VIVIENDA Y DECORACIÓN

Sábado 29 de Octubre de 2011

 
Los jardines reales

Son un verdadero oasis en medio del ruido y el tráfico de la ciudad de Londres. Los jardines del Palacio de Buckingham, una extensión de 16 hectáreas donde conviven cientos de plantas y aves, se caracterizan por su diseño suelto y silvestre, casi descuidado, pero sólo en apariencia.  
Desde Londres, Inglaterra Texto y fotografías, Beatriz Montero Ward  Las 16 hectáreas de jardines del Palacio de Buckingham son parte de un extraordinario y enorme paisaje en el mismo corazón de Londres, conformado también por St. James's Park al este y Geen Park al norte. Un hábitat inmejorable para cientos de plantas, aves y otros animales que no requieren más que lo que les da una abundante naturaleza.La historia de los jardines de Buckingham data de comienzos del siglo XIX, cuando el arquitecto John Nash, quien había tenido mucha influencia en el diseño paisajístico de Regent's Park y St. James Park, realizó los primeros bosquejos para el nuevo palacio, alrededor de 1825. Pero estos no fueron tomados en cuenta hasta su dimisión en 1831, cuando el botánico de origen escocés William Townsend Aiton (1766-1849), quien había servido por muchos años al rey Jorge IV a cargo de los jardines reales de Kew, Carlton House y Brighton, y que en 1827 fue designado Director de los Jardines de Su Majestad, se hace cargo del proyecto. Aiton fue quien creó la laguna y un pequeño cerro artificial en el lado sur del palacio -situado muy cerca de las cocheras reales- desde el cual se pueden apreciar bien los jardines en toda su magnitud.Estos se desarrollan en toda la extensión de terreno que mira hacia atrás del palacio, y a ellos se accede a través de la terraza de la fachada oeste, con elegante balaustrada sobre la cual hay doce vasos decorativos. Seis de ellos tienen forma de campana y fueron modelados por Thomas Grimsley en 1829 y realizados en una piedra artificial, denominada Coade, por William Croggon. Los otros seis, en cambio, tienen forma de urna oval y fueron hechos por J.M. Blashfield, probablemente en la década de 1830. Bajando la escalinata se abre una enorme explanada de pasto que es donde se desarrollan los "garden parties" de la Reina, que por lo general tienen lugar en julio y a cada uno de ellos asisten alrededor de ocho mil invitados. Al final de esta pradera se ubica la laguna en la que anidan y conviven flamencos y diversas aves silvestres. Es allí también donde empieza a desarrollarse todo el parque, que incluye una enorme variedad de árboles exóticos, como plátanos, castaños de la India, arces plateados y cipreses de pantano. Entre las rarezas se encuentra un castaño chino (Castanea mollissima) y un árbol de frijol indio (Catalpa bignonioides 'Aurea'), además de un tilo plateado que se plantó en 1977 con motivo del jubileo de plata de la reina (celebración de sus 25 años en el trono). Pero los jardines de Buckingham guardan también la colección nacional de moreras, compuesta por más de 30 variedades. Entre ellas se encuentra una que data de la época del Rey Jacobo I de Inglaterra (1603-1625) quien en el sitio donde hoy día se levanta el Palacio de Buckingham hizo un jardín de moreras para criar gusanos de seda. Lo interesante de estos jardines, que incluyen una casa de verano con flor de la pluma, un rosedal y más de 350 variedades de flores silvestres, es que tienen una apariencia muy suelta y natural, sin nada extravagante ni tan ordenado. En otras palabras, su estética es la de un espacio con la justa mantención; aunque allí trabaja un equipo de ocho jardineros a tiempo completo.Asimismo, cuenta con varias obras de arte, entre ellas el enorme jarrón Waterloo hecho en una sola pieza de mármol de Carrara, que pesa 20 toneladas. Fue encargado por Napoleón para conmemorar sus victorias, y desde 1906 forma parte de los ornamentos del jardín de Buckingham. Todos los años -entre el 1 de agosto y el 30 de septiembre, mientras la reina está de vacaciones en Balmoral-, el Palacio de Buckingham se abre al público. Es al final de este recorrido que se pueden apreciar el sector sur del jardín y transitar parte de los caminos que bordean la laguna antes de salir por la puerta que da a la calle Grosvenor Place. 

Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
En esta explanada de pasto se hacen los famosos
En esta explanada de pasto se hacen los famosos "garden parties" de la reina, a los que asisten alrededor de ocho mil invitados. 


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales