ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Domingo 3 de Mayo de 2015

Instituciones que atienden a menores, a adultos mayores, y dedicadas a la mujer y al trabajo se sienten afectadas:
Fundaciones alertan que el Gobierno cortó aportes a programas sociales y temen que el Estado las reemplace en su labor

Hay organizaciones que dependen del aporte estatal e incluso algunas son ejecutoras de programas del Estado. Mientras unas dicen que les han quitado programas y financiamiento, desde el Ejecutivo replican que les han dado un giro.  
BERNARDITA AGUIRRE PASCAL. El 15 de abril, la Comunidad Organizaciones Solidarias -una entidad que reúne a 140 fundaciones y corporaciones que trabajan en temas de superación de pobreza o exclusión- aplicó una encuesta a 85 de sus socios. La consulta buscaba saber cuán importante era el sector público en su financiamiento y cuál era la relación que tienen con el Estado.

El sondeo no es casual. En el seno de algunas de estas organizaciones se ha instalado la preocupación respecto de si el Estado va a seguir colaborándoles con fondos para sus actividades.

Hoy el 77,6% de las fundaciones tiene una relación de trabajo o colaboración con el Estado y el 32,9% tiene en los fondos públicos su principal fuente de financiamiento (ver infografía)

El tema les afecta porque las organizaciones sociales dependen del aporte estatal para funcionar. Algunas cubren el 100% de sus servicios con recursos del Estado, otras reciben dinero por proyectos, y también están las que son catalogadas como organismos colaboradores del Estado, que reciben un subsidio mensual.

Entre ellas hay distintas miradas respecto de lo que están viviendo.

"Hoy hay un clima de desconfianza del Estado hacia las organizaciones civiles. Dentro del Gobierno hay una tendencia estatista importante", afirma Andrés Beroggi, director nacional de Aldeas Infantiles SOS, organismo que desde hace 50 años recibe en sus residencias a niños derivados por los tribunales.

Concuerda la directora ejecutiva de la Comunidad Organizaciones Solidarias, Alejandra Pizarro, quien explica que no tienen claro si el Estado quiere ser garante de derechos, subsidiario y fiscalizador o un Estado ejecutor.

Pero hay otras organizaciones que ponen paños fríos y dicen que existe una confusión al interpretar que el Estado pretende hacerse cargo de su labor.

"Que el Estado avance, no significa que el Estado ejecute", estima la directora social del Hogar de Cristo, Verónica Monroy, y muestra, con cifras en mano, que los aportes del Estado al Hogar de Cristo han crecido en la mayoría de sus programas.

Leonardo Moreno, director ejecutivo de la Fundación para la Superación de la Pobreza, que realiza diversos programas para sacar a personas de esta situación -el más conocido es Servicio País-, dice que su relación con el Estado ha mejorado. Sin embargo, reconoce que durante la tramitación de proyectos de ley o en la discusión de la modificación de programas, se ha dicho que el Estado va a ejecutar directamente algunas acciones. "Pero yo no creo que el Estado vaya a destruir a la sociedad civil. Eso yo no lo he visto", dice.

Privados reaccionan más rápido que el Estado

Pero, ¿qué importancia tiene quién resuelve el problema de los más pobres, si es el Estado o las organizaciones civiles?

Según la directora social del Hogar de Cristo, Verónica Monroy, hay que dar cabida a las organizaciones de la sociedad civil porque estas tienen una capacidad de reacción mayor y son más eficientes que el Estado, que, por su tamaño, se mueve con lentitud. Alejandra Pizarro agrega que "la sociedad civil puede apalancar recursos de privados, capacidad que el Estado no tiene".

En el mencionado sondeo, el 90,6% de los consultados dijo que el financiamiento estatal no es suficiente.

Los aportes estatales están diversificados en distintos ministerios y servicios. Mientras hay algunos como los que provienen del Ministerio de Desarrollo Social, que destacan por su estabilidad, hay otros que son insuficientes y se cree que peligra su permanencia.

Desde el Ministerio de Desarrollo Social dicen que en las iniciativas para la superación de la pobreza el aporte aumentó 3% en 2014 y 1,6% en 2015. Para las fundaciones, lanzaron en 2014 el fondo concursable "Chile de Todas y Todos", que dispuso mil millones de pesos para financiar proyectos de organizaciones de la sociedad. Agregan que la cantidad de proyectos financiados por el Fondo de Iniciativas para la Superación de la Pobreza aumentó de 48 a 59 y añaden que no se ha considerado disminuir, ni menos cerrar, los aportes monetarios a las organizaciones de la sociedad civil.

En menores funcionan con aportes de urgencia

El financiamiento que proviene del Sename es insuficiente, reclaman las fundaciones que atienden niños y además cada vez las exigencias son más altas con el mismo aporte.

En Aldeas Infantiles SOS el dinero que reciben del Estado les alcanza para cubrir un tercio de las necesidades de sus niños, lo que los obligó a cerrar residencias. Hace tres años atendían a 1.700 niños y hoy, a 800, cuenta el director nacional Andrés Beroggi.

En el Hogar de Cristo concuerdan con el estancamiento de los aportes y culpan al proyecto de ley que transformará al Sename en dos servicios especializados, uno para protección de la infancia y la adolescencia, dependiente del Ministerio de Desarrollo Social, y otro centrado en la responsabilidad penal adolescente, dependiente del Ministerio de Justicia.

Verónica Monroy dice que llevan diez años pidiendo una ley de protección y de garantías, y por eso se constituyó el Consejo Nacional de la Infancia. Pero han entrado al Congreso cinco proyectos y aún no tienen una ley de protección. "Eso hace que el Sename no tenga ninguna novedad en su oferta programática o en sus subsidios", explica.

Según Beroggi, la indefinición está causando estragos. Recuerda que hace un año la opción fue sacar a los niños de los hogares, pero, a fin de lograrlo, había que primero llevar adelante proyectos de prevención para que los niños no fueran derivados por los tribunales a las residencias. Sin embargo, el año pasado el Sename cerró su Programa de Prevención Comunitaria (PPC).

En el Sename replican que las subvenciones que entregan a organismos colaboradores (las fundaciones) aumentaron 14% en 2014 y 22% en 2015, llegando a los $150 mil millones, calcula la directora nacional, Marcela Labraña. Agrega que los programas PPC, de prevención primaria, se cambiaron por otros de prevención para niños que ya están vulnerados en sus derechos.

Por otra parte, la falta de una política clara ha llevado a que los programas con que trabajan las fundaciones y que son costeados por el Sename ya no cuenten con un financiamiento estable, por años o plazo definido, sino que los aportes se van dando mes a mes (lo que se conoce como urgencia).

Pero Marcela Labraña dice que son situaciones "excepcionales", que afectan al 18,5% de los programas, pero destaca que esperan llegar a eliminar estas urgencias a fin de año.

Adultos mayores

Las fundaciones que trabajan con adultos mayores se quejan de que el Gobierno construyó sus propios Establecimientos de Larga Estadía para Adultos Mayores (Eleam), los que están siendo administrados por los municipios y los servicios de salud y no por las organizaciones sociales.

Aunque reconocen que les ofrecieron operarlos, explican que ellos desecharon la opción porque bajo el nuevo sistema ya no tendrían autonomía para realizar su propia línea de trabajo al interior de los establecimientos, sino que iban a tener que seguir pautas establecidas por el Estado.

En el Senama dicen que ya cuentan con 12 Eleam y pronto sumarán uno más, además de 25 centros de atención de día y que ambos pueden ser administrados por instituciones públicas o privadas, sin fines de lucro, que se eligen a través de concurso público, aclara la directora nacional del Senama, Rayén Inglés, quien añade que el Senama contribuye con $6.500 millones anuales a las fundaciones que están a cargo del cuidado de las personas mayores.

En la fundación Las Rosas aclaran que tienen su propios Eleam, no operan estatales y que hoy funcionan con subvención del Senama, asegurada hasta fin de este año. Respecto de los aportes futuros, dicen que dependen de la aprobación del proyecto de ley en tramitación que lo definirá.

En el Senama dicen que la tramitación de la ley no afecta en lo absoluto los recursos comprometidos para las fundaciones, dado que estos se aseguran a través del presupuesto del servicio.

Fin del pago de día cama

La Comunidad Organizaciones Solidarias se ha hecho eco de una preocupación que ha cundido entre algunas fundaciones que se dedican a recibir enfermos que requieren hospitalización y que tienen un aporte de Fonasa por "día cama". Alejandra Pizarro plantea que hay rumores de que les quitarán esta contribución.

Desde Fonasa señalan que efectivamente vendrá un cambio. "Es posible que en las áreas señaladas, en las que la estadía de las personas es muy prologada o indefinida, los mecanismos de pago a través de día cama sean reemplazados por mecanismos en que el pago esté asociado a tener a cargo un grupo de personas (per cápita)", dijeron.

Mujeres y trabajo

Nicolás León, director de Idea País, centro de pensamiento que tiene entre sus líneas de acción el embarazo vulnerable, plantea que se cerró el programa del Sernam de Apoyo a la Madre Adolescente (AMA), que atendió en 4 años a 8 mil mamás de entre 14 y 19 años.

En el Sernam señalan que aquí hubo una ampliación del programa hacia talleres de educación sexual para mujeres y hombres jóvenes llamado Buen Vivir de la Sexualidad y la Reproducción.

"En lugar de tener un programa para apoyo a embarazas o madres adolescentes, se realizarán talleres de educación sexual para hombres y mujeres adolescentes, de apoyo a madres adolescentes para prevenir el segundo embarazo, y de salud y sexualidad para las mujeres en las distintas etapas de sus vidas", dice un comunicado enviado desde el Sernam.

Otras organizaciones llaman la atención sobre el fin del programa de Formación para el Trabajo, Fotrab, en el que fundaciones trabajaban con jóvenes del primer quintil (los más pobres) capacitándolos para el trabajo.

Consultado el Ministerio del Trabajo, respondieron que este no se eliminó, sino que "retomó su nombre formal y original, que es Capacitación en Oficios", indica el director del Sence, Pedro Goic.

El programa es ejecutado por las instituciones acreditadas en el registro de Organismos Técnicos de Capacitación (OTEC) y en 2015 se realizan en 11 regiones con más de 450 cursos disponibles para casi 10 mil personas.

"Para que el Estado absorba lo que hacemos las organizaciones civiles, necesita una cantidad de plata increíble que no tiene".

ANDRÉS BEROGGIAldeas Infantiles SOS

"Hemos aumentado las transferencias del Estado. Pero en la mayoría de las líneas de trabajo tenemos problemas de cobertura y además el monto no alcanza a cubrir el costo".

VERÓNICA MONROYHogar de Cristo

"Las instituciones que son ejecutoras de programas del Estado están en un nivel de incertidumbre porque se están analizando políticas y programas".

LEONARDO MORENOFundación para la Superación de la Pobreza

"Como promedio, el aporte estatal a las organizaciones no supera el 30% y la percepción es que va a seguir bajando".

ALEJANDRA PIZARROComunidad Organizaciones Solidarias

"Con la eliminación del proyecto AMA quedan desprotegidas las jóvenes embarazadas. Quedan desvalidas, a no ser que una fundación de buena voluntad las acoja".

NICOLÁS LEÓNIdea País

ENTRE LAS FUNDACIONES hay algunas que son colaboradoras del Estado y están en mayores dificultades.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<br/>


Foto:ALDEAS INFANTILES SOS


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales