NACIONAL

Lunes 18 de Julio de 2011

Sujeto provocó pánico a bordo de un vagón del ferrocarril subterráneo a las 18:20 horas:
Ex auxiliar de la PDI mata a dos personas y deja a cuatro heridos en metro de Maipú

Autor del ataque, identificado como Israel del Carmen Huerta Céspedes, de 45 años, se quitó la vida en las cercanías del lugar después de salir tranquilamente de la estación.  
O. SAAVEDRA, J. PINOCHET y C. SALDIVIA "Caminó desde el fondo del último vagón hacia la puerta y se puso a disparar. Fueron nueve balazos contra la gente. El tren se paró en la estación y él sale. Se guardó el armamento y subió caminando la escalera".

El relato corresponde a Juan Pablo Herrera, estudiante de Educación Física, quien iba en el mismo vagón en el que Israel del Carmen Huerta Céspedes (45), un ex auxiliar de aseo de la PDI, dado de baja en 1994 por mala conducta, descargó su arma contra un grupo de pasajeros.

El hecho ocurrió a las 18:20 horas en la estación del Metro Plaza de Maipú, cuando el tren que circulaba desde el centro a esa comuna llegaba a destino.

Debido a las heridas recibidas fallecieron Fernando Rigoberto Oñate Muñoz (43) y Mario del Carmen Acevedo Meneses (55), en el Centro de Referencia de Salud (CRS) de Maipú y en la Posta Central, respectivamente.

Heridos de gravedad, en tanto, resultaron Jonathan Paolo Vásquez Villa (20), quien se encuentra con riesgo vital en la Posta Central; Sebastián Ernesto León Castillo (23), internado en el Hospital Barros Luco, y Antonio Fernando Rebolledo Rojas (20). Con lesiones menores a bala quedó Karina Fernanda Catalán Erices (20).

La hermana de Rebolledo relató que él le contó que el hombre disparaba mientras caminaba hacia atrás.

El criminal después subió la escalera tranquilamente, salió de la estación, apuró el tranco y corrió al norte unos 200 metros por Avenida Pajaritos. Se dirigió a una plazuela en calle Chacabuco, detrás del Teatro Municipal, y se disparó un tiro en la cabeza. Pasadas las 20 horas ingresó fallecido al Hospital San José.

Juan Pablo Herrera dice que no hubo ninguna provocación. No hubo intercambio de palabras e incluso Huerta se mantuvo siempre en silencio. "Sólo disparaba, estaba vuelto loco", relató el universitario.

"Tomé a mi novia, la tiré al suelo y me puse encima de ella para protegerla", añadió el estudiante. Algunos disparos fueron al aire y otros al cuerpo, explicó. Una persona recibió un tiro en la clavícula, otra al lado del corazón y un tercero en el estómago, según lo que pudo ver.

El asesino vestía un abrigo gris, donde ocultaba la pistola.

Herrera dice que uno de los heridos cayó frente a él. "Tuve que darle los primeros auxilios, me apretó la mano, me dijo que no lo dejara solo, que tenía miedo", contó.

El hecho causó gran conmoción en la estación y en sus alrededores. La gente herida fue sacada en camillas por carabineros, bomberos, personal del Metro y personal del SAPU, que concurrieron al lugar.

Carabineros ordenó cerrar cuatro estaciones -Monte Tabor, Del Sol, Santiago Bueras y Plaza de Maipú- para realizar los peritajes en la estación afectada. En poder de Israel Huerta se encontró una pistola marca CZ calibre 9 mm., que usó para perpetrar el acto criminal, y un cargador con capacidad para 20 tiros. En poder del fiscal Gonzalo Guerrero, a cargo de la investigación, se encuentra el video que muestra cómo ocurrieron los hechos.

Metro reanudó sus funciones a partir de las 6 horas de hoy, según informó la empresa.

________

"Me saqué el Loto (...) Si no hubiera llegado el tren a la estación, nos hubiera matado a todos".

ANTONIO FERNANDO REBOLLEDO ROJASJOVEN HERIDO GRAVE EN LA BALACERA.

"El hombre (Israel Huerta) llegó fallecido, con una herida de bala que ingresó por el sector derecho de su cabeza y salió por el costado izquierdo, dejando un orificio de 4 centímetros; perdió masa encefálica".

DR. MARIO RODRÍGUEZSOBRE LAS LESIONES DEL ASESINO.

 Las historias de las víctimas: el abuelo sastre que buscaba independizarse y el guardia de Metro que deja tres hijosEl sastre Mario Acevedo Meneses (56) y su pareja iban atrasados. Habían almorzado en casa de una hermana del primero en Macul y se retiraron a media tarde porque él quería ver el partido de Chile y Venezuela en su hogar, tranquilo. Por eso tomaron la línea 5 del Metro. Cuando el tren llegaba a la estación Plaza de Maipú, sin embargo, el partido de la Copa América en el estadio de San Juan ya sumaba cinco minutos. Entonces, se desató la tragedia.

Acevedo -separado, cinco hijos y una decena de nietos- recibió uno de los disparos que Israel Huerta hizo dentro del último vagón del tren. Fue trasladado de urgencia a la Posta Central, pero llegó fallecido.

Afuera de la sala de urgencia, su familia no da crédito a lo sucedido. Su hermano Juan lo describe como una persona muy tranquila y alegre.

Hace unos meses, Mario Acevedo -hincha de Santiago Morning, aunque decía ser de Colo Colo- había decidido independizarse para abrir su propia sastrería en Manuel Montt, Providencia. Y le pidió ayuda a Juan para que trabajaran juntos. En los últimos días, recuerda Juan, su hermano estaba algo extraño y lo llamaba a diario para saber cómo estaba. "Lo noté muy sentimental. Ahora me explico por qué. Me da la sensación de que se estaba despidiendo", agrega.

El guardia de Los Héroes

Otro de los disparos de Huerta terminó con la vida de Fernando Rigoberto Oñate Muñoz (43), guardia de Metro, casado y padre de tres hijos: una joven de 22 años y dos hombres, de 17 y 15 años.

Oñate había terminado su turno habitual en la estación Los Héroes y ayer, como casi todos los pasajeros del tren, regresaba apurado para ver a la Roja. Su familia lo esperaba en su hogar de la villa San Luis, cercana a la Plaza de Maipú.

Mientras aguardaba para retirar el cuerpo de Fernando en el Centro de Referencia de Salud de Maipú, su hermano Segundo lo describe como un padre trabajador y preocupado de su casa y de sus hijos. Según versiones preliminares, Huerta le disparó al guardia cuando éste accionó el freno de emergencia del tren.

Por el lugar pasó el alcalde de Maipú, Alberto Undurraga, quien anunció apoyo para las víctimas y sus familiares. "Estamos consternados. Esto es un hecho de violencia único en Chile y podría haber ocurrido en cualquier lugar", afirmó.

Lejos, los doctores del Hospital Barros Luco atendían a Sebastián León Castillo (21), quien sobrevivió con heridas graves.

El joven iba desde San Joaquín a ver a su polola en Maipú. Sus amigos aseguran que es un genio creativo, porque luego de estudiar ingeniería robótica prefirió cambiarse a pedagogía en música, su pasión. Especialista en piano, tiene su propia banda, "Sinopsis", con la que interpreta rock alternativo.

Jonathan Paolo Vásquez Villa (20) también iba a ver a su polola para disfrutar de la Roja. Y también recibió un disparo de Huerta. A las 19:57 horas ingresó a la Urgencia del Hospital San Juan de Dios con una herida en su tórax, sin salida de proyectil. También tiene una contusión cortante en la sien derecha, pues al ser herido cayó al suelo y se golpeó la cabeza. Quedó en observación, grave.

Jonathan -cuenta su padre- supo que lo habían herido cuando cayó al suelo. Entre los pasajeros del vagón había una joven que comenzó a atender a los lesionados luego que el agresor se bajara. Otros viajeros se sumaron al cuidado de los heridos hasta que llegó el personal de las ambulancias.

Expulsado de la PDI por mala conducta reiteradaIsrael del Carmen Huerta Céspedes, de 45 años, trabajó para la PDI desde 1988 hasta el 8 de julio de 1994, fecha en que "fue cesado de sus funciones por mala conducta reiterada", señaló un comunicado de la institución.

El fiscal Gonzalo Guerrero informó que tenía dos armas inscritas. Una, la pistola CZ usada para cometer el crimen, y un revólver calibre 38 que no ha sido hallado.

Mientras estuvo en la policía se desempeñó como auxiliar de aseo en lo que fue la 22 {+a} Comisaría Judicial de La Reina. Ese solo hecho le permitió obtener permiso para portar armas, según el fiscal.

Era casado y tenía dos hijos, de 18 y 7 años, respectivamente. Su esposa Elodia informó que no tenía problemas mentales. Hasta ayer trabajaba en la feria.

Su madre, Julia, había fallecido hace tres meses y el sábado último Huerta había participado de una misa y de una reunión familiar en su casa de calle 3 Poniente, en Maipú. Una de sus vecinas, Sonia, relató ayer que lo vio salir como a las 17 horas, pero no sospechó nada. "Se veía muy tranquilo, muy normal", expresó.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<b>MÉDICO.-</b> Mario Rodríguez examinó al homicida cuando llegó fallecido. Tenía $62 mil en sus bolsillos.
MÉDICO.- Mario Rodríguez examinó al homicida cuando llegó fallecido. Tenía $62 mil en sus bolsillos.
Foto:VIVIANA MORALES


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales