CULTURA Y ESPECTÁCULOS

Sábado 27 de Abril de 2002

Próximo estreno:
La bailarina Magaly Rivano recreará el ya desaparecido género revisteril

Una nueva versión de "Sexy boom" debutará en los Temporales Teatrales de Puerto Montt.
VERÓNICA SAN JUAN

La vida de una precaria compañía de espectáculos integrada por tres bataclanas y un coreógrafo es el núcleo de la historia de "Sexy boom", la obra con la que el dramaturgo Luis Rivano recrea la vida de las desaparecidas revistas que hicieron furor en los años 50 y 60.
Este montaje, que será estrenado el 8 de junio durante los Temporales Teatrales de Puerto Montt, también determinará una alianza familiar: por primera vez el autor será dirigido por su sobrina, la bailarina y coreógrafa Magaly Rivano.

El ambiente de teatros como el Picaresque, Humoresque y el Bim-Bam-Bum no es un tema ajeno para este autor con 27 años de trayectoria. Ya lo retrató en "Te llamabas Rosicler (ver recuadro), "Míster espectáculos" y en su más reciente trabajo reconocido con el Premio Municipal de Literatura: "Escucho discos de Al Jolson, mamá" (2000).

Rivano asume que "Sexy boom" constituye un autorretrato. "En el fondo, es lo que a uno le ha pasado", admite y recuerda fracasos de público tan radicales como el de "El rucio de los cuchillos (1991). "Y no me ha pasado sólo con ésa. También hay otras que me han quedado más o menos bien pero que no han trascendido".

Escrita en 1982 y estrenada en 1984 en el desaparecido teatro Abril, "Sexy boom" es una alusión al titulo original "C'est si bon". La canción francesa fue popularizada en los 50 por Ives Montand y Dean Martin. Protagonizada por Carolina García, Macarena Coll, Gabriel Aldunate y Estefanía Cohen (hija de Alejandro Cohen y Magaly Rivano), la obra está narrada en dos niveles: uno en el que los personajes comparten sus miserias y frustraciones, y otro en el que ensayan un espectáculo de poca monta.

"Están en un ensayo y ese ensayo representa el drama de estas mujeres que son echadas por su patrón. Pero ellas defienden su mundo: les pueden pagar poco, pero el placer de bailar y de cantar nadie se los puede robar. Ésa es su vida y su mundo", dice el autor.

En los cuatro números que incluye el montaje hay coreografías de paso doble y baile tropical. Las canciones "C'est si bon" y "Yo no soy ésa" de Mari Trini completan el sustento musical del montaje.

Contra la tele

A Luis Rivano no le gustó la versión televisiva de "Te llamabas Rosicler", una de sus obras escogidas para el ciclo "Cuentos chilenos" (TVN), dirigida por Aldo Valsecci. "La hicieron sambacanuta. Fue horrible", dice. La obra narra la vida de una vedette que, tras sufrir un accidente, es protegida por un jubilado. Rivano habla de las modificaciones: "Son gratuitas, desagradables. Lo primordial en mi obra es que el viejo está enamorado de la vedette".

Valsecci se defiende: "Siento mucho que a Rivano no le haya gustado. Hay una escena donde se explicita una relación sexual, pero creo que está más bien sugerida. En todo caso, esa escena se sugiere en el texto de Rivano".

La historia tras bambalinas

La revista en Chile tuvo su máximo esplendor en los años 60. El gran símbolo nacional de este género fue el glamoroso Bim-Bam-Bum, donde actuó un joven Andrés Pérez, que años más tarde se consolidaría como director. ¿Cuál era el concepto en juego en estos espectáuclos?. Que así como cuando se hojea una revista de papel se salta de un área a otra, la revista teatral iba en ese camino: cortina tras cortina iban sucediendo bailes, cantos, plumas y sketches.

En esa época también nacieron los exitosos Humoresque, Picaresque y Burlesque, pero en los años 70 la actividad bohemia comenzó a decaer. Algunos sostienen que tuvo que ver con los toques de queda, otros con los altos impuestos a los espectáculos y otros con la llegada de la revista a la Televisión (la compañía de Mino Valdés se posicionó en pantalla en los años 70). En todo caso, lo cierto es que la revista desapareció prácticamente por completo y el único hombre que la mantiene viva permanentemente es Daniel Vilches. Además, muy esporádicamente, surge algún espectáculo aislado.




Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Tres bataclanas y un coreógrafo darán vida al montaje de Luis Rivano (en la foto), a cargo de su sobrina Magaly.
Tres bataclanas y un coreógrafo darán vida al montaje de Luis Rivano (en la foto), a cargo de su sobrina Magaly.
Foto:El Mercurio
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales