NACIONAL

Domingo 1 de Septiembre de 2013

Emotivo funeral del jefe del equipo chileno durante la mediación papal:
General (r) Ernesto Videla fue despedido haciendo énfasis en su rol como constructor de la paz

Muy conmovido, el canciller Alfredo Moreno hizo un reconocimiento a quien fue su estrecho asesor en el Ministerio de RR.EE. durante los últimos años.  
Alejandra Muñoz y Tiago Costas En un emotivo funeral, en que hubo reconocimientos civiles y luego militares, y donde se hizo un homenaje al servicio que prestó al país como uniformado y diplomático, familiares, amigos y autoridades despidieron ayer al general (r) Ernesto Videla, quien falleció el viernes pasado a causa de un cáncer.

La misa fúnebre fue oficiada en la parroquia San Francisco de Sales por el obispo castrense, monseñor Juan Barros, y asistieron el canciller Alfredo Moreno, el comandante en jefe del Ejército, general Juan Miguel Fuente-Alba, personalidades del mundo diplomático y político, quienes junto a la familia y amigos cercanos de Videla colmaron la capacidad del templo ubicado en Vitacura.

Particularmente, se recordó su decisivo trabajo como jefe de la misión chilena que participó en el proceso de la mediación papal por las diferencias limítrofes con Argentina, que concluyó con la firma del Tratado de Paz y Amistad en 1984.

Tras la lectura del Evangelio, donde se recordaron las "bienaventuranzas", el vicario castrense destacó que, "colaborando con la mediación papal, el general Videla fue un constructor de paz, tuvo una contribución valiosa y trascendente en el ámbito nacional e internacional, entonces la fe nos consuela ante su partida con la promesa de que Dios lo llame como hijo. De trabajar por la paz en la patria terrenal puede pasar a gozar de la paz en la patria celestial".

Además, el obispo citó a San Francisco: "Señor, haz de mí un instrumento de tu paz".

Al término de la eucaristía, intervinieron con emotivas palabras una hermana y nietos de Ernesto Videla, en representación de la familia; amigos y compañeros de armas, como el general (r) Patricio Núñez y, en nombre del Gobierno y propio, el canciller Alfredo Moreno.

Emoción del canciller

El ministro de Relaciones Exteriores se refirió al carácter, habilidades y capacidad de servicio público de Ernesto Videla. Visiblemente emocionado, recordó su misión en la Cancillería. "A su profesionalismo, profunda vocación de servicio y capacidad de trabajo, se sumaba un decidido carácter, aguda inteligencia y fina percepción de las dificultades circundantes", afirmó.

El canciller, agregó, sobre la tarea de Videla como jefe de la delegación chilena en el proceso de mediación papal, que "con talento y eficacia logró configurar un destacado equipo de juristas, diplomáticos y técnicos, que lo acompañaron hasta la consecución del Tratado de Paz de 1984, en virtud del cual se superó el quizás más importante desafío internacional de nuestro país en materia de negociaciones diplomáticas, y dio inicio a un progresivo y permanente camino de entendimientos con nuestros vecinos argentinos, que perdura hasta hoy".

Profundamente conmovido, Moreno recordó el fuerte vínculo que forjó con Videla durante estos tres años y medio en la Cancillería, y que, de hecho, lo transformaron en un estrecho asesor del jefe de la diplomacia.

"Estos años se mantuvo vinculado al Ministerio de RR.EE., entregando siempre un aporte certero, equilibrado y útil. Su análisis, producto de su inteligencia y sobre todo por su experiencia, ofrecía aquel ángulo, no siempre evidente, que encontraba la ecuación perfecta entre la contingencia y el interés nacional, entre el movimiento táctico y la mirada estratégica. Se fue construyendo así una relación que derivó en una profunda amistad", dijo Moreno.

Y agregó: "La Cancillería ha perdido a un valioso asesor, y este canciller y muchos funcionarios del Servicio Exterior, (perdimos) a un sabio consejero y, por sobre todo, a un amigo. Hoy despedimos a un hombre justo, recto y honorable. Franco, desinteresado y leal". Su intervención fue aplaudida.

En tanto, Núñez, quien fue compañero de Videla en el curso de Estado Mayor entre 1970 y 1972, destacó la personalidad humilde del fallecido general, pese a que desde su formación militar hasta los últimos días, en todos los cargos que estuvo, siempre destacó.

"Tito Videla fue parte de ese curso y fue su graduado de honor, con merecimiento completo y cabal del logro que significó. Pero él, como ha sido dicho también, con su inteligencia, con su modestia, recibió los halagos y los honores, y jamás se envaneció de ello, al revés, puso su vida al servicio de su país", dijo el general (r) Núñez.

Homenaje militar

Los restos del general (r) Ernesto Videla fueron trasladados luego hasta el Cinerario del Parque del Recuerdo, donde el Ejército y ex compañeros de armas le rindieron un homenaje, que incluyó gestos de especial consideración para un general de brigada.

De hecho, en la ceremonia estuvo presente prácticamente todo el Cuerpo de Generales activos de la institución castrense, como también muchos altos oficiales en retiro.

El general y jefe del Estado Mayor, Bosco Pesse, hizo una reseña del paso de Videla por la institución. "Su trayectoria y obra fue, en muchos sentidos, extraordinaria, y lo fue doblemente: su destacada labor en el Ejército y su meritorio desempeño en la Cancillería, que lo llevó a exhibir singulares talentos que tuvieron el reconocimiento ciudadano", sostuvo.

Además, el general dijo que la muerte de Videla truncó la idea del Ejército de postularlo a una condecoración.

"La institución siempre valoró sus notables virtudes cívicas y militares, a las que unía una gran simpatía, modestia y don de gentes. En gratitud a su magnífica actuación en pro de la paz, el Ejército tenía previsto postularlo para recibir la condecoración Alberto Hurtado, Héroe de la Paz, distinción que se entrega en vida. Su muerte truncó este propósito", dijo Pesse.

Tras finalizar el funeral, se entregó a la familia la bandera que cubría el féretro y se dispararon tres rondas de salvas en honor al general (r) Ernesto Videla.

''A su profesionalismo, profunda vocación de servicio y capacidad de trabajo se sumaba un decidido carácter, aguda inteligencia y fina percepción de las dificultades circundantes".ALFREDO MORENOMINISTRO DE RELACIONES EXTERIORES''La institución siempre valoró sus notables virtudes cívicas y militares, a las que unía una gran simpatía, modestia y don de gentes".GRAL. BOSCO PESSEJEFE ESTADO MAYOR DEL EJÉRCITO

 Mensaje de condolencias desde ArgentinaEl embajador Marcelo Delpech, quien fuera el jefe de la delegación argentina en la Mediación Papal sobre el diferendo austral que terminó con el Tratado de Paz y Amistad de 1984, hizo llegar un emotivo mensaje manuscrito de condolencias, el que fue leído en la misa fúnebre por el ex canciller Hernán Felipe Errázuriz.

Su texto es el siguiente: "Hoy viernes, 30 de agosto de 2013, recibí la infausta noticia del fallecimiento de mi amigo el General Ernesto Videla Cifuentes.

Nos conocimos a través de nuestra común tarea, en Roma, en el período decisivo de la Mediación Papal en la zona del Canal de Beagle.

Su hombría de bien, su honestidad, su lealtad y su brillante inteligencia fueron elementos fundamentales en la concreción del Tratado de Paz y Amistad de 1934.

El General Videla, mi amigo Ernesto, me obsequió años después su magnífico libro "La desconocida historia de la Mediación Papal" con una afectuosa dedicatoria en lo personal y una muy importante referencia en cuanto a la relación entre nuestros países. Es por ello que me permito reproducir sus palabras, ahora y aquí, por todo lo que ellas significan entre chilenos y argentinos.

Comienza así: 'Marcelo: Espero que los jóvenes argentinos y chilenos aprendan de esta historia y que los dirigentes de ambos países sepan construir una paz sólida y estable entre nuestros pueblos...' Lo que sigue a estas líneas son palabras de afecto y reconocimiento que por tratarse de referencias personales las omito para que se conserven en la intimidad de esta amistad profunda y duradera en el pasar de los años, que nació contra toda predicción dadas las circunstancias de la época.

Creo que hoy es importante volver a las palabras para que todos, a ambos lados de los Andes, tengamos presentes sus mensajes para el bienestar de nuestros pueblos.

General Videla, amigo Ernesto, te despido con mucho dolor. Hasta siempre".



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<b>HOMENAJE CASTRENSE.-</b> Con la presencia de casi todo el Cuerpo de Generales activos, el Ejército despidió ayer a Ernesto Videla.
HOMENAJE CASTRENSE.- Con la presencia de casi todo el Cuerpo de Generales activos, el Ejército despidió ayer a Ernesto Videla.
Foto:LUCIANO RIQUELME


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales