ARTES Y LETRAS

Domingo 20 de Julio de 2003

EXPOSICIONES Fundación Telefónica:
Objetos que son arte

Estos ready-mades simbolizan la aproximación del arte a la realidad. Cuestionan y desacralizan la obra de arte, bella, única e irrepetible. El mismo Duchamp lo decía. Waldemar Sommer fue el curador de la exposición "El objeto en el arte chileno" que se exhibe en la Fundación Telefónica.
GEMA SWINBURN

Para muchos la exposición que se exhibe en Fundación Telefónica es desconcertante, hermética y rupturista. Definitivamente no lo es. Si nos remontamos en el tiempo recordamos que hace al menos 90 años varios artistas ya utilizaban objetos cotidianos para crear sus obras.Así, Marcel Duchamp en 1913, expuso uno de sus famosos ready-mades, la "Fontana", que no era más que un urinario; luego vino la "bicicleta" montada sobre un taburete o el "secador de botellas", lo que por supuesto despertó intensas iras en el mundo artístico de entonces. Estos ready-mades cuestionaron y desacralizaron la obra de arte, bella, única e irrepetible. Waldemar Sommer fue el curador de la exposición "El objeto en el arte chileno". Seleccionó a los 15 artistas más consecuentes de este quehacer. Cada uno de ellos escogió para la exposición uno o varios objetos de uso frecuente o cotidiano para realizar sus obras.

Collages

Dentro del conjunto sorprenden las obras de José Luis Martínez por su enorme carga poética, conceptual y metafórica. Como soporte utiliza cajas de madera de mediano formato para realizar sus collages donde el espectador tiene que unir cabos para interpretarlos y asociar los elementos, sentimientos e ideas ahí expresados. Otro de los aciertos de la exposición es la instalación de Zinnia Ramírez de claro corte ecológico. La artista extrae elementos autóctonos del sur de Chile, de la zona de Arauco, para hablarnos de nuestros ancestros y territorio. Para dar vida a su instalación realiza una recolección de diferentes materiales todos relacionados con la naturaleza ya sea en su estado puro o intervenidos por el hombre. Varios de ellos son objetos manufacturados en madera, los que se mezclan con otros frutos de la naturaleza como son unas gigantescas yucas y variedad de calabazas. Una vejiga de animal como pantalla ilumina tenuemente el ambiente. Tanto la composición como el cromatismo producto de cada uno de los componentes de la instalación nos introducen en un melancólico y campestre mundo de antaño.

El matrimonio Barrios-Balmes hace contundentes aportes a la muestra. Gracia Barrios trabajó una antigua y enorme ventana. Le imprimió a través de pinceladas y signos, claro y diáfano cromatismo, la intimidad y la vida que intuyó dentro de esas cuatro paredes y, por supuesto, plasmó sus propias proyecciones sicológicas que se remontan a la casa materna. Balmes es profundamente trágico. Utiliza cajones cerrados para hablarnos del traslado, del viaje, de la mutación. Es la muerte representada por una caja roja y otra gris. La primera nos remite al acto delictivo y fulminante en sí mismo; la segunda, al reposo final. Ambas, violentas.

Segundas vidas

Víctor Hugo Bravo es uno de los jóvenes que han dado que hablar en el último tiempo. Un carro de comercio ambulante con toldo, una estatua de perro dálmata, un escudo con placa dental negra y una alfombra cuya silueta semeja el escudo nacional componen su obra. Están camuflados. Bravo violenta y dramatiza estos objetos comunes al otorgarles otro significado a través de la mancha irregular de color verde propia de toda amenazante milicia. Una joven dupla también acierta en la exposición. Se trata de Teresa Aninat y Catalina Swinburn, ambas trabajan dos interesantes maletas acrílicas en cuyo interior observamos fragmentos de una vivienda. Una está cargada con restos de suelo y la segunda, de cielo. En esta ocasión las artistas han escarbado simbólicamente el suelo de la sala de arte para enterrar estos antiguos vestigios en el moderno edificio. Andrés Vió es otro de los destacados. Como siempre rescata el papel de diario para otorgarle una segunda vida. Apilado y ordenado se nos presenta un cubo de papel en cuyo centro encontramos una suerte de cono profundo. Además de las formas en sí mismas, interesan las texturas de los diarios doblados y el juego óptico de letras y tintas. Pamela Caviedes destaca con su obra realizada a través de decenas de cubos rojos hechos en origami, antigua técnica japonesa.

Una irónica crítica a la sociedad, a lo fatuo, vacío y carente de contenido es lo que hace Francisco Brugnoli a través de su obra "Los trabajos y los días n". Recurre a una imagen cursi de yeso. Es un niño abrazado a un ganso, la pinta plateada para acrecentar el kitsch y el espíritu presuntuoso, la instala sobre un plinto de madera y la ilumina a través de un barato listón de madera que posee luces amarillas. Lo efímero del esplendor económico es el tema que toca Virginia Errázuriz en su obra. Valiéndose de un sillón afrancesado y una alfombra, la artista descontextualiza el ambiente y cuestiona, por ende, glorias y opulencias pretéritas. Ernesto Muñoz escoge a María Félix. Recurre a retratos fotográficos en blanco y negro. Los interviene para hablarnos del mundo de la actriz, de "María bonita", de su entorno y, por ende, del mestizaje mexicano y americano. Lo representa seleccionando variados objetos. Los más importantes son los hongos alucinógenos aplicados sutilmente en el pelo de la diva. Para acentuar el interés por el mestizaje recurre a unas pequeñas cajitas que contienen simbólicos chiches culturales y religiosos propios de América y Europa.

Livia Marín trabaja la ilusión óptica a través de tapitas de bebidas confeccionadas en poliuretano. Se fija en el gesto y huella que ha dejado el destapador de botellas. La luz reflejada en el negro del material produce interesantes brillos y volúmenes. Carlos Montes de Oca escoge una monumental mochila. Interesa el cambio de formato. El objeto gigante se convierte en un ser espacial de película interplanetaria. Minuciosas y con un mundo particular son las cajas de María José Ríos. En ellas representa pequeños y misteriosos submundos, una suerte de complejos escenarios sicológicos.


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Víctor Hugo Bravo.
Víctor Hugo Bravo.


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales