DEPORTES

Domingo 27 de Abril de 2014

Christian Vilches, zaguero de Colo Colo:
Aunque suene loco, quiero ganar la Copa Libertadores

El defensor se liberó con el título albo. "Tuve la suerte de quedarme para pisotear todo lo que vivimos", se desahoga al recordar los malos momentos. "En ese tiempo, mis hijas eran mi válvula de escape", recordó.  
NICOLÁS OLEA M. Christian Vilches, el Quili, no es de Quilicura. Es de Quinta Normal. "Es que yo pasé del barrio al profesionalismo. Y jugaba en Quilicura", reconoce. Y tuvo que cumplir 30 años para alcanzar su primera gloria grande, coincidentemente, la estrella 30 de Colo Colo. "Le doy gracias al Señor. Soy creyente y siempre le pedí un momento como este. Tarde o temprano me lo iba a brindar, así que la gloria y la honra son para él nomás ".

-¿Sentía que el fútbol estaba en deuda con usted?

"No lo miro como una injusticia. Son procesos de la vida y del fútbol. Cuando llegué en 2011 me imaginaba todo lindo, que saldría campeón un montón de veces y me encontré con un proceso bien negativo. Fue mala suerte, pero no fui yo solo el que llegó a esto. Muchos pasaron y se fueron. Tuve la suerte de quedarme hasta pisotear ese mal momento".

-Usted se demoró en repetir el rendimiento que tenía en Palestino y Audax.

"Es que cuando el equipo anda mal, todo se ve mal y viceversa. Cuando el equipo anda bien, tienes un mal partido y no siempre se nota. No quiero decir que yo andaba bien y el resto no. Todo se agranda y de por sí recae en la defensa: todos los dardos apuntaban a nosotros cuando perdíamos".

-¿Le afectó mucho?

"Es que no agrada que te digan que haces todo mal. Soy de los que se entregan todos los días al 100%, y llega el periodismo, te apunta y dice que eres un desastre. Aprendes a convivir con esto. Es mejor no escuchar, no leer, ni ver deportes. Después de una derrota solo quería encerrarme y mis hijas eran mi vía de escape. Salía muy poco. Me daba vergüenza deportiva no conseguir logros en un equipo importante".

-El año pasado, ante Unión, usted pidió el cambio por las pifias.

"Fue uno de los momentos más difíciles que viví dentro de la cancha. Y para ser sincero, me había sucedido antes, pero esa vez fue terrible. Mi decisión pasó porque no quería perjudicar al equipo. No me sentía bien, no tenía confianza y si me quedaba podía ser desastroso para todos. Fue una sensación horrible, no se la doy a nadie. Pero Gustavo Benítez me dio su confianza y al partido siguiente no tuve problemas".

-¿El público estaba muy en contra de ustedes?

"A pesar de todo lo negativo, la gente venía a la cancha. No como ahora, pero veías 15 o 20 mil personas todo el tiempo. No pasaba por la cantidad de público, sino por el apoyo durante el partido. Si tienes 40 mil hinchas apoyándote, de lujo. Si tienes mil puteándote , cambia la cosa. Gracias a Dios tuve la fortaleza para levantarme y salir adelante".

El renacer

Vilches levantó la cabeza y se llenó de vida en 2014. "Una de las cosas que no he perdido, a pesar de los malos momentos, y que me llevó a cometer muchos errores, es que evito reventar la pelota. Nunca perdí lo de querer salir jugando, porque yo disfruto el fútbol jugándolo así. No cuestiono a los que lo hacen, porque a veces es necesario, pero no disfruto un puntete a la galería".

-¿Qué papel han tenido los refuerzos en el despegue del equipo?

"Que sumados a lo que tenía este plantel, son los mejores de Chile. Siempre puedes contar con Jaime (Valdés) a la hora de descargar un pase. Se hace mucho más fácil. Esteban Paredes es un cacho para todos los defensas. Es un jugador completo, aguanta bien la pelota, es muy difícil de anticipar, es fuerte, hábil. Eso te genera tranquilidad y nos pasa lo mismo con Julio Barroso, tipos con mucha categoría".

-Pero el fútbol de Colo Colo perdió brillo con el correr del semestre. ¿Qué les pasó?

"No me gustó para nada como terminamos jugando, para ser sincero. Hasta la décima fecha fuimos un equipo distinto, mostramos un Colo Colo avasallador, que hacía muchos goles. Después teníamos mayor solidez defensiva, cuidábamos más el resultado. Quizás era porque no podíamos dejar que los rivales convirtieran, porque sería difícil dar vuelta a O'Higgins, a la U, a Católica, a Cobreloa. Si bien no jugamos como queríamos, logramos lo que queríamos. Antes era al revés. Venían los fantasmas, te hacían el gol en el último minuto, se echaba a perder todo y venía una semana horrible. Ahora podemos sonreír".

-¿Y se le abrió el apetito con el título?

"Sí. Quiero ganar todo con Colo Colo. Aunque suene loco, quiero ganar hasta la Copa Libertadores con este equipo. Quizás sea exagerado, pero tenemos jugadores extraordinarios, que nos permiten aspirar a algo. Pasaron tres años, de repente te toca remar más de la cuenta para llegar a un objetivo. Pero siento y tengo mucha confianza en que podemos hacer algo. Es una meta bastante alta, pero uno tiene que tener ambiciones en la vida".

"Cuando llegué en 2011 me imaginaba todo lindo, que saldría campeón un montón de veces y me encontré con un proceso bien negativo". "No me gustó para nada como terminamos jugando, para ser sincero".

CHRISTIAN VILCHES

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<b>Colo Colo cierra hoy el torneo con Vilches como titular: " >
Colo Colo cierra hoy el torneo con Vilches como titular: "Faltó un golcito. Ya vendrá", dijo.
Foto:PHOTOSPORT


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales