INTERNACIONAL

Jueves 8 de Octubre de 2015

Demostración de fuerza de Vladimir Putin:
Rusia escala el conflicto en Siria al lanzar misiles desde buques en el mar Caspio

Proyectiles viajaron 1.500 km para golpear 11 objetivos en territorio sirio. Washington insistió en que ataques están dirigidos en contra de fuerzas opositoras a Al Assad.  
Jean Palou Egoaguirre Si alguien dudaba de la determinación de Vladimir Putin para ir en rescate del dictador sirio Bashar al Assad, el inescrutable Mandatario ruso acaba de dar una muestra de que no está especulando y que su apuesta es firme.

En una compleja operación que demuestra la capacidad de fuego rusa, Putin dio un paso más en su involucramiento en la guerra en Siria al ordenar por primera vez el lanzamiento de misiles de crucero desde buques de guerra ubicados del Mar Caspio. Los proyectiles viajaron unos 1.500 kilómetros -la distancia entre Santiago y Tocopilla- a través de espacio aéreo de Irán e Irak para golpear objetivos en territorio sirio.

"Todos los blancos fueron destruidos y no hubo víctimas entre la población civil. Los resultados del ataque demostraron la alta eficacia de los misiles a grandes distancias", se felicitó el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigu, quien especificó que cuatro buques lanzaron 26 misiles contra 11 objetivos del Estado Islámico (EI), aunque la coalición liderada por EE.UU. cuestionó que se haya atacado a ese grupo terrorista.

Pese a que Shoigu no aclaró qué tipo de proyectiles se utilizaron, expertos creen que los ataques navales de ayer son los primeros en que Moscú ocupa los misiles SSN-30 Kalibr, que hasta agosto seguían siendo testeados por la Armada. Otra opción son los proyectiles 3M-14, que vuelan a baja altura, como un aeroplano o un drón, y que son difíciles de detectar o interceptar en comparación con los misiles balísticos.

Debido a la complejidad de la misión, a su costo y a que existían opciones más simples para provocar el mismo daño -ya sea con cazas o con un ataque desde el Mediterráneo-, se interpretó que Putin quería dar una señal al poner en acción los misiles de crucero que compiten frente a los estadounidenses Tomahawk.

Coordinación

Rusia, además, intensificó ayer la campaña de bombardeos sobre Siria, esta vez en clara coordinación con las fuerzas de Al Assad. Según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, los jets rusos bombardearon 37 objetivos en Hama e Idlib, en localidades bajo control rebelde y donde los insurgentes se enfrentan a militares leales al régimen.

A estas alturas nadie cree la justificación de Moscú, que aseguró que sus ataques -112 hasta ahora- estaban dirigidos exclusivamente contra el EI. Ayer, el Departamento de Estado de EE.UU. indicó que "más del 90%" de los bombardeos rusos no fueron contra ese grupo terrorista, sino que contra facciones opositoras sirias. Y el propio Putin admitió que va a operar en coordinación con las fuerzas de Al Assad: "Espero que nuestras operaciones se sincronicen con las acciones del Ejército sirio en tierra y apoyen de manera eficiente su ofensiva", dijo.

Según expertos, el actual panorama, con ataques de misiles de crucero y en coordinación con las fuerzas terrestres de Al Assad, aleja más que nunca a Rusia de EE.UU. y sus aliados.

"Es claro que los blancos rusos incluyen cualquier fuerza que esté amenazando directamente los territorios controlados por el régimen de Al Assad, y es interés tanto de Rusia como del régimen sirio que se difuminen las distinciones entre el EI y los otros grupos opositores, para que todos sean vistos como terroristas", señala Paul Pillar, analista del Center for Security Studies de la Universidad de Georgetown. "Sin duda que hoy existe un riesgo inmediato de choques fortuitos que involucren a fuerzas rusas y occidentales, lo que haría que se escalara rápidamente a una crisis total. Pero incluso si eso no ocurre, existe el peligro de que la guerra en Siria se convierta cada vez más en una guerra delegada ( proxy ) entre Rusia y Occidente", añade.

David Butter, experto de Chatham House, ve además otros riesgos en la apuesta de Putin: "El mayor de todos es para la población civil. Pero también existe el riesgo de que Rusia golpee tan fuerte a las fuerzas rebeldes que le dé la oportunidad al EI para expandirse. También podría fortalecer al Frente Al Nusra, rama de Al Qaeda, en la medida que aquellos rebeldes que esperan apoyo de Occidente se desencanten y giren a posiciones extremistas".

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Rusia ha tenido por décadas una flotilla en el Caspio, que no está unido a ningún otro mar. Ayer entró en acción.
Rusia ha tenido por décadas una flotilla en el Caspio, que no está unido a ningún otro mar. Ayer entró en acción.
Foto:FRANCE PRESSE


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales