NACIONAL

Jueves 30 de Diciembre de 1999

CONFLICTO POR SEGUNDA VUELTA:
Dos Directivas en UCC

Senador Errázuriz estableció una mesa provisoria, lo que fue rechazado por el diputado Alejandro García-Huidobro, quien afirma ser el legítimo presidente de la colectividad.
El apoyo que manifestara el hasta anoche único presidente de la Unión de Centro Centro, el diputado Alejandro García-Huidobro, al candidato presidencial Joaquín Lavín, derivó en una fuerte divergencia en esta colectividad que determinó en las últimas horas el surgimiento de dos directivas: Una, del propio García-Huidobro, quien señala ser el legítimo líder partidario; y una interina, encabezada por el senador Francisco Javier Errázuriz, quien afirmó que el eventual apoyo a Lavín o al candidato de la Concertación, Ricardo Lagos, se concretaría el lunes.

"La UCC tomará la decisión que adopten las bases errazuristas y yo acataré lo que se resuelva", recalcó el senador. Dijo que los comandos de Lavín y Lagos están tratando de conquistar a la Unión de Centro Centro.

Las divergencias resaltaron el día martes, cuando el presidente de la comisión política de la UCC Fernándo Hernández informó de la reunión de comisión ampliada en la que solicitarían la renuncia de García Huidobro y del secretario general, Agustín Benaprés, debido a que estos no consultaron a las bases si respaldaban la idea de apoyar al abanderado de la centroderecha.

Este "cambio de timón" liderado por Errázuriz fue rechazado por el diputado García-Huidobro quien, si bien no asistió a la reunión de comisión ampliada, fue enfático en señalar que la única directiva existente es la suya y que en la acción de Errázuriz se desconocieron los estatutos de la colectividad.

Los argumentos dados para terminar con el mandato anterior son la baja votación obtenida por Arturo Frei Bolívar (0,5% de los sufragios), quien fuera apoyado por la UCC, y el temprano e inconsulto, según personeros de la colectividad, "apoyo incondicional" a Joaquín Lavín declarado por García Huidobro. Además, se destacó que sólo existía un mandato para votar por Frei Bolívar y no uno para delegar su preferencia.

Debido a ello, los miembros de la comisión política del partido decidieron llamar al senador Errázuriz para liderarlo y retomar el perfil que tuvo a la sombra del parlamentario en 1989, cuando su candidatura presidencial alcanzó una cifra cercana al millón de votos.

Como respuesta a ello, García-Huidobro indicó que no realizará ninguna acción, debido a que ellos como directiva representan a las bases, y son los mandatados para dirigir la UCC. Aseveró que aquí se pasó por la alto la institucionalidad del partido.

De igual forma, aseveró que todos los miembros de la colectividad se encuentran trabajando por Lavín, y que no responderán a acciones que sólo buscan favorecer a Ricardo Lagos.

García-Huidobro también puso en duda el carácter de líder natural de este partido con que se calificó Errázuriz, indicando que para serlo debe demostrarlo.

Errázuriz afirmó que no parlamentará con ningún candidato mientras no exista una consulta real a las bases, pese a lo cual destacó que ha sido contactado por ambos comandos. De cualquier manera, fuentes de la colectividad reconocieron que existe una mayor cercanía con Joaquín Lavín.

Errázuriz declaró que en la segunda vuelta no se da el mismo escenario, por lo que es necesario replantear la situación consultando a sus bases, tomando una decisión con el compromiso que será seguida por todos los que se identifican con el partido. Subrayó la importancia de la opción que en definitiva tomen.

Pese a las duras críticas formuladas por los militantes a la administración de García-Huidobro, el senador por la VII Región prefirió bajarles el perfil señalando que todos son amigos y destacando la presencia de miembros de la anterior mesa directiva, los cuales no tuvieron ninguna palabra o acción frente a Errázuriz.

Negó calificar de "desautorización" el término del mandato de García-Huidobro, destacando que en la UCC todos son amigos y que "no somos tantos como para andarnos desuniendo".

El senador proyecta jugar un rol estratégico en la segunda vuelta y al respecto insistió en que el sentimiento centrista y liberal en Chile es enorme, aunque se encuentren dispersos.

"Esas personas son las que definirán el próximo Presidente de Chile. El rol de la UCC, por tanto, es muy importante. Espero en Dios no equivocarme, pues creo muy importante el rol que jugará la gran masa independiente que siempre se ha sentido interpretada por nuestro pensamiento", recalcó.

En tanto, el diputado García- Huidobro manifestó que no entrará en el juego del senador Errázuriz y reiteró su apoyo a Lavín.

Aseguró que el 99% de las bases trabajan por este candidato y "no vamos a caer en el juego de nadie ni menos de personas que quieren tener un protagonismo casi infantil cuando las circunstancias hoy llaman a ser responsables y serenos".

La posición de García-Huidobro fue respaldada por la presidenta regional de Rancagua, Rosa Lama.




Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales