NACIONAL

Domingo 24 de Septiembre de 2006

Nato, un grande de las historietas chilenas

El dibujante creó famosos personajes en su extensa trayectoria, como Cachupín.

El dibujante Nato (nacido Renato Andrade Alarcón el 10 de junio de 1921 en San Javier) fue uno de los más destacados del humor gráfico nacional.

A los 12 años se vino a Santiago para trabajar en la fábrica Yarur. El trabajo de obrero no fue de su agrado y buscó otra ocupación.

La forma en que se inició como dibujante cómico es digna de los equívocos de su famoso Cachupín. Se inscribió en un curso de dibujo técnico por correspondencia, pero en el primer sobre venían instrucciones para hacer tiras cómicas.

Lo hizo tan bien que tras quince clases su profesor le pidió que le ayudara.

A principios de los años cuarenta entró al diario "La Hora" como dibujante publicitario.

En la misma época inició su serie de personajes ingenuos y queribles con Pirulín, que se publicaba en la revista "El Cabrito".

En 1941 Nato ingresó a la revista "Estadio", a la sección "Migajas", donde se publicaban pequeñas anécdotas. Al poco tiempo el director Alejandro Jaramillo le pidió una historieta, cuyo nombre se decidió tras una comida de todos los colaboradores de la revista.

Así nació Cachupín que, infatigable durante treinta años, probó suerte en todas las actividades deportivas imaginables, sembrando muchas veces destrucción a su paso a causa de su torpeza. Fue también un símbolo de la revista deportiva más importante que ha habido en Chile.

Otro personaje muy famoso de Nato fue Ponchito, un huasito, que le sirvió para incluir elementos autobiográficos. Lo publicó en los comienzos de su carrera en la revista "Simbad" y apareció hasta hace muy pocos años en la revista "Nuestra Tierra" del Ministerio de Agricultura.

También trabajó como director de arte en la editorial de Guido Vallejos, el creador de "Barrabases".

Vinieron los años de las revistas "picarescas" como "Pobre Diablo" y "El Pingüino". En todas ellas estuvo Nato. Su personaje más famoso de esa época fue Toribio el Náufrago, que recibió en adopción luego que lo abandonaran otros dibujantes.

Entre las otras creaciones de Nato están Pocas Pecas, en "El Peneca", Cucharita, en "Pobre Diablo" y Pituto en "Barrabases".

Lejos de vivir de sus glorias, Nato se mantuvo activo hasta el final. Prueba de ello fue su participación a fines del año pasado en la exposición "Presencia de Andersen en Chile", donde 46 dibujantes locales se inspiraron en cuentos del narrador danés. Nato se hizo cargo de "El patito feo", uno de los más populares.

Además publicó recopilaciones de Cachupín y este año, para celebrar sus 85 años, de Ponchito.

También tuvo participación gremial como vicepresidente de la Asociación de Dibujantes de Chile, nacida para divulgar el cómic en el país.


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir

Foto:EL MERCURIO
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales