NACIONAL

Sábado 2 de Enero de 2016

Los robos con violencia de vehículos marcaron el año que recién se fue
Portonazo: el delito que cambió la forma de llegar a casa

Claudia Di Girólamo y Vicente Sabatini quieren borrar el episodio que vivieron a las puertas de su casa, en Vitacura, que los convirtió en el primer caso del 2015. Sara Bannura volvió a su hogar tras estar hospitalizada tres meses, y su hija dejó de trabajar para cuidarla, porque tiene secuelas neurológicas.  
Lilian Olivares y Jorge Soto Nunca imaginó Vicente Sabatini, el productor ejecutivo general del área dramática de Televisión Nacional, que al comenzar el año que recién se fue viviría su propio drama. Como de teleserie. Y ello lo convertiría, junto a su mujer, la actriz Claudia Di Girólamo, en la primera pareja en ser víctima de un "portonazo", el concepto que floreció en 2015 de la mano de la delincuencia.

"Ni Claudia ni yo queremos volver sobre eso", dice Sabatini, junto con agradecer el interés y la preocupación.

Ciertamente, es como para querer olvidar lo que les sucedió esa noche de enero, cuando a eso de las once llegaban a su casa, en Vitacura. Di Girólamo se bajó del BMW modelo X5 (año 2013) a abrir el portón y se le acercaron tres jóvenes. Uno quiso robarle la cartera y ella la afirmó con fuerza para impedir que se la arrebataran. El hombre la golpeó entonces en su brazo izquierdo, con una llave francesa. Vicente Sabatini se bajó del auto para defenderla y en ese instante otro miembro de la pandilla se subió al BMW y arrancó con el auto. Los otros dos se fueron en el Hyundai Tucson en que habían llegado al lugar.

En la Clínica Alemana, donde Sabatini llevó a Claudia, le diagnosticaron contusiones múltiples en el brazo izquierdo y en su mano.

El caso fue investigado por la Brigada Investigadora de Robos (Biro).

De los delincuentes nunca más se supo. Tampoco del vehículo que les robaron, que estaba asegurado.

La causa pasó al archivo provisional.

Fue el principio de la generalización de un término que llegó a resumir el miedo a la delincuencia el 2015: llegar a la casa, estar a segundos de ingresar al lugar donde uno se siente más seguro y ser asaltado con violencia, aunque uno pretenda evitarla y resignarse a perder el auto.

El portonazo.

Cambió los hábitos de los chilenos. Muchos nunca más llegaron confiados a su hogar. Comenzaron a bajar la velocidad una cuadra antes de llegar a destino e incluso, si veían algún movimiento extraño, se daban una vuelta a la manzana y volvían a intentar el arribo. Otra medida que adoptaron, especialmente las mujeres, fue avisar por celular que estaban a punto de tocar a la puerta, para que alguien estuviera en alerta por si ocurría lo que todos comenzaron a temer.

"Que no nos roben los Daewoo"

A medida que aumentaban los casos (ver relacionados), distintos grupos comenzaron a organizarse a través de páginas web e incluso chats en la aplicación WhatsApp. Daban cuenta de un movimiento vecinal que iba desde acciones de apoyo a víctimas y propuestas legales, hasta protestas contra las autoridades.

Fue así como se llegó al primer cacerolazo. Pero la primera convocatoria, el primero de julio, tuvo una notoria mayor adhesión en los sectores altos de las ciudades, y el gobierno minimizó el impacto de la delincuencia en la población.

El subsecretario del Interior, por esos días ministro del Interior (s), dijo entonces: "Yo lo único que espero es que, dado que se organizó una manifestación pacífica para enfrentar el aumento de robo de vehículos o de otras cosas en sectores como Lo Curro, Santa María de Manquehue y Chicureo, si a alguien se le ocurre el día de mañana hacer un cacerolazo para que 4 millones 800 mil familias tengan un sueldo superior a 700 mil pesos, ellos también participen".

El 8 de julio, un video se viralizó en YouTube, con una escena recreada de un supuesto periodista reporteando en una población, burlándose de las protestas en el sector oriente. Terminaba con un joven golpeando una abollada cacerola y cantando "¡Que no nos roben los Daewoo! ¡Que no nos roben los Daewooo!".

Un minuto y 18 segundos duraba el video-parodia, cuyo eslogan hizo reír, especialmente a quienes aún no les tocaba.

Entre mediados de julio y agosto se produjeron 11 de estos casos en las comunas de Cerrillos, La Florida, Ñuñoa, Macul y Huechuraba.

 Cuentas para el 2016 de Jorge Miguel OteroEl abogado Jorge Miguel Otero no olvida el violento asalto que sufrió el 30 de mayo, hoy también clasificado como "portonazo", aunque no ocurrió a las puertas de su casa, sino a la salida de un restaurante. La fórmula también se puso de moda el 2015. Se adelantó a poner en marcha el auto, mientras su esposa caminaba más lento, y al instalarse en el asiento se le abalanzaron tres hombres armados que lo golpearon hasta incluso botarle un diente.

Su vehículo apareció dos semanas después, abandonado cerca de Apoquindo.

Tras esa experiencia, que su mujer observó como una pesadilla, cambiaron sus hábitos:

-"A mí me cambió el estilo de vida. Entro siempre marcha atrás a mi casa y todos mis hijos hacen lo mismo. Me fijo bien quiénes hay a mi alrededor antes de subirme al auto y no voy a ninguna parte donde no pueda estacionarme en un lugar cerrado. A mi hija vivo retándola: 'No te pongas de frente, sino en paralelo a la calle cuando llegues; y entra marcha atrás'".

Sus cuentas en materia de delincuencia dejan mucho saldo en contra para el 2016:

-"No tenemos ley corta. La delincuencia sigue figurando en los primeros lugares de las encuestas. Hoy los 'portonazos' son transversales; afectan a todos los sectores. Vas a un mall y hay baleo (como ocurrió en el Alto Las Condes cuando asaltaron una joyería el 29 de noviembre). Un matrimonio va a ver a un familiar a la Clínica Alemana y le hacen un 'portonazo' en el estacionamiento subterráneo (encapuchados armados los asaltaron y se llevaron su camioneta Mercedes Benz AMG el 13 de diciembre, rompiendo las barreras de seguridad en su huida). Y un detective llega a comprar regalos con su esposa embarazada e intenta evitar un asalto en una comercializadora y lo matan (18 de diciembre). El tema es que el Gobierno improvisa y solo actúa por reacción. Este es, desgraciadamente, el estado de cosas con que comenzamos el 2016".

La hija de Sara Bannura, víctima del delito en Huechuraba, dejó de trabajar para cuidarlaA Sara Bannura (62) le pasó en Huechuraba. Vivía feliz con sus dos hijas y su madre en un condominio de esa comuna. Conscientes de que la delincuencia acechaba, tenían una clave: cuando iban llegando a casa se llamaban a sus celulares.

Pero la noche del 27 de agosto no alcanzó a hacerlo. Al acercarse lentamente al portón de su hogar, dos hombres la abordaron hasta empujarla fuera del auto Chevrolet Spark verde encendido, que conducía. Sara, desde afuera, se aferró al volante. Puede haberlo hecho porque era el vehículo nuevo de su hija, piensa ahora la joven. El hombre que se puso al volante arrastró a la mujer unos 30 metros por la avenida Los Libertadores y luego le pasó el auto por encima.

Su hija Constanza rogaba tenerla de vuelta a casa para Navidad. El 18 de noviembre se produjo el regreso, pero Sara ya no es la misma. Constanza, diseñadora industrial, dejó de trabajar para cuidarla.

-"Ella no puede hacer nada sola. Todavía lleva una bolsita producto de la colostomía que le hicieron. Mi mamá entiende algunas cosas y otras no; se le olvidan. No recuerda el accidente que tuvo. Solo sabe que lo último que hizo antes de irse al hospital fue salir al supermercado. Sigue en tratamiento con un sicólogo, un psiquiatra, toma antidepresivos y pastillas para dormir".

-¿De qué están preocupadas ahora ustedes?

-"De cuidar a mi madre, que no se puede valer por sí misma; del bolsillo, de pagar todas las cuentas. Estamos muy endeudadas".

-¿Y qué esperas para 2016?

-Poder volver a nuestra rutina, a la vida que llevábamos antes del asalto a mi madre.

Las medidas tomadas para enfrentar el fenómenoTres fiscales que se dedicarán en forma preferencial a estos casos de robos de autos con violencia, anunció en diciembre el fiscal regional Oriente, Manuel Guerra.

De este modo quiere cambiar el foco del caso a caso, para abordar "lo que es un fenómeno delictual, que tiene que ser trabajado de manera agrupada". La idea es ir "identificando" las bandas y desmantelarlas.

Este es el resultado de más de una decena de reuniones de trabajo entre el Gobierno, las policías, el Ministerio Público y otras organizaciones que se efectuaron a partir del segundo semestre del año, para combatir los "portonazos".

El pasado 16 de septiembre, en La Moneda, el subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy, les dio un mandato a las policías para que en 24 horas diseñaran un plan que neutralizara los robos violentos a vehículos.

El director de la PDI, Héctor Espinosa, anunció la creación de dos brigadas más de robos en la Región Metropolitana.

Luego, el subsecretario de Prevención del Delito, Antonio Frey, dijo que se realizaría un trabajo especial de fiscalización en los locales que funcionaran como "desarmadurías" de vehículos.

El 29 de septiembre se determinó incluir a representantes del mundo privado en el combate a la delincuencia. En específico, se pensó en un plan para que hoteles, malls , autopistas cuenten con lectores de patentes que estén conectados al Servicio de Encargo y Búsqueda de Vehículos (SEBV) de Carabineros. Algunos malls y autopistas firmaron el convenio

El 23 de octubre, el Ministerio del Interior lanzó la aplicación "Alerta Auto", para teléfonos celulares.

Son las medidas del año coordinadas por el Gobierno que, de acuerdo con las estadísticas, estarían dando algún resultado: el subsecretario Aleuy dijo que los "portonazos" bajaron de 109 en octubre a 45 en noviembre.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Víctimas Claudia Di Girólamo y el director de teleseries Vicente Sabatini sufrieron uno de los primeros
Víctimas Claudia Di Girólamo y el director de teleseries Vicente Sabatini sufrieron uno de los primeros "portonazos" en 2015, cuando fueron asaltados a mediados de enero.
Foto:Héctor Yáñez.


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales