REVISTA DE LIBROS

Domingo 19 de Diciembre de 2010

 
Kuscevic y Cárdenas: sureños de extremos opuestos

Jessica Atal El estudio de una imagen, la imagen fabricada desde el lenguaje, el lenguaje que surge a partir de la imagen. Desde esta suerte de dialéctica poética, Niki Kuscevic (1964) urde su escritura en Estudio de una imagen (Mosquito, 2010, $6.000): "la imagen/ no tiene palabras/ enhebro mi escritura", para poco después -y en sus propias palabras- desenhebrarla, diseccionarla, hacerla silencio.

Una poesía muy particular es la que nos presenta este poeta de origen croata nacido en Punta Arenas. Él la define como "neo haikus", un ejercicio que comienza con la influencia del modelo japonés. En un libro de setenta páginas, Kuscevic nos entrega 64 poemas de tres versos que hacen una exégesis, acaso una búsqueda ontológica de la forma y del contenido, de la imagen y del lenguaje, en un intento por lograr descifrar las complejas y acaso infinitas relaciones que se pueden establecer entre una y otro. Hasta qué punto el lenguaje es capaz de interpretar una imagen y hasta dónde una imagen interpreta la palabra: "en su lugar sólo quedan ecos y distancias/ la imagen excede mi texto, su muerte/ anuncia mi escritura", escribe Kuscevic en su poema XV. Desde principio a fin, "Estudio de una imagen" conserva su tono analítico y experimental, sin atisbos de lirismo, estableciendo un diálogo lógico entre texto y figura, en el cual parecen estar siempre rozándose el uno con la otra, aunque nunca alcancen la plena fusión: "la imagen oral/ disectada en la escritura/ estrella su reflejo al borde del lenguaje". Con referencias que cruzan distintas artes (el mismo poeta enuncia sus fuentes de inspiración en una página final), desde una pintura de Gustav Klimt hasta una pieza de Schöenberg o de Erik Satie, Niki Kuscevic logra un alto nivel poético que recuerda esa pureza y refinación lingüística de Godofredo Iommi Amunátegui, donde no sobra un solo artículo. Cada palabra es la justa, bien pensada, con la pausa y el silencio característicos del arte oriental.

Otro poeta que escribe desde el sur, desde Chiloé en este caso, es Víctor Hugo Cárdenas (1962). La costumbre de mirarnos fijamente (Mosquito, 2010, $6.000), sin embargo, tiene un tono completamente diferente al libro que revisábamos anteriormente. Me inclino, sin duda, por la poesía más alternativa de Kuscevic, pero rescato en Cárdenas su pasión, su entrega emocional, su darse todo por el todo en el poema, fiel a su esencia militante. Hay que tener agallas siempre para hacerlo. Para eyacular, embriagarse, llorar o escribir con la misma intensidad: "Los poetas/ perdemos la vida en cada verso/ nos desangramos/ hasta que empapamos la hoja de muerte", escribe Cárdenas en su poema "Perdemos la vida", que bien refleja su poesía de orgasmo y estallido.

Aquí hay sentidos. Olfato, gusto, tacto. Hay amigos, por los que bien vale la pena escribir; hay emociones, mujeres, amores; escritura desde los huesos, como llama a la primera parte de su libro. Y en la segunda, "Respirando la aldea", Cárdenas se vuelca a su entorno natural: ríos y lluvias, árboles y pájaros son los protagonistas de poemas que se acercan a la obra de Juvencio Valle, a su tono lárico, sin llegar, sin embargo, al panteísmo que caracteriza a quien conociéramos como "el poeta vegetal", sino denunciando en qué está convertido aquel utópico paraíso. Leamos algunos versos de "Siembras artificiales": "(...) La playa es un poema de emergencia// Las huellas de agua/ quedan en el sedimento putrefacto/ que deja ver el cadáver de las bajas mareas/ la imagen/ el epígrafe/ es un fragmento de pescadores encerrados/ en una jaula que deshoba una lata vacía de salmón". El escenario es la desesperanza, el descuido y abandono en la intemperie, en una realidad sin sabor a aquella vida ya ida, añorada en el verso lánguido y la metáfora algo anestesiada.

Jessica Atal

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir

  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales