CULTURA Y ESPECTÁCULOS

Viernes 9 de Noviembre de 2001

Aniversario 60:
El círculo de tiza caucasiano cierra los homenajes al Teatro Experimental

El actual Teatro Nacional Chileno estrenará el 22 de noviembre el musical de Bertolt Brecht, que se montó en los 60.
CLAUDIA GUZMÁN

"Hay que cambiar las butacas, hay que pintar, hay que arreglar muchas cosas". La lista de pendientes en la agenda de Raúl Osorio, director del Teatro Nacional Chileno, es larga. Pero antes de cumplir con todas ellas tiene que estrenar "El círculo de tiza caucasiano", la obra que dirigirá para cerrar las celebraciones en torno a los 60 años del Teatro Experimental, elenco de la Universidad de Chile que fue antecedente directo de la compañía que lidera desde este año.

Osorio se impuso elegir una obra señera en el repertorio histórico del Teatro Nacional. También tenía que ser un "espectáculo" que, según él, permitiera recobrar al "gran público".

Así llegó a "El círculo de tiza caucasiano", el musical de Bertolt Brecht que no sólo celebrará los 60 años del elenco. También fue elegido por el rector Luis Riveros para festejar los 160 años de toda la universidad.

"Resultó ser una buena elección. Por su importancia histórica, por la trascendencia de Bertolt Brecht y, en lo personal, porque fue la primera obra de teatro que vi en mi vida. La vi en este teatro, sentado en la última butaca, que debe ser la misma que hay hoy", recuerda el director, ahora instalado en la principal oficina de la tradicional sala Antonio Varas (Morandé 25).

Difícil misión teatral
"El círculo de tiza caucasiano" fue estrenado por el elenco de la Universidad de Chile en 1963. Bajo la dirección del uruguayo Atahualpa del Cioppo y con un elenco que incluyó nombres como Bélgica Castro, María Cánepa, Marés González, Fernando González, Domingo Tessier y Sergio Aguirre, se recreó esta obra que en su nueva versión llegará reducida y que en su momento provocó cierto revuelo (ver recuadro).

Con 17 actores y 4 músicos en vivo, el Teatro Nacional acometerá una vez más la difícil misión de montar un musical en Chile. "Durante un mes y medio trabajé con 50 actores y al final quedaron los que fueron capaces de aguantar", dice Osorio. "Es difícil encontrar actores que actúen, canten y bailen bien. Es un problema de formación y de dedicación", agrega.

Finalmente, Max Corvalán, Fernando Gómez-Rovira ("Taxi para 3"), Manuel Peña, Paula Bravo y Camila Osorio integrarán el elenco de la obra que contará con música original de Patricio Solovera y diseños de Pablo Núñez - los del original fueron de su padre, Guillermo Núñez- . "Es una coincidencia. Los diseños son de padre e hijo; y dirijo yo y actúa mi hija Camila", dice Osorio, descartando cualquier posibilidad de favoritismo: "Camila estuvo trabajando en Francia con Mauricio Celedón y el Cirque Baroque. Ahora estuvo un mes y medio con un maestro de la Ópera de Pekín. Tiene un bagaje que me pelearía por tener, fuera mi hija o no".

¿Era comunista?



Bertolt Brecht escribió "El círculo de tiza caucasiano" en 1944 y planeaba estrenarla en Broadway. Pero la comisión McCarthy lo citó por sus supuestos contenidos comunistas.
Las líneas argumentales básicas son las historias de Grusha (Camila Osorio), quien pelea por mantener al niño que crió y no entregarlo a su madre biológica; y de Azdak (Max Corvalán), un sabio juez acusado de traición.

A los anticomunistas les preocupaba el prólogo de la obra, que sienta su marco valórico: dos bandos de campesinos, uno que vivió siempre en el lugar y otro que planea darle un uso agrícola, se disputan un trozo de tierra. "La gran pregunta de la obra es a quién pertenecen las cosas. ¿A sus dueños históricos o a quiénes pueden hacer un buen uso de ellas?", explica Osorio, quien justifica la eliminación del prólogo en la actual versión. "Las dos historias se pueden contar solas. Al final, Brecht recomendaba hacerlo así".




Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Max Corvalán interpreta a un juez que es alejado del poder y luego es reintegrado para decidir a quién pertenece un hijo en disputa.
Max Corvalán interpreta a un juez que es alejado del poder y luego es reintegrado para decidir a quién pertenece un hijo en disputa.
Foto:Claudio Vera
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales