarecer supuestas irregularidades que tiñen la credibilidad del proceso electoral", según declaraciones vertidas esta semana a la prensa extranjera, el estilo de los observadores de la OEA parece haber cambiado.

Dados los antecedentes de misiones anteriores, en esta ocasión el propio secretario general de la OEA, César Gaviria, buscó a alguien de fuera de la organización, con antecedentes de ser una persona independiente, para que enfrentara esta tarea tan complicada y cuestionada.

La MOE tiene una enorme importancia pues "para muchas cancillerías de Latinoamérica este proceso es más grande que Perú y en él se juegan no solamente aspectos políticos e institucionales peruanos", dice Stein.

La razón es que se percibe a "Perú, al igual que otros países de la zona andina, como laboratorios vivos de evolución democrática, donde se están produciendo novedades que pueden indicar rumbos futuros para todo el hemisferio".

Según Stein, "en los últimos ocho años se han dado en Perú decisiones legales e institucionales que han dado que pensar a las cancillerías del continente sobre la independencia de los poderes del Estado en Perú".

Pero aún sabiendo que el marcador le era adverso, apenas a una semana de su llegada, el jefe de la MOE se marcó un terrible autogol. La prensa local difundió declaraciones suyas en las que dijo que el proceso electoral se llevará a cabo con transparencia.

¿Se equivocó? ¿Lo malinterpretaron? Según Stein, "me sacaron esas declaraciones en la escala de Palacio de Gobierno, saliendo de una reunión con el Presidente y yo dije que aún era prematuro opinar, pero si se producían las rectificaciones del caso no había motivo para pensar que éste no sería un proceso transparente".

- ¿Tergiversaron sus declaraciones, entonces?

- Le sacaron la camisa de condicional a mi expresión, por eso es que optamos por emitir boletines escritos donde se plasmara el contenido del trabajo realizado por la misión y los juicios que vertimos.

- ¿Tampoco es cierto que algunos embajadores latinoamericanos le "tiraron las orejas" por hablar apresuradamente de transparencia en el proceso electoral?

- La imaginación de la gente en una efervescencia electoral es prodigiosa. Más bien lo que he recibido son pruebas de respaldo incondicional y apoyo a mi labor, porque aquí se juega más que la elección del nuevo Gobierno peruano.

- Usted ha dicho que el gobierno debe dar señales claras e inequívocas de su voluntad de esclarecer irregularidades que tiñen la credibilidad del proceso eleccionario, ¿cuáles serían estas señales?

- Primero, hay necesidad de que las autoridades fortalezcan de inmediato y en forma significativa la difusión para la población de cómo se debe votar. Es necesario capacitar e informar sobre el significado del voto preferencial, cuya confusión acarreó una anulación masiva de votos en las últimas elecciones. Es necesario insistir en el carácter secreto del voto. Se debe abrir más posibilidades para que todos los candidatos tengan acceso a mayor y mejor publicidad. Hay una denuncia sobre falsificación de firmas que se debe aclarar.

- ¿Hay algún plazo para definir si el gobierno ha enviado estas señales?

- Yo creo que tendría que ser en los primeros días de la próxima semana, porque ahí ya quedarían 15 días efectivos para un debate público y abierto.

- ¿Y si aún entonces no hay señales claras?

- Antes que nada, se manejan tres opciones: que se produzcan elementos claros y contundentes de esclarecimiento (de ciertas irregularidades) para que se cumpla con los requisitos mínimos de legitimidad y transparencia. Luego, que se opte por una postergación del proceso en marcha, lo cual sólo podría ser promovido por las agrupaciones políticas peruanas. Finalmente, está la posibilidad no de una postergación, sino de una eliminación de este proceso y el lanzamiento de un proceso electoral nuevo y distinto (del que está en marcha).

- ¿Ha considerado la posibilidad de retirarse de Perú para no avalar un proceso ilegítimo?

- Desde que llegamos es la primera invitación que muchos nos hicieron ("váyase del país"), pero no estoy en condiciones de responder eso aún.

- Usted ha dicho ante la prensa extranjera que la denuncia sobre la falsificación de un millón de firmas para inscribir al movimiento político Perú al 2000 afín al gobierno es un tema que pone en tela de juicio la integridad de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), como ente regulador de los comicios, ¿se refiere con esto a la inminencia del fraude?

- No creo que para propósitos del día de la votación haya problemas particulares. Me refiero a que si es uno de los funcionarios de ONPE el presunto responsable de una operación de este tamaño, esto arroja una sombra de duda sobre la institución en su conjunto. Por lo tanto, no aclarar este problema pone en entredicho el proceso electoral mismo.

Por Nancy Farías,
Corresponsal

Las Razones de la Desconfianza

LIMA.- La Misión de Observadores de la OEA (MOE) consignó con tibieza los puntos débiles y/o dudosos en el proceso electoral peruano en su primer boletín oficial. Por ejemplo: la crisis de confianza que existe entre los ciudadanos y los organismos relacionados con las elecciones (Jurado Nacional de Elecciones y Oficina Nacional de Procesos Electorales). Dicha desconfianza se extiende más allá de la coyuntura electoral hacia la totalidad de las instituciones públicas, producto de las decisiones legislativas e institucionales de varios años.

Estas y otras observaciones "tibias" provocaron el pronunciamiento del Departamento de Estado norteamericano, que en una carta a César Gaviria, secretario general de la OEA, le pidió que la MOE sea independiente y se pronuncie claramente. "Los gobiernos del continente esperan que la MOE cumpla su mandato de la forma más objetiva y veraz posible", dijo un funcionario del Departamento de Estado, según consignó el diario "La República".

El boletín del Instituto de Defensa Legal preguntó: "¿Sólo la OEA salvará al gobierno?" y consignó que "el régimen peruano ha puesto enormes expectativas en que la Organización de Estados Americanos le dé su aval al proceso electoral, que todos los demás observadores internacionales, con justa razón, le han negado tajantemente".

También seis candidatos presidenciales, Alberto Andrade, Luis Castañeda, Andrés García Belaúnde, Abel Salinas, Máximo San Román y Alejandro Toledo, expresaron conjuntamente "su extrañeza por la conducta errática de MOE que no contribuye a despejar el clima de fraude electoral que impera en Perú" y exigieron que ésta "afiance el sistema interamericano fundamentado en la limpieza del sufragio popular".

Por último, en Lima corre el rumor de que Eduardo Stein (jefe de la MOE) "representa directamente los intereses políticos de César Gaviria y ha confesado a propios y extraños su deseo de hacer carrera en la OEA", dijo el diario "La República".

Stein da sus argumentos: "Les preguntamos a los candidatos ¿por qué no se retiran si el proceso les parece invalidado? Una de sus respuestas es que hay que pelear desde adentro del proceso por mayores garantías y apertura".

N.F.




Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
El jefe de los observadores de la OEA pidió al Gobierno peruano que aclare la denuncia de falsificación de firmas en favor del Presidente Fujimori, hecho en el que está implicado Daniel Chuan (en la foto), ex candidato al Parlamento.
El jefe de los observadores de la OEA pidió al Gobierno peruano que aclare la denuncia de falsificación de firmas en favor del Presidente Fujimori, hecho en el que está implicado Daniel Chuan (en la foto), ex candidato al Parlamento.
Foto:France Presse
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales