DEPORTES

Jueves 22 de Diciembre de 2005

Campeones nacionales:
Pocos escriben esta historia

Hoy el fútbol chileno conocerá a su segundo monarca de la temporada. Un registro que arrancó en 1933 y que tiene a Colo Colo como máximo vencedor, con 23 estrellas. Sólo 14 clubes dieron la vuelta olímpica.

Danilo Díaz

Desde que en 1933 comenzaron a disputarse los campeonatos profesionales, sólo 14 equipos han logrado dar la vuelta olímpica que consagra al mejor.

En el registro aparece, por ejemplo, el desaparecido Green Cross, que desafiando los pronósticos' se llevó la corona en 1945. Conocidos como los "Pijes" (por el origen acomodado de sus hinchas), en los '60 emigraría a Temuco para luego pasar a denominarse Deportes Temuco.

El repaso no puede obviar a los tricampeones, distinción que sólo conocieron Magallanes ('33, '34 y '35) y Colo Colo ('89, '90 y '91). Cerca de igualar el récor estuvo la U, que tras ganar los torneos '99 y 2000, prácticamente regaló el título 2001. Un caso similar, pero en el formato actual -playoffs y torneos de una rueda- vivió Cobreloa. Los naranjas se llevaron el Apertura y Clausura 2003, pero en una jornada frustrante perdieron en definición por penales el Apertura 2004 ante la U.

Largas sequías

Para los equipos grandes, Colo Colo y las universidades capitalinas, no ser campeón resulta una ignominia. Los albos vivieron dos períodos negros: el primero fue entre 1963 y 1970. El segundo ocurrió entre 1972 y 1979. Poco si se compara con Universidad de Chile, que estuvo un cuarto de siglo (1969-1994) mirando festejar a los otros e incluso viviendo el calvario del descenso en la temporada '88. Los cruzados también sufrieron años duros entre 1966 y 1984, cuando una igualdad sin goles en la liguilla por el título les otorgó su quinta estrella ante Cobresal. Ese año, para rematar, se dieron el gusto de derrotar a la U tras 14 años de paternidad azul. En esos años de oscurantismo, la UC también supo lo que era descender. Fue al término de la temporada 1973, para ser precisos.

Coronas naranjas

En los años '80, Cobreloa se instaló entre los grandes del fútbol nacional. La escuadra de Calama debió lamentar la enorme injusticia de ser campeón y no ir a la Copa Libertadores. Fue en 1985. Dirigidos por Jorge Toro, los loínos superaron en una dramática definición a Everton. Sin embargo, los problemas de calendario del fútbol local, producto de la crisis económica y de la explosión "demográfica" de los clubes (el '84 hubo 28 cuadros en Primera división), determinaron una extraña fórmula: el ganador de la temporada '85 debía jugar partidos de ida y vuelta con el segundo del campeonato '84 (Cobresal). El elenco de El Salvador igualó en Calama y se impusó en su cancha.

Una historia "no oficial", pero contada por los dirigentes naranjas, ocurrió antes de la temporada '92. En la división Chuquicamata de Codelco había negociación colectiva, por lo que los ejecutivos de la cuprera estatal autorizaron un aumento sustancial del presupuesto. Cobreloa armó un plantel plagado de figuras y ganó el torneo '92, con una línea de 26 partidos invicto. Antes de viajar a Calama, Marco Antonio Figueroa comentaba en el lobby del hotel Gran Palace a los periodistas: "Están pagando igual que en México, me dieron 300 lucas (mil dólares) de contrato, impresionante", explicaba el feliz delantero.

Cracks, hazañas y olvidados

En la revisión de los campeones pocos se acuerdan de Santiago Morning, el mejor de 1942, el ya mencionado Green Cross '45 y Huachipato '74. En estos tiempos de hiperprofesionalismo resulta casi una rareza que Audax Italiano ('36, '46, '48 y '57) se distinguiera por utilizar sólo futbolistas criollos, lo que le otorgó una enorme simpatía entre los aficionados locales.

Universidad Católica y Palestino tienen el privilegio de haber disfrutado en sus títulos acaso de los dos más grandes jugadores extranjeros que pisaron canchas locales: la UC tuvo a José Manuel Moreno en 1949, mientras que los tricolores lucieron a Roberto "Muñeco" Coll. En Cobreloa '88, el aporte de Marcelo Trobbiani (campeón del mundo en México '86) también resultó descollante.

Una de las mayores hazañas que recuerda el fútbol chileno la apuntó Unión San Felipe, cuando en 1970 fue campeón de Segunda División y a la temporada siguiente, con Luis Santibáñez en la banca, se coronó en la serie de honor. El mismo "Locutín" dirigió a Unión Española '73, que se tituló como el mejor dos fechas antes de finalizar el campeonato. Para pesar de los hispanos, en el inconsciente colectivo quedó grabada la enorme campaña de Colo Colo en la Copa Libertadores, cuando fueron despojados por arbitrajes muy cuestionados. Los hinchas siempre hablan de Colo Colo '73 como si hubiera sido el monarca, olvidando que el verdadero titular fue Unión.

Hoy, a partir de las 19 en el Nacional, la historia escribirá un nuevo capítulo.

el más grande

En 1949, Universidad Católica fue liderada por José Manuel Moreno, considerado el mejor extranjero que vino a la competencia local.


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
En 1992, Cobreloa armó un equipo para ser campeón. Más de dos millones de dólares fue el presupuesto anual. José Sulantay dirigió hacia la quinta estrella loína. Juan Covarrubias fue la figura.
En 1992, Cobreloa armó un equipo para ser campeón. Más de dos millones de dólares fue el presupuesto anual. José Sulantay dirigió hacia la quinta estrella loína. Juan Covarrubias fue la figura.
Foto:EL MERCURIO


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales