DEPORTES

Jueves 11 de Octubre de 2012

 
Las chicas conquistan el ring

No le temen a la sangre ni a los golpes fuertes. Arriba del cuadrilátero sólo existe la rival y no hay espacio para dudar. En un deporte considerado masculino, las mujeres toman los guantes.  
Laura Muñoz "Ten cuidado, que no te peguen" es lo que le dice, todos los días, la mamá de Javiera a su hija de 16 años. Hace siete meses que Javiera va de lunes a viernes a entrenar boxeo en el Club México. De pequeña practicó gimnasia artística, pero ahora los guantes son parte de su vida. "Lo que me apasiona es subirme al ring. Es tan emocionante que no quiero bajarme nunca. El boxeo es como mi pololo, no lo puedo dejar. La adrenalina de la pelea es adictiva", dice Javiera Guzmán.

Antes de pelear, el acondicionamiento físico es obligatorio. Camila Duarte lleva un mes entrenando con Martín Vargas en el Estadio Nacional, y apronta para su primer enfrentamiento. "El primer día traté de seguir el ritmo del ejercicio, pero a las pocas horas no me podía ni mover. Después el cuerpo se acostumbra y te pide seguir entrenando", reconoce Camila.

La coordinación y el control corporal son fundamentales para la práctica correcta del boxeo. "Lo que me encanta de este deporte es la entrega que tienes que tener. En el boxeo nunca tienes un momento de pausa, la exigencia es constante y por eso necesitas mucha disciplina, concentración y sobre todo entereza a la hora de pelear", señala Carolina Osorio, durante un entrenamiento en la Federación de la disciplina.

En una pelea, hay que reconocer las debilidades del oponente y atacarlas. "Los golpes son parte del boxeo y eso hay que aceptarlo. Es complicado estar arriba del ring porque no sabes qué va a venir del otro lado, por eso hay que entrenar muy fuerte", dice Camila Celis de 14 años.

La adrenalina de subir al cuadrilátero a pelear supera el temor a los golpes y al dolor. "No puedes parar en ningún momento, en el ring no puedes decir "me cansé" y parar. Tienes a un entrenador que está al lado tuyo, exigiéndote al máximo todo el tiempo. Y la responsabilidad recae toda en ti. Si te descuidas, el golpe es seguro", dice Carolina Osorio.

En Chile, las chicas que se motivan tienen una líder. Carolina Rodríguez, la primera boxeadora profesional chilena, con cinco campeonatos nacionales y un panamericano en su palmarés, tiene nuevos objetivos. "Me sentiré satisfecha cuando logre lo que siempre he soñado: ser la mejor del mundo". Está en Argentina hace unos meses para prepararse adecuadamente. "Tengo que estar en otro país para encontrar rivales y pelear. Todo esto requiere un gran esfuerzo económico que tengo que costearlo yo", critica la "Crespa".

A pesar de los escasos recursos, la promesa en el boxeo femenino tiene nombre y apellido: Natalia Matus. Es campeona panamericana de kickboxing y ya es seleccionada nacional de boxeo. "Mi objetivo es lograr una medalla en los Odesur 2014. "No es algo imposible, para eso entreno todos los días".

Pero no todas las mujeres que practican boxeo lo hacen por el sueño de la profesionalidad. En Chile son varios los gimnasios que tienen clases de aerobox, boxing y kick boxing para las que quieren liberar tensiones frente a un punching bag (saco). El boxeo es un deporte que entrega un acondicionamiento físico muy completo. "El pugilismo profesional es poco conocido, pero en clases es muy masivo, porque las personas vienen motivadas a desestresarse y además hacen un ejercicio aeróbico y cardiovascular completo", apuntó Yury Lobos, profesora de boxeo en el gimnasio BXO Boxing.

Martín Vargas, la leyenda del pugilismo mundial, prefiere que las mujeres tomen al boxeo como un deporte recreativo. "Está bien que las mujeres entrenen, que golpeen contra el saco para botar tensiones y desahogarse. Pero yo no estoy de acuerdo en que peleen de manera profesional, porque las lesiones les pueden impedir hacer cosas que deben hacer. No es machismo, sólo digo que el boxeo les sirve a las mujeres como defensa personal".

Esquivando las críticas

La imagen de Rocky ensangrentado, totalmente agotado en una esquina del ring, es quizás lo primero que se le viene a la mente cuando uno piensa en boxeo. Desde esa época las reglas en este deporte han cambiado. "Ha costado que las chicas se motiven con el boxeo porque hay muchos prejuicios. La gente común se queda con la imagen de las peleas con sangre. Actualmente, el boxeo olímpico exige muchas protecciones. De hecho, el que pierde por K.O. no puede volver a combatir por al menos un mes", explica Luis Valenzuela, secretario general y encargado de la rama de boxeo en el Club México.

Al contrario de lo que la gente piensa, el pugilismo no es pura violencia. "Cuando comencé a entrenar me di cuenta de que uno tiene una imagen súper distinta de lo que es el boxeo. Cuando estás ahí te das cuenta que es una disciplina deportiva y que no es tan violento como parece. Lo fundamental es tener una estrategia, utilizar una buena técnica y ser muy disciplinado. No es 'a matar', porque hay un respeto por el rival", dice Carolina Osorio, quien entrena en la Federación de Boxeo en Chile.

Paula Solís fue bailarina del ballet del Teatro Municipal de Santiago por cuatro años. Quería un deporte mucho más extremo y por eso practica boxeo desde noviembre. "El cambio fue fuerte, pero con disciplina todo se puede lograr. A mí no me da miedo que me puedan llegar golpes, porque la gracia está en que uno tiene que saber esquivarlos".

El boxeo es considerado por muchos un deporte netamente masculino. Con esfuerzo y animadas peleas, las mujeres van conquistando el ring. "La femineidad se mantiene, porque depende de cada una como hace este deporte. Se puede seguir siendo una misma mientras estamos arriba golpeando a otras", dice Paula.

"El miedo a que te peguen en la cara, a que te quiebren el tabique de la nariz, siempre va a estar. Durante la pelea uno se olvida de todo eso, porque es tanta la adrenalina, que uno no piensa. En el ring, los golpes no duelen, no se siente cuando te pegan o cuando sale sangre. Lo único que sientes es que la cabeza se va para atrás".Sabrina Solís, 22 años. Entrena en el Club México

36mujeres participaron por primera vez en  los Juegos Olímpicos de Londres 2012,  en la disciplina de boxeo femenino.

Dónde practicar

BXO Boxing

Avda. Las Condes 9792,Las Condes.

www. bxoboxing.com

Club Deportivo Culturaly Social México Chile

San Pablo 1569, Santiago.

www.clubmexico.cl

White Collar Boxing Club

Hotel Panamericano,Teatinos 320, Santiago.

www.escueladeboxeo.cl

Gimnasio Evolution MMA

Apoquindo 7446, Las Condes.

www.humbertonorambuena.cl

Vitalis Academy

Apoquindo 4950, local M-13,Las Condes.

www.vitalisacademy.cl

Escuela de Boxeo Aquiles

Pedro de Valdivia 1985, Providencia

www.escueladeboxeoaquiles.blogsport.com

 "Me gusta el boxeo porque es un deporte rudo"Carolina ArredondoDespués de un año de practicar yoga, la actriz Carolina Arredondo buscaba más adrenalina. "Estaba aburrida de estar meditando, y quería pasar por la experiencia de hacer un deporte más rudo. Supe de las clases de boxeo que hacía Martín Vargas y me motivé altiro", reconoce.

La primera sesión de entrenamiento fue una prueba difícil de superar. "Me quería morir. Estaba cansadísima, me dolía absolutamente todo. Yo creo que por eso me encanta el boxeo: si hubiera sido fácil, quizás me habría aburrido altiro".

Al menos dos veces a la semana, Carolina se pone las vendas y se dispone a golpear: "Voy a liberar tensiones. Me gusta quedar cansada, exhausta. Yo me metí al boxeo porque pensaba que no tenía fuerza, y aquí la he desarrollado mucho".

Por sus apretados horarios de grabaciones y ensayos, Carolina trata de ir lo más seguido que puede. Si pasa dos semanas sin asistir, llama a Martín para explicarle. "Él es una leyenda del boxeo, y me encanta ir a sus clases. Tiene un trato especial con las mujeres, nos deja practicar en un lugar específico y podemos ducharnos antes que los chicos. Pero el entrenamiento es el mismo, no hay diferencias en eso".

Para la actriz de "Los Venegas" y de "Témpano", ir al gimnasio no es una alternativa. "No me gustan porque me molestan la música a todo volumen y las pantallas de TV. En esos lugares, el objetivo es estético. En cambio, cuando haces deporte, lo principal es hacer actividad física en sí, y la figura viene por añadidura".

En el boxeo se trabaja tanto la parte física como la mental. "En las clases de boxeo me despejo y además lo siento como mi espacio personal. El duro entrenamiento te va formando una entereza, una voluntad. Es vital mentalizarse en que tienes que lograrlo, que debes hacer todos los ejercicios aunque no te gusten porque en el boxeo no hay pausas".



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<p>Camila Duarte.</p>

Camila Duarte.




[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales