CULTURA Y ESPECTÁCULOS

Domingo 29 de Octubre de 2000


Mañana Debuta Nuevo Single de Los Prisioneros

El tema "No necesitamos banderas" servirá de adelanto para el lanzamiento, el 20 de noviembre, de "El Caset Pirata", el álbum recopilatorio en vivo que reunió a los tres integrantes del grupo en su elaboración.
El ruido ambiental de la audiencia rugiendo apenas deja oir la voz del presentador, aleonando al público con frases como "¿Quieren a Los Prisioneros?... no se escucha... más fuerte". La voz inmortalizada allí es la de Octavio Allende, quién fuera asistente personal de la legendaria agrupación durante gran parte de su carrera, y el instante preciso corresponde a los primeros segundos de la versión en vivo para "No necesitamos banderas" (incluida originalmente en el álbum "La voz de los '80" de 1984), que a partir de mañana lunes comenzará a sonar en las radioemisoras locales a modo de single adelanto de "El caset pirata", el nuevo disco de Los Prisioneros.

Esta versión de dicho tema corresponde a una grabación registrada en 1992, durante la gira con que Los Prisioneros (ya convertidos en el dúo González-Tapia tras la partida de Claudio Narea) se despidieron de su público, y cuenta con la participación especial de la tecladista Cecilia Aguayo y el bajista Robert Rodríguez.

El single que será distribuido en las radios mañana contiene dos versiones del mismo tema: la original, de cerca de ocho minutos y medio de duración, y otra editada especialmente para difusión, de poco más de cinco minutos. La exagerada extensión del corte promocional tiene su causa en las habituales improvisaciones en vivo de Jorge González y que en este caso incluyen la cita a un clásico poema escolar a la bandera chilena ("Blanco azul y rojo, tus colores son/ yo los llevo puestos en mi corazón') y un épico guiño final del vocalista emulando en su guitarra a Jimi Hendrix en Woodstock, pero reemplazando el legendario "Star Spangled Banner", por el Himno Patrio.

"Obviamente hubo que trabajar bastante la calidad de las grabaciones, porque venían de distintas fuentes, algunas tomadas de cinta de video, y otras de cassete", cuenta el músico alemán Atom Heart, quién fue encomendado por Jorge González para finalizar la restauración y masterizar el material definitivo del álbum.

"El sonido que Los Prisioneros tenían en vivo no podía compararse con nada de lo que estaba pasando en Chile en ese momento", opina Pablo Allende, quién fuera el primer sonidista permanente en las giras, desde los inicios del grupo hasta la época que antecedió al álbum "Corazones" (1990). "Siempre hubo gente que me decía que sonaban mal, pero les tenía que explicar que eran ellos tres quienes querían sonar así, porque siempre tuvieron muy claro el concepto de su música" recuerda el ingeniero.

El Costo de Ser Pioneros

Recién egresado de la universidad, Pablo Allende tuvo que cumplir con la ardua tarea de ser uno de los primeros sonidistas especialmente contratados por un grupo para acompañarlo a todos sus recitales. "Eso no se usaba. Frecuentemente los cantantes y los grupos tenían que acomodarse a las mañas del dueño de los equipos de amplificación que les tocara", cuenta Allende quién afirma que la situación se hizo mucho más seria cuando tuvieron que acostumbrarse a la nueva tecnología necesaria para tocar en vivo el álbum "Pateando Piedras" (1986).

"En esa época acarreábamos un equipamiento muy sofisticado y complejo de ocupar, especialmente porque en 1986 Los Prisioneros fueron los primeros en Chile en ocupar computadores en sus shows. Esto hizo que anduviéramos a merced de los golpes de corriente que nos borraban todo" recuerda Allende.

Aunque Claudio Narea y Miguel Tapia formaron un equipo de trabajo aparte de Jorge González (quién ofició de productor musical) en la elaboración de este álbum, y los escasos contactos directos que mantuvieron durante el proceso se limitaron a llamados teléfonicos, una oferta de Carlos Fonseca - ex manager del grupo y responsable del disco tributo de los músicos chilenos al trío- estuvo a punto de conseguir lo que parece una de las fantasías más populares de la historia del espectáculo chileno: La reunión de Los Prisioneros para un único concierto en el Estadio Nacional.

Según Fonseca, Jorge González aceptó, pero Tapia y Narea se negaron. ¿Qué pasará en el futuro tras la edición de este nuevo álbum?. Quienes han podido conocer de cerca a Jorge, Miguel y Claudio parecen tener la respuesta en la punta de los labios: Con Los Prisioneros, nunca se sabe.

Julio Osses Muñoz

Los Detalles de "El Caset Pirata"

Alrededor de una decena de canciones pasaron a la selección final para ser incluidas en el álbum en vivo de Los Prisioneros, "El caset pirata".

Tras una ardua labor de recopilación de material - en la que los archivos personales del ingeniero Pablo Allende y del mismo Jorge González jugaron un rol vital- , el trío de músicos concluyó en una propuesta de 18 canciones, de entre las que fueron escogidas las que saldrán a la venta el próximo 20 de noviembre, bajo el rótulo del último disco oficial del trío.

Del total de grabaciones presentes en "El Caset Pirata", al menos seis corresponden a las giras de la época del álbum "Corazones"(entre ellas el single "No necesitamos banderas"), incluyendo tomas extraidas del show del grupo en el Festival de Viña del Mar en 1991.

Ante la ausencia de material registrado durante las escasas presentaciones del álbum "La cultura de la basura", sin duda las grabaciones que más interesarán a los fans más ortodoxos del trío son las que recogen los conciertos de promoción del álbum "La voz de los '80", disco del que se incluyen versiones para clásicos como "Sexo", "Mentalidad televisiva", "Nunca quedas mal con nadie" y la canción que dio título al legendario debut discográfico del grupo, la mayoría de ellas extraídas de una actuación en Temuco en 1987.

Del álbum "Pateando Piedras", aparecen canciones como la virulenta "Por qué los ricos" y "El baile de los que sobran", esta última extraída de la gira de despedida del grupo.




Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Los Prisioneros retratados en sus primeros años. El trío fue pionero en la utilización de recursos electrónicos en sus conciertos, aunque un amplio sector del público los siguió percibiendo como un grupo punk.
Los Prisioneros retratados en sus primeros años. El trío fue pionero en la utilización de recursos electrónicos en sus conciertos, aunque un amplio sector del público los siguió percibiendo como un grupo punk.
Foto:El Mercurio


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales