NACIONAL

Viernes 25 de Julio de 2003

VIAJE INCONCLUSO / ¿Acto político o humanitario?:
Motivos de ex prisioneros para volver a isla Dawson

Ex autoridades del Gobierno de la UP y dirigentes de agrupaciones de derechos humanos aseguran que para ellos se trata de un reencuentro con vivencias muy profundas. Esperan que la Armada les permita el acceso mediante los buenos oficios de la ministra Bachelet.
NATALIA AGÜERO Y NIEVES ARAVENA

Muchas razones tienen los ex prisioneros de la isla Dawson para retornar a ese lugar y realizar un acto simbólico que les ayude a seguir reconciliándose con acontecimientos que marcaron sus vidas.

Y quieren hacerlo ahora, ojalá en septiembre, justo cuando se cumplen 30 años del golpe militar que significó su detención en un campo de concentración entre septiembre de 1973 y fines de 1974.

Saben que no es un paso fácil de dar: requiere de un entendimiento con la misma institución que tres décadas atrás los mantuvo cautivos.

La Armada, que posee hoy allí una Estación Naval y regula el acceso a la isla, no está de acuerdo en que esa visita se haga y ya dio una respuesta negativa, pues considera que no pueden realizarse actos de carácter político en un área naval.

Pero los ex detenidos descartan que tenga ese carácter e insisten en que es una iniciativa humanitaria, no política. Confían en que el tema lo resuelva la ministra de Defensa Michelle Bachelet (ver recuadro).

Para algunos significa la posibilidad de cerrar heridas y un capítulo muy doloroso, mientras que otros quieren reencontrarse con una etapa importante de sus vidas.

Son parte de las cerca de 400 personas que estuvieron detenidas en el campo de concentración de Isla Dawson luego del golpe militar.

Casi el 80% correspondía a habitantes de Magallanes, pero también estuvieron entre estos presos las más importantes figuras del derrocado Gobierno de Salvador Allende.

Entre otros, pasaron por ahí Sergio Bitar, Fernando Flores, Aníbal Palma, Orlando Cantuarias, Erich Schnake, Carlos Jorquera, Luis Corvalán, Jorge Tapia, Osvaldo Puccio H., quien estuvo detenido junto a su padre del mismo nombre. Y también integran esa lista personalidades ya fallecidas: Clodomiro Almeyda, José Tohá, Anselmo Sule, Orlando Letelier y Benjamín Teplizky.

Reencuentro necesario

Me gustaría volver no para reavivar rencores ni borrar lo ocurrido, sino para reencontrarme con un espacio de mi vida que pudo haber sido duro, difícil, pero que me acompaña, confiesa Aníbal Palma, ministro de Educación y Secretario General de Gobierno durante la Unidad Popular.

Con 36 años, estuvo alrededor de 8 meses detenido en Dawson. Cuenta que su familia se quedó en Santiago y que la única comunicación era a través de una correspondencia bastante irregular y sujeta a una severa censura.

¿Qué significó para mí? En relación a lo que sufrieron muchos otros que tuvieron menos responsabilidades que yo por haber sido ministro de Estado, no puedo hacer comparaciones ni quejarme.

También quiere volver a la isla Sergio Bitar, ex ministro de Minería durante la Unidad Popular y actual titular de la cartera de Educación.

Yo voy a volver. Creo que es sano y que produce calma al espíritu. Es como cerrar un círculo y reencontrarse con uno mismo treinta años después.

Cuenta que la experiencia post golpe militar fue decisiva en su vocación. Tenía 33 años y decidí allí, tal vez sin darme cuenta, que iba a dedicar mi vida a la política para luchar por que en Chile haya democracia y se respeten los derechos de las personas.

Para ellos, hay vivencias profundas retenidas en ese paisaje. Bitar volcó en su libro Isla 10 la dura experiencia que vivió él y sus compañeros de prisión en Dawson, con trabajos forzados y simulacros de fusilamientos, pero también guarda buenos recuerdos de un grupo humano afectuoso, paisajes muy hermosos y muy fríos.

Cinco meses y medio estuvo prisionero en Dawson el actual presidente del Partido Radical, Orlando Cantuarias. Fue ex ministro de minería durante la Unidad Popular y gestor de la nacionalización del cobre y del carbón.

Me gustaría volver a este lugar donde pusimos a prueba nuestra resistencia física y moral. Me sirvió para probarme y darme cuenta de que podía soportar cuestiones que jamás me habría imaginado, y todo sin menoscabar mi espíritu, sin sentir odios ni ánimo de revancha, explica.

Cree que esta visita se enmarca dentro del cuadro de una verdadera reconciliación, ya que partir con la autorización de la Armada sería un gesto de acercamiento entre esta institución y el mundo civil, sobre todo con los ex prisioneros.

Y concluye: Quisiera volver para recordar esos paisajes, cerrar el capítulo, cicatrizar las heridas y saber que puedo volver como hombre libre y por mi voluntad a un territorio de mi patria, explica.

Distinto es el caso de Erich Schnake, ex senador PS y fundador del PPD, quien tuvo un paso de 5 días por Dawson. Como su estadía fue tan corta asegura que no tiene mayor interés en regresar a la isla, porque su recuerdo es fugaz.

Comprendo que los que estuvieron allá un tiempo prolongado quieran volver, retomar sensaciones del pasado y sacarse un peso de encima. Dicen que es una manera de hacer el duelo. Creo que es perfectamente legítimo y un sentimiento normal, dice.

¿Acto político?

Esta es una oportunidad para que todas las personas que estuvimos ahí y sufrimos lo indecible podamos volver y cerrar un ciclo, afirma Baldovino Gómez, secretario de la Agrupación Cultural y de Derechos Humanos Orlando Letelier.

Su agrupación promueve la idea del retorno a isla Dawson junto a otras entidades de derechos humanos, exiliados, ex presos y familiares de ejecutados políticos.

Para ellos no se trata de hacer un acto político sino humano, aunque reconocen que la visita se enmarca dentro de un programa de actividades que están organizando por los 30 años del golpe militar.

La intención de ellos es ir el 10 de septiembre y aseguran que ya tienen confirmada la asistencia de 35 magallánicos que estuvieron en Dawson y se quedaron en el extranjero después del exilio. El punto es que no saben si lo conseguirán.

La idea es realizar un acto ecuménico con representantes de todos los credos religiosos. Habrá un pequeño acto artístico y un reconocimiento para nuestros familiares y para la familia de un suboficial de la Armada que tuvo un trato muy digno con nosotros, a pesar de las condiciones de represión, dice Gómez.

La Agrupación de Derechos Humanos Salvador Allende tiene otra idea respecto de la fecha. Es partidaria de realizar el viaje en diciembre, porque el 10 de ese mes se conmemora el día mundial de los derechos humanos decretado por Naciones Unidas, y porque así les dan tiempo de llegar a los ex prisioneros que vendrán de países como Estados Unidos, Francia, Holanda, Inglaterra y otros.

Francisco Alarcón, dirigente de la agrupación, explica que el programa de lo que harán en la isla aún no está definido, pero aclara que no se trata de armar ningún desorden, ninguna provocación ni nada por el estilo.

Confiesa que su experiencia de un año en la isla fue tremenda y le gustaría volver para reencontrarse con el lugar, recordar y recorrer ese pedazo de tierra donde estuvo prisionero.

Ex autoridades de la Unidad Popular concuerdan en que este viaje no es político y tienen la esperanza de que las conversaciones entre la Armada y la ministro de Defensa serán exitosas.

Sergio Bitar confía en que la Armada va a realizar un gesto inteligente y lógico de facilitar esta visita.

Creo que hay que darles tranquilidad a los chilenos de que el país y todas sus islas son de todos los chilenos. Una persona puede visitar Puerto Harris, especialmente si ha estado allá, dice.

Aníbal Palma, por su parte, considera absurdo el eventual carácter político que se le pretende atribuir a un acto cuyas características todavía no se han definido: Aún más, la politización se produce al negarse la posibilidad.

No sería en septiembre

Aunque el Gobierno accedió a realizar gestiones ante la Armada para que los ex prisioneros de Dawson puedan viajar al lugar, la probabilidad de que la visita sea permitida en septiembre es muy mínima, impensable, afirman fuentes oficiales.

La ministra Bachelet debe resolver el tema y está haciendo las consultas pertinentes para determinar la forma y la fecha que sea más oportuna tanto para la Armada como para las agrupaciones de Derechos Humanos de Punta Arenas gestoras de esta idea planteada con fines humanitarios y terapéuticos.

En el camino, encontraron de aliado al ministro Sergio Bitar, quien estima insólito que civiles no puedan visitar una parte del territorio nacional y cree que la Armada no puede prohibirlo, pero sí regularlo para que se haga en forma ordenada y por grupos.

Ya hay un precedente: en 1995, el comandante de la Tercera Zona Naval invitó a autoridades regionales de Magallanes a la isla (sólo al sector Puerto Harris), en una visita que buscaba fortalecer lazos con la comunidad. Entre ellos estuvo Baldovino Gómez, entonces gobernador de Ultima Esperanza, quien es secretario de la Agrupación Orlando Letelier, una de las que hoy pide realizar un acto simbólico en Dawson.

La Secretaria de Estado aseguró públicamente que a ella la Armada no le ha dado ninguna negativa.

En la institución uniformada, en tanto, se excusan de opinar.

La Armada, a través de la Tercera Zona Naval, ya ha respondido negativamente a las organizaciones magallánicas que en marzo le hicieron una solicitud escrita. El fundamento de la prohibición es que toda la isla corresponde a una Estación Naval y campo de entrenamiento y no pueden realizarse actos de carácter político en un recinto naval.

El pasado 2 de julio, los interesados en este viaje, se reunieron con la ministra Bachelet, durante una visita de ella a Punta Arenas. Entonces, la ministra se comprometió y, aunque ha dicho que es un tema complejo, pretende que la solución se dé de una forma conciliadora y no impuesta por una orden del Gobierno.




Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
El Comandante en Jefe de la Armada, Miguel Ángel Vergara, deberá dar una respuesta a la ministra Bachelet.
El Comandante en Jefe de la Armada, Miguel Ángel Vergara, deberá dar una respuesta a la ministra Bachelet.
Foto:Nelson Olmos


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales