DEPORTES

Sábado 18 de Septiembre de 2010

Carlos Lucas, boxeador, bronce en los Juegos Olímpicos de Melbourne 1956:
Fui sin nada y llegué con medalla

Lucas aprendió con "Fernandito" y Arturo Godoy, y en Australia obtuvo podio. "De los medallistas en Melbourne, sólo quedamos vivos Marlene Ahrens y yo", recuerda.  
Antonio Valencia "Mire, le voy a mostrar algo. Venga". Carlos Lucas, 80 años y boxeador de tiempos amateur, en impecable estado transita por su casa en remodelación, en Villarrica, y llega hasta una pequeña caja fuerte. "Aquí están mis medallas y cosas. Gané esta en Melbourne, fui a Roma y también fui campeón mundial en México", resume.

En un estante guarda archivos y carpetas. "Escribo un libro de memorias. Va a dar de qué hablar", advierte. Su vida ha sido el boxeo y tuvo al lado a los mejores. "El que me enseñó boxeo fue Fernandito (El Eximio) y Arturo Godoy. Godoy fue mi gran maestro. Hacía guantes con él", cuenta. Por la ventana se ve el volcán y el lago Villarrica.

"Ahí, de chicos, competíamos en nado, pero también en aguantar la respiración bajo el agua. Eso me sirvió en el boxeo para la capacidad pulmonar. Es re importante boxear sin cambiar de aire", afirma.

-Pero usted empezó en el fútbol.

"Sí, era backcentro. Jugaba en la selección de Villarica. Me pasaban a buscar y simultáneamente boxeaba. Era bueno, los corners los sacaba de chilena. Más grande, cerca de los 21 años, me iban a contratar en Green Cross, pero ahí ya andaba boxeando. Menos mal, después un avión de Green Cross se cayó... capaz que hubiese estado ahí".

-¿A qué edad empezó a boxear?

"A los 17 en Villarrica, en el cine de mi hermano. Fui campeón de Chile en 1951 y después viajé a Lima. Gané el 70 por ciento de las peleas por KO. Mis mejores golpes eran el recto de derecha y gancho de izquierda".

-¿Y Godoy, qué le enseñó?

"Sus mañas y secretos. Me enseñó a meter el golpe sin que lo vean, sin que el del frente alcance a reaccionar. Hacíamos guantes en un gimnasio en San Francisco con Avenida Matta. Yo tenía 23 y él como 45. Después nos íbamos a 'El Negro Bueno' a tomar café".

-¿Y el mejor consejo?

"'Huaso', me decía, 'cuando metas la derecha es para terminar la pelea, no es para hacer cariño'. Y así lo hice. Metía la derecha para liquidar. Doce segundos fue la pelea más corta que hice".

-Siempre optó por el boxeo amateur.

"Me mandaron contratos de Chicago y los rechacé. Nunca quise ser profesional, es una brutalidad. El boxeo es un arte. Yo era un boxeador de arte, no de masacre. Si hubiese sido profesional estaría tonto. La única fractura de nariz que tengo no fue en un ring, sino andando en bicicleta, je. Sufro claustrofobia, pero hace poco me hicieron una resonancia nuclear y salió bien. Totalmente sano".

-Cuénteme de la medalla en Melbourne.

"A los Juegos Olímpicos, con Ramón Tapia (plata) y Claudio Barrientos (bronce) fuimos a pata pelada. En Panamá, en una escala del vuelo, la delegación de básquetbol nos quiso prestar zapatillas, nos quedaban grandes y entrenamos así no más. Lo pasamos mal, sin viáticos, sin entrenador y sólo una persona que hablaba inglés. Fui sin nada y llegué con medalla".

-Le ganó a Negrea.

"En cuartos de final le gané a un polaco y en semifinales peleaba con el rumano Negrea. Le cambiaron los guantes en el camarín. El árbitro me sacaba para un lado y no me dejó noquearlo en el primer y tercer round. Iba ganando en los puntos y el árbitro se enoja, habla con los jueces y se devuelve al ring y le levanta la mano. El año pasado me enteré de que el árbitro era rumano. Y era fácil ganarle al gringo en la final. Después fui a Roma y con el ruso también hubo camarín. Pude haber pelado con Alí".

-Ustedes se hicieron a pulso.

"El talento y la calidad vale más. Íbamos sin nada y conseguimos más. De esos tiempos, de los medallistas en Melbourne, sólo quedamos vivos Marlene Ahrens y yo".

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<b>Guantes con historia:</b> los de Lucas en Melbourne 1956.
Guantes con historia: los de Lucas en Melbourne 1956.
Foto:EL MERCURIO


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales