ACTIVIDAD CULTURAL

Martes 20 de Septiembre de 2011

"Don Pasquale" en el Teatro Municipal:
Un Donizetti inmenso que alterna risa y gravedad

Juan Antonio Muñoz H. Un triunfal regreso tuvo la ópera "Don Pasquale" (Donizetti, 1843) al Teatro Municipal de Santiago, en una versión que se recordará por el afiatado cuarteto de solistas y también por una puesta en escena de estética simple y cuidada línea que sirve bien para describir este drama-cómico sobre la tozudez de los mayores y la descarada y violenta respuesta que pueden obtener de su inmisericorde entorno.

Porque "Don Pasquale" tiene un carácter trágico, de manifiesto en la partitura y no sólo en la trama; hay corrientes subterráneas en la música que comentan con sutileza la gravedad del asunto, sin perder la indudable risa superficial que lo mueve. En este sentido, es notable lo que consigue, sin exagerar las tintas en uno u otro sentido, la dirección de actores y la régie de Fabio Sparvoli. La escenografía (Giorgio Ricchelli) y la iluminación (José Luis Fornuccio) colaboran en la unidad pues la primera, basada en paneles móviles en tonos grises, y la segunda, de luz blanca y/o crepuscular, insinúan la decadencia de una forma de vida o informan sobre el tono melancólico de algunas escenas. La gama de colores del vestuario (Patricia Toffolutti), en grises, blanco invierno y rosa-pastel completan un marco escénico pulcro y bello.

La Orquesta Filarmónica fue dirigida por Antonello Allemandi quien supo transmitir el brío de la obertura y llevar adelante la obra con mano firme y segura, sin descuidar detalles a pesar de los tempi riesgosamente acelerados que impuso, por ejemplo, al cuarteto endiablado con que termina el segundo acto. Sólo se lamenta que el volumen del grupo instrumental jugara a veces en contra de las voces, que en ocasiones aparecían en segundo plano.

El Coro del Teatro Municipal (dirección de Jorge Klastornick) tuvo una actuación notable en sus breves pero fundamentales intervenciones: la serenata de Ernesto transmitió la atmósfera feérica necesaria y la escena del matrimonio, el "ordenado bullicio" tan difícil de administrar.

El cuarteto de solistas fue de gran nivel. Partiendo por el excelente Don Pasquale de Alessandro Corbelli, un bajo que canta su parte y no sólo la declama, como muchos, y que sabe cómo incorporar ternura a este viejo digno de compasión, en especial después de las amenazas con fusta de parte de Norina y de la ominosa bofetada que ella misma le propina. Su "dúo parlato" con el Dr. Malatesta (el barítono Bruno Taddia) fue una de las cumbres de una noche memorable para ambos intérpretes. Hay que poner atención a la figura del tenor Juan Francisco Gatell, quien tuvo a su cargo la parte de Ernesto, una de las más arduas del repertorio donizettiano. La voz es hermosa y el canto, de una fluidez que conquista; lamentablemente, para su debut en Chile se vio algo incómodo producto de un resfrío contumaz. Las funciones que siguen seguramente lo mostrarán en plenitud, pero desde ya es un placer escucharlo en "¡Com'è gentil la notte in mezzo april!". Notabilísima la soprano Laura Giordano, Norina de encantador desplante, caudal generoso, coloratura precisa y sobreagudos brillantes, dueña de un centro pastoso de gran riqueza. Sólo debe sistematizar mejor sus trinos, que pierden regularidad (quizás debido a los tempi ), y cuidar que en cierto sector de su registro la voz se destempla levemente, lo que la hace perder musicalidad.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<b>Alessandro Corbelli</b> (Don Pasquale) y Juan Francisco Gatell (Ernesto), quien estuvo a cargo de una de las partes más arduas del repertorio donizettiano.
Alessandro Corbelli (Don Pasquale) y Juan Francisco Gatell (Ernesto), quien estuvo a cargo de una de las partes más arduas del repertorio donizettiano.
Foto:MARÍA IGNACIA CONCHA
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales