VIVIENDA Y DECORACIÓN

Sábado 24 de Febrero de 2001


conjunto matta-viel

Precursor de la Unidad Vecinal Portales, y marcado por la arquitectura moderna de Brasil, el conjunto Matta-Viel surgió en un barrio decadente aportándole una imagen de futuro. En los años 50, fueron un grito en la ciudad.
Brasil había logrado una síntesis que electrizó a las generaciones de arquitectos más jóvenes de toda América Latina. Lo que allí se había logrado era que el movimiento neocolonial, reivindicatorio de las raíces propias, se fundiera con el lenguaje modernista que habían importando algunos pioneros. Fue Getulio Vargas, que llegó al poder en 1930, quien favoreció, y casi impuso, el diálogo de las dos tendencias. Oscar Niemeyer y Lucio Costa de 28 años entonces le darían forma.

Los viajes de Le Corbusier aceleraron el proceso y dejaron dos huellas, el uso del quiebra-sol para controlar el asoleamiento excesivo generador de sombras que, además, dinamizan las fachadas y la utilización de esbeltos pilotes que dan una ligereza, una cierta flotabilidad a los volúmenes, como queriendo despegarlos del suelo. Como se advierte en este conjunto, ambos rasgos se incluirían en la nueva arquitectura chilena. El Ministerio de Educación de Brasil (1937), obra de un equipo encabezado por Costa y en el que participó Le Corbusier, y el pabellón de ese país en la Feria de Nueva York en 1939, creado por Costa, Niemeyer y Wiener, contribuirían a darle relevancia internacional a esta feliz síntesis.

Además, como nación heredera del notable arte portugués del azulejo, sus arquitectos incorporarían su diseño colorido, o cerámicas decorativas de trama muchas veces geométrica, como también se advierte en esta obra de la Avenida Matta. En general, reivindicaron su cultura con una espontaneidad lúdica y reivindicativa, que sedujo a artistas e intelectuales de todo el continente. La audacia desafiante e irreverente entusiasmó a esta oficina de tres chilenos jóvenes Héctor Valdés Phillips, Fernando Castillo Velasco y Carlos García Huidobro que compartían la misma actitud vital.

Aún no habían hecho historia. La Casa Mingo, la Casa Santos en Papudo fueron una novedad pero en pequeña escala. Este conjunto tampoco es un monumento, pero no les importó. Por el contrario, el Movimiento Moderno había nacido buscando soluciones para la vivienda colectiva, economías para los millones de habitantes de un siglo XX atorado por la explosión demográfica, y eso era, justamente, lo que les habían encargado ahí en Santiago Sur. En el proceso se incorporó el que sería el cuarto miembro de la oficina, Carlos Bresciani, quien había permanecido largo tiempo en Brasil, entusiasmándose con su arquitectura.

Aquí podrían demostrar en qué consistía la "buena arquitectura" después de la Segunda Guerra Mundial, investigando la tecnología de la construcción, adaptándose a un presupuesto limitado, desarrollando el ingenio, ubicándose con el entorno respetaron la malla urbana del barrio y, especialmente, dándose el gusto de crear espacios y formas no tradicionales. Ocupando los bordes de Avenida Matta y calles Santiaguillo y San Ignacio, dejaron un área verde interior bien protegida, en el esquema de la tradicional casa con patio. En lo alto, los estanques de agua son escultóricos.

En lugar de recibir pedidos y atender encargos, tomaron las banderas de este movimiento y las aplicaron en cada obra. Sin efectos especiales. Claros y profesionales, simples y concretos, jugaron con las galerías abiertas que permiten en Chile el espectáculo de los cerros cada día, el sol en ellos cada amanecer o cada crepúsculo.

Aunque la Unidad Vecinal Portales, que fue posterior, opacó esta obra, un número de la publicación Cuadernos de Arquitectura (de Barcelona) describió ambos conjuntos residenciales, en 1961, como representativos de una nueva fase de la arquitectura en América Latina.




Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir

Foto:Sebastián Sepúlveda


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales