ESPECTÁCULOS

Viernes 25 de Julio de 2003


En el aire

Durante una hora y media, Los Prisioneros volvieron a ser niños. De esos que confiesan tímidamente sus amores inocentes, travesuras y primeras y accidentadas andanzas como músicos. Al menos así quedó demostrado ayer durante el programa Ciencia ficción que Sergio Lagos conduce en Rock and Pop y que para la ocasión hizo un largo recorrido en bus por San Miguel, la comuna donde nacieron como banda a comienzos de los años 80.

¿Cuál fue el motivo del viaje? El lanzamiento de San Miguel, segundo single de Los Prisioneros. Y como pocas veces ha ocurrido, González, Narea y Tapia, abrieron el baúl de los recuerdos para destapar unas cuantas verdades. Como que en sus inicios no eran buenos para tomar trago, que rara vez hicieron la cimarra, que nunca volverían a entrar al liceo donde se conocieron y que la canción Evelyn está inspirada en un amor imposible.

Pero yo era el que vivía más lejos y el que gastaba más plata en micro, se quejaba Claudio Narea.

En los 80 era mal visto ser músico. Te veían con una guitarra y te gritaban 'Cabazorro'. Por eso no fuimos a festivales juveniles y sólo tocábamos en la casa, dijo Jorge González mientras paseaban por Gran Avenida con una veintena de fans invitados por la emisora.

Acá no nos pescaban. Teníamos más fans en el circuito universitario del barrio alto, se quejaba González.

Si quiere saber más, hoy a las 19 horas Rock and Pop (94.1) repetirá el programa.




Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir

  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales