VIDA Y SALUD

Sábado 3 de Diciembre de 2005

Por qué saludamos de beso sólo a algunos


M. ISIDORA MENA E.
Escuela de Sicología

La nana abrió la puerta y la pareja invitada se encontró cara a cara con dos jóvenes que salían apurados, con una tía abuela que ya se iba y con los dueños de casa, que se acercaron para recibirlos. Las visitas saludaron a todos con gran familiaridad y efusivos besos, pese a que -salvo a los dueños de casa- era la primera vez que los veían. A la persona que les abrió la puerta, sin embargo, le hicieron una cortés venia con la cabeza.

¿Qué hace que unos desconocidos reciban besos y otros sólo una inclinación de cabeza? Éste es un fenómeno que no suele darse en países desarrollados, pero que es frecuente en Chile, conocido por su clasismo.

En el país, el valor de la igualdad en dignidad de los seres humanos está por debajo del valor de la clase social. Este último, para muchos, ordena sus decisiones sociales. Los temas y distinciones de clase son el pan de cada día en la mesa de nuestros más cercanos o de los aspirantes a las altas cumbres, y el resentimiento cunde en las mentes y corazones de los humillados.

El tradicional clasismo chileno, que convence de una supuesta diferencia ontológica que tenemos unos de otros, constituye además de una falacia, un freno al desarrollo.

El igualitarismo es uno de los tres valores distintivos en los países con mayor riqueza y desarrollo humano, y clave para el tipo de organización que se requiere en un mundo globalizado y competitivo. Las organizaciones con jerarquías más horizontales, así como la comunicación que respeta al otro como igual, permite bienestar sicológico, satisfacción laboral y más eficiencia en los procesos productivos.

Tenemos como desafío reconocer los pequeños actos, palabras y tonos con que cada uno humilla o le otorga exceso de autoridad a otros por lo que llamamos su "clase social".

Nos puede servir de aliciente el intentar ser congruentes con el valor del humanismo cristiano, que nos muestra a todos como hermanos. También ayuda a ser más exigentes para deshacer nuestros hábitos el saber que el clasismo está frenando el desarrollo en Chile.

En el país, el valor de la igualdad en dignidad de los seres humanos está por debajo del valor de la clase social.


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
M. Isidora Mena E.
M. Isidora Mena E.


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales